14 Jul 2018 - 3:13 a. m.

Integración con el SITP, motor y empleo: lo que falta para regular los bicitaxis

Aunque el Ministerio de Transporte ya emitió un borrador de la resolución para regular este servicio, hay varios temas por revisar para que operen adecuadamente en Bogotá. Primero se deben tener los resultados del censo poblacional y caracterización de este servicio de transporte, que se conocerán en el primer semestre de 2019.

Felipe García Altamar / fgarcia@elespectador.com / @FelipeAltamar

Los bicitaxis hacen parte del paisaje de las calles capitalinas desde 2004, aunque la primera vez que se vio fue en 1997, en una campaña a la Alcaldía de Carlos Moreno de Caro. Desde entonces, este medio ha sido tan útil como polémico. Estos vehículos se pueden observar, sobre todo, afuera de algunas estaciones de TransMilenio, y es usado por quienes deben caminar largas distancias desde sus casas, al no contar con rutas alimentadoras del Sistema Integrado de Transporte.

Desde que se consolidaron los bicitaxis ha existido un serio debate, que se ha extendido por la falta de regulación. Los que están a favor, dicen que este medio de transporte no solo beneficia a los usuarios, sino que es una forma de empleo. Los que están en contra resaltan los riesgos en cuanto a seguridad vial y la explotación laboral. Para tratar de poner fin a esta controversia, el Ministerio de Transporte publicó un borrador de resolución que busca reglamentar el bicitaxismo en el país. (LEA: Bicitaxis motorizados: sin aval nacional, ni capital)

A la fecha es tal la falta de vigilancia a este medio de transporte que no se sabe cuántos pueden estar transitando. Según el único censo, que realizó la Secretaría de Movilidad en 2013, en Bogotá circulaban 3.054 bicitaxis. Como la ciudad ha crecido, al igual que este servicio, el Distrito debe esperar la resolución definitiva para luego adelantar una licitación con el objeto de contratar una nueva radiografía de los bicitaxis.

Una vez se adjudique, y según los tiempos de Movilidad, en el primer semestre de 2019 se tendrán los resultados del nuevo censo. Como parte del proceso también se espera contar con un inventario de estos vehículos, determinar su demanda, hacer una caracterización de los usuarios y la situación de los actores del naciente gremio. Esto, sumado a la resolución del Mintransporte, le dará a la Alcaldía una hoja de ruta para saber qué soluciones y medidas formular.

Pero antes de que eso ocurra, durante los próximos seis meses rondará una preocupación mayor: la mutación de bicitaxis a mototaxis, que estarán prohibidos de acuerdo con el borrador del Mintransporte. La razón: hace al menos cinco años se empezó a notar cómo a estos vehículos, de tracción humana, se les empezaron a adaptar motores de combustible.

Hoy, la mayoría de bicitaxis que operan en inmediaciones de las estaciones del Tintal, Portal Américas, Portal Suba, Calle 80, Banderas, y de la Calle 106 a Toberín ya tienen motor. El argumento de los trabajadores es que hoy son más pesados los vehículos y ya no tienen solo dos cupos -algunos llevan hasta cuatro pasajeros-, así que pedalear es más arduo. ("Los bicitaxistas que tengan motor a combustión serán inmovilizados”: Peñalosa)

Aunque han hecho marchas solicitando que les dejen conservar los motores, para el Distrito está claro que no se permitirán. Esto no implica que tengan que volver a pedalear, aunque se mantendrá la opción de usar motor eléctrico. “Las bicicletas adaptadas como bicitaxis no cuentan con un diseño seguro, que cumpla con los requerimientos mínimos para el transporte de pasajeros, pues, generalmente, son operadas en condiciones de sobrecupo, exponiendo a un alto riesgo de siniestro vial. Los conductores de ciclomotores presentan un gran riesgo en la vía, debido a la falta de instrumentos de retención, como un apropiado cinturón de seguridad, un casco y otros elementos que disminuyan el riesgo en la vía”, enfatizó la Secretaría de Movilidad. Entre enero y mayo de este año, la Policía ha impuesto 321 comparendos y ha inmovilizado 222 bicitaxis con motor. 

Más allá de la seguridad vial

Si bien en el borrador de resolución del Mintransporte se plantean medidas en aras de mejorar la movilidad y la seguridad vial, hay dos temas que, según los expertos en movilidad, debe considerar el Distrito, una vez esté en firme la norma y se tenga el censo poblacional del bicitaxismo. El primero es la formalización de los empleados. Esta resolución puede ser la oportunidad de acabar con la explotación de los que pedalean, pues debido a la falta de normas, hay personas que, como ha dicho en varias ocasiones la Alcaldía, tienen hasta 30 bicitaxis con conductores sin pagarles seguridad social.

Así lo considera Plinio Alejandro Bernal. “Hay un tema social asociado al bicitaxismo y se debe buscar cómo garantizarles a esos conductores una oportunidad formal de trabajo. A muchos les inmovilizan el vehículo y no tienen ni siquiera cómo sacarlos de los patios. Esas personas finalmente están brindando un servicio que la gente necesita” .

En esto coincide José Stalin Rojas, del Observatorio de Movilidad de la Universidad Nacional, quien opina que se debe revisar cómo se está organizado este gremio. “La resolución, en términos de operación está bien, pero hay que mirar con cuidado la economía del transporte en el bicitaxismo. Hay organizaciones que están explotando el espacio público, hay dueños de rutas que cobran cupos a los conductores, y es una economía perversa, porque genera mucho dinero, pero no se revierte ni en quien pedalea, ni en seguridad vial”.

El otro tema que plantea Rojas es evaluar la posibilidad de integrar estos vehículos al SITP. “El siguiente paso sería regularizar rutas, habilitar operadores, formalizar laboralmente a quien pedalea, incorporar la seguridad vial. Mientra eso no ocurra, no se debería permitir el bicitaxismo. Incorporarlos al SITP es buena idea, pero también se debería, en el mediano plazo, reemplazar los bicitaxis por vehículos autónomos, operados por los mismos bicitaxistas”.

Aunque la resolución aún está en etapa de revisión, es la oportunidad para organizar un gremio que nació gracias a una necesidad. No obstante, la resolución es apenas la mitad de la tarea para que este objetivo se logre.

Comparte: