Bogotá

29 Apr 2021 - 8:22 p. m.

Las miradas políticas del Paro Nacional en Bogotá

Para algunos concejales es un desacierto que se promuevan marchas en pleno pico de la pandemia, mientras que para otros, la tributaria es la gota que rebosó el vaso de los reclamos que por años se han hecho desde la capital.

La nueva jornada del Paro Nacional ha despertado diversas opiniones. Está desde quienes lo aprueban y lo ven necesario para manifestar el descontento de la ciudadanía ante premisas como el rechazo a la reforma tributaria y el asesinato de líderes sociales, hasta quienes lo consideran una forma irresponsable de manifestarse, apelando al hecho de que se pasa por uno de los puntos más críticos de la pandemia.

Consultamos a varias voces de líderes políticos en la capital para conocer la opinión que les ha generado esta nueva jornada de protestas y esto fue lo que respondieron:

Diego Laserna, concejal del partido Alianza Verde

No creo que la reforma tributaria sea la principal causa de la inconformidad que se expresó ayer en el paro. Lo que pasó está conectado con el paro de 2019, que es el descontento de mucha gente con la situación económica y política del país. La reforma tributaria fue como la gota que rebosó la copa.

En Bogotá seguirá habiendo movilizaciones, por lo menos hasta las elecciones presidenciales. Habrá movilizaciones todo el tiempo, con o sin pandemia.

Sobre los actos vandálicos. Acá lo que hay es una incapacidad de las instituciones de concentrarse, en algunos casos, en comportamientos no deseados y hacer justicia. Eso aplica tanto para manifestantes violentos como para la Policía. Así como no pasa nada con los manifestantes violentos que saquean, destruyen… aunque la Policía pueda anticipar que eso va a suceder nunca son judicializados, y debería haber una estrategia para eso, tampoco sucede nada con los abusos de fuerza por parte de la Policía, y esos dos fenómenos van de la mano y los dos requieren atención del Gobierno.

Sara Castellanos, concejal del partido Liberal

Debemos reconocer el derecho que todos tenemos a la protesta, pero rechazar el vandalismo. El paro refleja la indignación que la mayoría de los bogotanos siente con la reforma, la cual se presentó de forma inoportuna porque en muchos casos afecta a la clase media, a los comerciantes que en este momento están en un proceso de recuperación, además de otros afectados como aquellos a los que se pretendía cobrarles IVA del 19 % en los servicios públicos, o a los computadores que permiten que los niños puedan estudiar en casa.

El Gobierno se equivocó en no buscar espacios de diálogo con los ciudadanos para construir esta propuesta de reforma antes de ser radicada. Esto lo han aprovechado algunos sectores para incentivar el odio en las calles de nuestra ciudad. El presidente debería retirar esta reforma y presentar una nueva que reuna las visiones de los diferentes sectores y ciudadanos.

La alcaldesa debe tomar en serio la protección de todos los bogotanos y evitar el vandalismo, no solo de los que marchan, porque no podemos permitir que los que trabajan o abran sus locales sean los más afectados por el terrorismo de los vándalos.

Emel Rojas, concejal del partido Colombia Justa Libres

Uno podría pensar que la situación del país, la misma reforma tributaria y los efectos de la pandemia hacen necesario un paro. Una manifestación en contra de lo que está pasando, eso sería viable. Con lo que no estoy de acuerdo es con las marchas en pleno pico de la pandemia, porque si bien están amparadas por la Constitución, deben aplazarse hasta que este pico pase.

Insisto en que si es necesario militarizar Bogotá para evitar los actos vandálicos, hay que hacerlo. El problema es que tenemos una alcaldesa que está en campaña a la presidencia, y ayer dijo que todo estaba bien. Ella debería dedicarse más a respaldar la fuerza pública y a poner la situación en blanco y negro, decirle a la gente que ayer no debieron de haber salido a marchar.

Tampoco creo que debiera cerrarse el Transmilenio pues la gente no tenía cómo volver a sus hogares.

Inti Asprilla, representante a la Cámara por Bogotá

Vimos una jornada de paro en la cual los colombianos de todas las edades y de todas las ideologías se manifestaron de las más diversas maneras: con actos culturales, desde las casas, en las redes sociales. Yo por ejemplo le tiré un huevo simbólico a una pancarta de Duque y Carrasquilla, para que cosas como estas (lo dice mientras mira hacia el Palacio de Nariño), las más de 20 camionetas que el Gobierno de Iván Duque le dio por estrenar en medio de una pandemia, no sigan ocurriendo, y para que dejen de malgastar nuestro dinero. Para que no anden diciendo que nosotros tenemos que responder por la irresponsabilidad de ellos.

El paro sigue, se mantiene e irá hasta el 2022. Porque ayer el Esmad le hizo perder el ojo a una joven en Bogotá; ayer un policía asesinó a un joven en Cali, mientras ustedes (mirando hacia el Congreso) mayorías de la Comisión Primera le juegan a hundir el proyecto contra el abuso policial. Quieren e insisten en la impunidad del abuso policial.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X