Publicidad
11 Jun 2015 - 2:19 a. m.

La fundación del Taita y el Distrito

El vínculo de la administración con Carare, la organización creada por Édgar Gaitán (procesado por abuso sexual), tiene una larga trayectoria en asuntos sociales.

Redacción Bogotá

Édgar Orlando Gaitán Camacho. / Cortesía
Édgar Orlando Gaitán Camacho. / Cortesía
Foto: YOUTUBE

A medida que avanza la investigación por abuso sexual contra el médico tradicional indígena Édgar Orlando Gaitán Camacho, también se conoce la relación contractual que tenía la organización que él fundó en 2003 (conocida como Fundación Carare), con el Distrito. Al revisar archivos públicos se encuentra que, más allá de los dos contratos con la Unidad de Mantenimiento Vial por $100 millones (revelados por El Tiempo), hay una larga trayectoria que viene desde la administración de Samuel Moreno. La Fundación Carare se ha vendido como una “organización que trabaja por la paz y el mejoramiento de la calidad de la vida humana”. Ha firmado convenios para desarrollar tareas en áreas como salud, cultura, educación, ambiental y la vial.

Aunque Gaitán Camacho aparece como su fundador, por ella han pasado profesionales en diferentes áreas que han prestado sus servicios a varias entidades distritales, tanto a nombre propio como de la organización. Por ejemplo, se pudo establecer que adelantaron proyectos con la Secretaría de Integración Social, entre 2008 y 2009; el Jardín Botánico, en 2009; la Secretaría de Cultura, en 2010; la de Educación, entre 2008 y 2011, y recientemente con la Unidad de Mantenimiento Vial, durante el segundo semestre de 2012.

Entre alguno de esos trabajos se tiene que en 2008 firmó un convenio de asociación para el diseño de “la estrategia de Centros de Respiro para familias cuidadoras y personas con discapacidad, en las localidades de Mártires, Santa Fe y Candelaria”; en 2009 trabajó en un diagnóstico frente a los problemas de 18 colegios distritales, con situaciones críticas de convivencia y ganó un apoyo distrital en plan “Amor por Bogotá’, y en 2010 desarrolló con la secretaría de Cultura el conversatorio con los abuelos y sabedores indígenas.

Gaitán Camacho es reconocido como un importante médico indígena y ofrecía servicios de sanación y limpieza espiritual. Su fama la logró en 1990 cuando fue galardonado con el premio nobel alternativo de paz (Right Livehood). Desde entonces, ha intervenido en estudios sobre medicina indígena y ha sido conferencista en varias universidades. Además, ha intervenido en charlas sobre la medicina indígena y ha organizado talleres por todo el país.

Ahora está en la mira de las autoridades, luego de que la Fiscalía lo capturó para procesarlo por supuestamente haber abusado de al menos 50 mujeres, entre ellas algunas menores de edad. Aunque ya estuvo en audiencia de garantías y él se declaró inocente, quedó detenido en la cárcel de Villeta, donde esperará la acusación formal.

Aunque los posibles delitos por los que se le señala no tendrían relación con la labor que la fundación ha desempeñado para el Distrito y otras entidades públicas, lo cierto es que las tareas que desarrolló Gaitán en estos años le sirvieron para aumentar su protagonismo.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.