Bogotá

3 Oct 2014 - 7:25 p. m.

"La educación artística es un derecho"

Durante el foro “Las artes a la canasta familiar”, realizado por la Secretaría de Cultura, se habló sobre la necesidad de crear convenios entre los países de Iberoamérica para mejorar la calidad de la educación artística.

Redacción Bogotá

Bogotá continúa buscando un espacio en materia de cultura entre las ciudades más influyentes. Es por eso que durante el seminario de educación artística “Las artes a la canasta familiar”, que se realizó esta semana en la Biblioteca Luis Ángel Arango, la Secretaría de Cultura firmó un compromiso con representantes de Ciudad de México para promover el intercambio y la movilidad de docentes entre ambos países.

El tema central del encuentro fue el papel de las artes y la educación artística en la “reconstrucción de nuevas realidades, recuperación de identidades, imaginarios y prácticas culturales y sociales”. Los testimonios de los representantes de diferentes regiones de Latinoamérica apuntaron a la necesidad de implementar una reforma educativa que incluya la enseñanza de las artes como un campo de conocimiento equivalente a las ciencias.

La Secretaría de Cultura mostró los resultados del programa 40x40, que busca que la jornada escolar en colegios públicos aumente a 40 horas semanales. Para lograrlo, el Distrito ha incluido cursos de formación artística, actividad física, recreativa y deportiva.

A corte de agosto de este año, la Secretaría de Cultura alcanzó la cobertura de 74.692 estudiantes: la Orquesta Filarmónica atendió a 8.333, el Instituto Distrital de las Artes (IDARTES) a 22.965, el Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD) incluyó en sus programas a 42.041, el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural atendió a 1.353 y la Fundación Gilberto Alzate Avendaño a 1.085.

Para Lucina Jiménez, antropóloga mexicana especialista en políticas y gestión cultura y asesora de la Unesco, Bogotá va por buen camino. Sin embargo, le preocupa que la región no cuente con políticas de cooperación en materia de educación cultural. En diálogo con El Espectador, Jiménez explica cuáles son los retos de las ciudades que están en proceso de transformación cultural.

P: ¿Cómo encontró a Bogotá en materia de políticas culturales?

R: Está pasando por un momento muy importante. Las ciudades de América Latina comparten una misma reflexión: cómo lograr que las artes formen parte de la vida cotidiana de la ciudadanía. Un paso importante es darle relevancia dentro de la escuela pública. También es importante la integración entre secretarías de cultura y educación para abrirle paso a los derechos culturales. La educación artística es un derecho, y por eso hay que dar la batalla para que éste se vea reflejado en la realidad.

P: ¿Cuáles son los requisitos mínimos para que este derecho sea una realidad?

R: Un problema clave es que la educación artística no se trata solamente de la formación de artistas, sino de la formación de capacidades ciudadanas, como la creatividad, innovación, sensibilidad, estética y diversidad cultural. Es un enfoque que debe tener mayor relevancia. En México enfrentamos otros problemas. Aun cuando el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes depende de la Secretaría de Educación pública, la definición de competencias institucionales no ha sido muy clara en relación con la educación artística ciudadana. Hay iniciativas importantes, como la de Aguas Calientes, que lleva nueve años trabajando en la articulación de educación y cultura.

P: ¿Es necesaria una reforma educativa?

R: Sí. Con la nueva reforma educativa se está buscando, además de la reconfiguración de las artes en el currículo académico, la identificación de perfiles estudiantiles y la apertura de plazas para incorporar a maestros especializados en arte. La idea es que los maestros tengan dos funciones integradas: la pedagógica y la artística. También hay que darle relevancia a la educación artística: es un campo de conocimiento, no algo complementario o relacionado solamente con el entretenimiento. Es un campo de conocimiento que produce conocimientos, igual que la ciencia. También se debe invertir en la formación de docentes, capacitarlos en enseñanza artística. En el seminario he hablado sobre la importancia de mejorar la comunicación entre los países. Justo en estos momentos, Chile, Argentina, Costa Rica y México y Colombia están buscando respuestas aisladas para las mismas preguntas sobre educación y arte.

P: ¿Los problemas de financiación también son comunes?

R: Por lo menos en México tenemos un problema y es que en la administración pasada sí había financiación para los procesos culturales dentro de los programas de hábitat y desarrollo urbano. En esta administración lo quitaron. Es muy importante asignar un rubro, que sea consistente. De lo contrario nada te garantizará una estructura programática con continuidad.

P: ¿Qué avances existen en integración regional?

R: Está la Agenda 21 de la cultura, de la que hacen parte más de 500 ciudades. 2015 va a ser un año clave porque se hará la evaluación del cumplimiento mundial de metas de desarrollo. Una de las metas es la calidad de la educación, que está atravesada por la calidad para la educación artística. Por razones como ésta la cooperación internacional debería asumirse de manera más sistemática.

P: Usted ha sido una de las personas que ha impulsado el Consorcio Internacional Arte y Escuela (Conarte) en México. ¿Qué resultados han obtenido?

R: Conarte es una asociación civil que trabaja con la Unesco y el gobierno mexicano. Hemos estado trabajando en el tema de educación artística desde un punto de vista de educación ciudadana. Cuando existen este tipo de organizaciones es más fácil tener cercanía con la sociedad civil, porque se trabaja constantemente en territorio. Hemos generado 24 mil cupos para estudiantes de canto y hemos formado a más de 5.000 maestros. La idea es que los profesores de Bogotá puedan hacer parte de estos programas.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X