12 Sep 2013 - 8:30 p. m.

"La mano negra de la corrupción quiere perjudicarme"

Veedor ciudadano, sospecha que implicados en el robo de la información, pueden estar relacionados con investigaciones sobre la gobernación de Cundinamarca, el Proceso 8.000 y la Contraloría.

Diana Alejandra Cortés Gaitán

Pablo Bustos, presidente de la red de veedurías ciudadanas de Colombia –Red Ver– le dijo a El Espectador que adelantaba varias investigaciones cuando fue víctima de un robo en el que se llevaron información sobre denuncias que publicaría próximamente. Los elementos fueron sustraídos del vehículo en el que se transportada en horas de la mañana del jueves en el norte de Bogotá, mientras aparentemente los ladrones usaron un distractor para alejarlos del móvil.

Entre la documentación desaparecida había información delicada que supuestamente involucra al gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz Vargas; también documentos relacionado con el Proceso 8.000; y algunas de las denuncias que investigaba contra la Contraloría. Así mismo, se le llevaron papeles sobre posibles fraudes en la licitación de alimentos que realiza el INPEC.

¿Cómo ocurrieron los hechos?

Hoy a las 8:30 a.m. estábamos el escolta policial y yo en la 127 con novena en Bogotá. Una persona se aproximó y la vi nerviosa, observadora, muy atenta a mis movimientos. Intenté evitar que se nos acercara. Al salir del sitio el señor que estaba a cargo del vehículo me notó incómodo, así que se bajó y fue hasta donde estábamos nosotros, mientras tanto, dos hombres violentan la seguridad del vehículo.

¿Qué se llevaron?

Dos computadores y dos maletines donde estaba la información de cuatro casos que estoy investigando. En los maletines había dos agendas, documentos que habíamos obtenido: CD, videos, memorias USB y entrevistas.

¿Qué información tenían esos dispositivos?

Veníamos adelantando varios temas: una investigación que le estamos realizando al gobernador de Cundinamarca; el caso de las supuestas interceptaciones que estaría realizando la Contraloría, por las cuales la Fiscalía el miércoles realizó un allanamiento. Nosotros pusimos las denuncias y estábamos esperando que se citara la contralora. También había algo de la licitación de alimentos en el INPEC e información menor sobre carrusel de la contratación en Bogotá.

¿Logró ver a alguno de los criminales?

Vi a la persona que entró y se veía sospecho, pero los que abordaron el carro no. Lo que me llama la atención es que ellos abrieron el vehículo y hubieran podido llevárselo, pero sólo sustrajeron piezas específicas, que tenían que ver con nuestro paquete de información. Incluso, dejaron el vehículo cuidadosamente cerrado; nosotros al subirnos de nuevo alcanzamos a avanzar y fue el conductor quien notó que había algo raro.

¿Quiénes son los responsables de velar por su seguridad?

La Unidad Nacional de Protección y de alguna manera tenemos apoyo de la Policía, pero las medidas que se dieron con el vehículo no eran adecuadas, además, no tenemos medios de comunicación, no tenemos el personal adecuado para el nivel de riesgo que corremos. Otras personas han denunciado que han sido amenazadas por la investigación que estamos adelantando sobre la gobernación de Cundinamarca. Ya estábamos advertidos.

¿Por qué cree que no se les ha brindado la seguridad que corresponde?

A nosotros no se nos han brindado medidas de seguridad por interferencias de personas que pertenecen a la “mano negra” de la corrupción en el país, personas que han sido cuestionadas por nosotros mismos, ellos han interferido políticamente para que no se adopten las medidas que por derecho nos corresponden. A nosotros nos ha llamado Javier Cáceres, el exparlamentario que denunciamos y está privado de la libertad. Después de nuestro regreso al país, por exilio hace un par de años, los archivos de seguridad que había sobre mí en el DAS y en el Ministerio de Interior o en la Policía, tampoco aparecían. Hace un año tuvimos un atentando, uno de los agresores fue herido y después se fugó. La verdad es que son recurrentes los hechos de amenaza, hostigamiento, seguimientos.

¿De quién sospecha?

Pues desde que iniciamos la investigación a la gobernación de Cundinamarca varias fuentes nuestras nos han advertido de las amenazas que han recibido y estábamos a punto de dar a luz pública información sobre el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz Vargas. Un día él me llamó y me dijo que estaba enterado de las investigaciones que estábamos haciendo y me pidió que nos reuniéramos el próximo sábado, pero nosotros no nos reunimos con las personas que investigamos.

¿Dentro de la información que se llevaron qué había?

A parte del tema de la gobernación ya mencionado, información del Proceso 8000. Indudablemente hemos tocado una fibra inexplorada. En los últimos días habíamos hecho un desarrollo muy importante al fraude procesal que es un delito que todavía podía ser investigado sin contar el tiempo que ha corrido desde ese entonces. Además de la serie de inconsistencias en la licitación de alimentos en el INPEC, porque nos dimos cuenta que tanto funcionarios internos a cargo, como grandes contratistas están tratando de manipular ese proceso con funcionarios e instrumentando otras entidades fuera del INPEC.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X