21 Feb 2020 - 12:32 a. m.

Las apuestas de Cundinamarca para estructurar su Plan de Desarrollo 2020-2023

La participación ciudadana ha sido el eje transversal en su construcción. Contará con tres capítulos, entre los que se destacan secciones especiales para Soacha, la integración regional y los ciclos poblacionales, como la niñez y la juventud.

-Redacción Bogotá - bogota@elespectador.com

Gobernación de Cundinamarca
Gobernación de Cundinamarca

La próxima semana, gobernadores y alcaldes de todo el país deberán presentar a los entes ambientales y a los consejos territoriales de planeación el proyecto del Plan de desarrollo, que ejecutarán en los próximos cuatro años. En el caso de Cundinamarca, las últimas semanas han sido fundamentales para darle paso a la participación ciudadana y perfilar las propuestas a nivel regional.

Por ahora, se tiene claro que el programa del departamento contará con tres grandes capítulos, en los que, no solo se desarrollarán los proyectos estratégicos y de alto impacto, que dejó estruturada la administración de Jorge Rey, sino los planes de movilidad; la regionalización, como parte integral de la construcción del área metropolitana de Bogotá; Soacha, como municipio diferenciador dadas sus condiciones, y un capítulo final dedicado al presupuestos y a los recursos que se buscarán en el sector privado.

En cuanto a temas concretos, las prioridades estararán en la construcción del Tren del Norte entre Zipaquirá y Bogotá, y el de Soacha a Bogotá, el fortalecimiento de la economía rural, con la creación de la Agencia Comercial de Cundinamarca y capacitaciones en biotecnología y sistemas de riego, y la  consolidación de semilleros de paz y reconstrucción de memoria.

De acuerdo con Yolima Mora, secretaria de Planeación de Cundinamarca, “la idea es seguir construyendo sobre lo construido, porque muchos de los planes no se logran cumplir en cuatro años. Tuvimos una etapa de consolidación de una metodología especial y ahora estamos en la etapa de diseño”.

Para ello, han abierto diferentes espacios de participación. Uno virtual, a través de una página y una aplicación móvil, en las cuales los cundinamarqueses podrán exponer sus propuestas regionales, así como sus inquietudes. Por el otro, se han organizado encuentros por provincias, en los que se establecieron mesas de diálogos con los alcaldes municipales, concejales, diputados, líderes y sacerdotes, para identificar las necesidades de cada zona y sus posibles soluciones.

“Visitamos las cabeceras de las provincias. Casa por casa, en iglesias y parques encuestamos a la comunidad. Además, abrimos un espacio para que los niños, a través de la gestora social, también aportaran a la conversación, a través de un picnic y juegos, en los que les preguntamos por las cosas que les gustaría tener -la mayoría habla de mayor espacio público-, para luego cruzar estos datos con los principales proyectos”, dijo Mora.

En las mesas provinciales los alcaldes tuvieron 10 minutos para explicar las necesidades de su municipio y la estrategia para solucionarla. Actualmente están condensando esa información con las propuestas ciudadanas, para que el gobernador pueda definir la relatoría final. “Nuestro territorio es muy grande y las necesidades son muy diferentes en cada provincia. Hemos tenido buena participación y se han escuchado proyectos novedosos, pero estoy segura de que el 80% de lo que hemos visto ya lo teníamos planteado”, manifestó Mora.

A la par de la participación ciudadana, se han organizado mesas intersectoriales entre secretarias del departamento con las municipales, así como acuerdos estratégicos para fortalecer la propuesta de área metropolitana, para fortalecer el proyecto de Plan de Desarrollo en temas como ciencia, tecnología e innovación, así como en construcción de paz.

El proyecto debe estar estructurado la próxima semana, para ser radicado ante la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), que debe analizar la parte ambiental, y ante el Consejo Territorial de Planeación, que tendrá que dar un concepto y hacer sugerencias. 

Luego, la gobernación tendrá un mes para dar los últimos retoques, antes de presentar el proyecto de Plan de Desarrollo ante la Asamblea departamental, que tendrá la tarea de estudiarlo, analizarlo y disctutirlo, para aprobarlo o rechazarlo. 

Comparte: