Bogotá

15 Mar 2012 - 10:01 p. m.

La polémica del Bronx

Petro reversa la decisión de destituir al alcalde de esta localidad, luego de haberlo anunciado un día antes por Twitter.

Verónica Téllez Oliveros

Alrededor de la muerte de tres habitantes de la calle el pasado miércoles en el sector del Bronx y el operativo que este hecho motivó por parte de las autoridades, no había nada claro hasta el miércoles. El jueves, tanto el alcalde local de Los Mártires, Luis Ernesto Rincón, como el general Luis Eduardo Martínez, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, señalaron que no se derribaron las casas de los habitantes, sino unos cambuches ubicados en el espacio público.

Hasta el mediodía del miércoles sólo se sabía que tres habitantes de la calle en el Bronx habían sido asesinados y que las autoridades habían iniciado una intervención integral en la zona, que se prolongaría por cuatro días, como lo advirtió en ese momento Antonio Navarro, secretario de Gobierno del Distrito.

Pero minutos después los mensajes enviados por el alcalde Gustavo Petro, por medio de su cuenta en Twitter, desataron una nueva polémica. Petro expresó: “El alcalde local de Los Mártires se va. Esa no es la Bogotá humana”. Y “no puedo estar de acuerdo con el derribo de las casas del Bronx, sin alternativas para los habitantes de la calle”.

Estas aseveraciones tomaron por sorpresa a varios ciudadanos en la red social e incluso al propio alcalde local. Rincón dijo a este diario que no había recibido ninguna notificación oficial de su despido y que aunque respetaba la decisión del alcalde, se sentía lastimado.

Pero además de los asesinatos en el Bronx también hubo pedreas contra seis buses de Transmilenio por parte de habitantes de la calle que, como indicó el general Martínez, son usuales en estas intervenciones de las autoridades. El uniformado también aclaró que la cancelación del operativo la tomó él mismo, al ver que no había albergues suficientes para trasladar a la población luego del desmonte de los cambuches.

Por su parte, el alcalde Gustavo Petro también manifestó que sus trinos no se referían a una destitución. Versión que fue confirmada ayer por la subsecretaria de Asuntos Locales, Blanca Inés Durán, quien dijo que el alcalde mayor sólo recordó que al mandatario local “se le había acabado el tiempo” debido a las elecciones que se aproximan.

Sin embargo, para algunos ciudadanos, que expresaron su confusión respecto al mensaje de Petro en las redes sociales, este fue otro episodio más en el que al alcalde se le fueron las luces al tomar una decisión administrativa por medio de su cuenta en Twitter. Incluso los mismos miembros de la administración no tenían claro qué era lo que estaba sucediendo al respecto el miércoles, como lo revelaron fuentes que pidieron la reseva de su nombre.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X