24 Apr 2021 - 2:01 a. m.

La virtualidad no es tan fácil para los niños con discapacidad en Bogotá

Además de las barreras que conlleva la educación para esta población, la pandemia ha traído nuevos retos tecnológicos y pedagógicos. Las familias han tenido que ocupar un lugar primordial, para continuar la formación.
La virtualidad no es tan fácil para los niños con discapacidad en Bogotá

La educación virtual ha sido difícil para todos los niños. Aparte de que se han tenido que replantear los modelos educativos, para mantener la calidad, ha estado en juego su desarrollo psicosocial. Además, las barreras han sido mayores en el caso de la población con discapacidad. Si bien la virtualidad ha permitido llevar la educación a las casas, se presentan dificultades que en un salón estaban casi resueltas.

¿Qué puede hacer un niño sordo en una clase virtual sin un intérprete? ¿Qué alternativas tiene un ciego para resolver las guías? ¿Cómo llamar la atención de un estudiante con discapacidad intelectual? Cada situación plantea un reto diferente, por lo que así como se tuvo que acelerar la incursión en las clases virtuales y a distancia, los modelos se debieron acoplar para los 20.806 estudiantes del Distrito que tienen algún tipo de discapacidad.

Comparte: