Bogotá

15 Jun 2019 - 3:00 a. m.

Las precisiones ambientales que le deben hacer al POT de Bogotá

Casi al mismo tiempo de la firma del acta de concertación de los asuntos ambientales rurales con la CAR, Planeación recibió el aval de la Secretaría de Ambiente con respecto a los temas urbanos. Dentro de los requerimientos se pidió incluir planes de manejo y la realinderación de ríos y humedales.

Mónica Rivera Rueda / mrivera@elespectador.com - @Yomonriver

El Distrito ya cuenta con el acta de concertación que necesitaba de la Secretaría de Ambiente sobre el proyecto de Plan de Ordenamiento Territorial (POT). Allí se evaluaron temas relacionados con fuentes acuíferas urbanas, como humedales y el río Bogotá, y la arborización en la ciudad, entre otras cosas.

Para el análisis, que se dio en paralelo con el estudio ambiental rural que hizo la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), se establecieron 19 mesas de concertación —una por cada localidad, excepto Sumapaz— mediante las cuales estudiaron las propuestas ambientales urbanas en cada uno de los capítulos del proyecto.

Esto llevó a que se hicieran recomendaciones y ajustes, tanto en el documento técnico de soporte como en su correspondiente cartografía. La mayoría de las precisiones solicitadas se hicieron para tener mayor claridad sobre algunas necesidades que se ponen de manifiesto en el POT.

De acuerdo con Óscar López, subsecretario de Ambiente, “se realizó una revisión integral. Hay estudios y situaciones con respecto a las actualizaciones de planes de manejo, que se han analizado y se le pide al Distrito incorporar”.

Por ejemplo, uno de los casos que se puso sobre la mesa fue la realinderación del río Tunjuelo, debido a que dentro del proyecto POT se tuvieron en cuenta los planteamientos del anterior Plan de Ordenamiento Territorial, pero no la modelación completa del afluente, que se realizó en 2018.

Teniendo en cuenta esta última intervención, “se le pidió a la Secretaría de Planeación que incorporara las adecuaciones que se han hecho en el río, dentro del proyecto, ya que estas actividades han sido importantes en la legalización de barrios aledaños, así como ha permitido reducir y modificar el mapa de riesgo que se planeaba hace 15 años.

Para Camilo Cardona, subsecretario jurídico de la Secretaría de Planeación, la mayoría fueron observaciones y precisiones técnicas frente a lo que se plantea dejar. “Los ajustes se hicieron sobre cosas que sí teníamos previstas, pero la Secretaría de Ambiente pidió mayor claridad”.

Entre las observaciones, se le solicitó al Distrito incluir los planes de manejo ambiental de los humedales, así como los de manejo de las aguas lluvias, la actualización de las zonas de riesgo en la ciudad e incorporar las franjas de adecuación de los cerros orientales, entre otras cosas.

Con respecto al cambio climático, se le solicitó al Distrito especificar la estrategia de adopción y mitigación de esta problemática. “Hay dos temas claves: los sumideros de carbono y toda la estrategia de arborización urbanización. El POT se vuelca a bajar las emisiones, por lo que se solicitó mayor claridad con respecto a las reglas, por ejemplo, de las estaciones de buses eléctricos que antes no se habían planteado.

Pero quizás una de las solicitudes más relevantes fue la inclusión de los ajustes que se hicieron en abril de este año al Plan de Ordenamiento y de Manejo de la Cuenca Hidrográfica (Pomca) del río Bogotá, en el que se establecen nuevas condiciones para la conservación del afluente.

El nuevo Pomca les da 12 meses al Distrito y a los municipios aledaños al río para implementar en sus planes territoriales la nueva normatividad. Dado que en Bogotá se adelanta el estudio de un nuevo POT, la Secretaría de Ambiente considera pertinente tenerlo en cuenta antes de que sea presentado en el Concejo, con el fin de evitar modificaciones futuras.

Con respecto al programa de arborizado, la Secretaría de Ambiente resaltó que la actual administración fue la primera en crear un plan local de arborización urbana que, de acuerdo con el POT vigente, cada administración debía plantear y actualizar, pero ninguno de los anteriores gobiernos lo hizo.

Con esta firma, que se consolidó el pasado 7 de junio, ayer la Secretaría de Planeación presentó la nueva versión del proyecto de POT con las actualizaciones ambientales producto de las concertaciones con la CAR y la Secretaría de Ambiente, así como con las recomendaciones que se aceptaron de la etapa de participación.

Esta última versión del proyecto fue entregada a las 3:00 p.m. ante el Consejo Territorial de Planeación Distrital (CTPD), que tendrá hasta el 31 de julio para dar su concepto. En medio de este proceso, de acuerdo con Carmona, Planeación seguirá discutiendo el nuevo POT con las comunidades, razón por la cual se esperarán más cambios.

Una vez finalizada esta fase, el Distrito tendrá que determinar qué observaciones del CTPD acoge para incluirlas en el documento final, que deberá entregar en el segundo semestre del año al Concejo, corporación que tendrá el reto de estudiarlo y aprobarlo antes de que acabe el año.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X