30 Oct 2019 - 10:59 p. m.

Las propuestas de Claudia López para mejorar el acceso a la vivienda en Bogotá

Parte de sus iniciativas se concentran en promover la construcción de viviendas tipo VIS y VIP. Su plan de gobierno apunta a una ciudad compacta y financiación para mejoramiento de casas y apartamentos.

Diego Ojeda / @diegoojeda95

En Bogotá, según cifras del DANE, habían 2,3 millones de viviendas en 2018.
En Bogotá, según cifras del DANE, habían 2,3 millones de viviendas en 2018.

El actual secretario del Hábitat, Guillermo Herrera, estima que para el año 2031 Bogotá necesitará cerca de 816.000 unidades de vivienda nuevas, eso representa el 34,7% de la totalidad que, según el DANE, tuvo la ciudad en 2018. Con esto se anticipa una significativa demanda de acceso a este tipo de inmuebles. El cómo responder a esa necesidad, en parte, será uno de los principales retos de la alcaldesa electa, Claudia López

López asegura que promoverá la construcción de viviendas del tipo VIS y VIP, una propuesta que podría ir encaminada a satisfacer la demanda anteriormente descrita. Si bien, en su plan de gobierno no detalla cuántas unidades considera apropiado construir, sí se evidencia una intención por favorecer el acceso de estos inmuebles a las personas de más bajos recursos. 

Lo anterior tiene su sustento en que, en Bogotá, las Viviendas de Interés Social (VIS) son aquellas cuyo valor no sobrepasa los 150 salarios mínimos, esto es, cerca de $124 millones. Las Viviendas de Interés Social Prioritario (VIP), por su parte, son las que llegan hasta los 70 salarios mínimos, es decir, casi $58 millones.  

Este tipo de viviendas son las que cobija el subsidio que ha venido promoviendo el gobierno, desde la administración Santos, denominado como 'Mi Casa Ya’ y que beneficia a la población de menor ingreso salarial. En Bogotá un ciudadano puede aspirar a recibir más de $41 millones para pagar la cuota inicial de su casa, además de un subsidio a la tasa de interés del 5% Efectivo Anual. 

Los detalles de cómo acceder a estos beneficios usted los puede conseguir por medio de un artículo que titulamos ‘Bogotá aun tiene disponibles el 60% de los subsidios de vivienda’. Toda esta información de contexto es para explicar que el por qué se podría considerar positivo que López prometa promover la construcción de este tipo de viviendas.

Pero del ‘dicho al hecho hay mucho trecho’, y no se especifica cómo se promoverá la construcción de viviendas del tipo VIP, pues encontrar apartamentos o casas nuevas de $58 millones en Bogotá, según cifras entregadas a este medio por Camacol, es casi imposible.

“Promoveremos un semillero de propietarios y un programa de vivienda en arriendo para población vulnerable”, se lee en el programa de gobierno de López.

En cuanto a expansión, volviendo nuevamente a la proyección de 816.000 nuevas unidades de vivienda para 2031, muy contrario a lo propuesto por Peñalosa, que era expandir la urbe a nuevos sectores residenciales como Lagos de Torca (al norte de la ciudad) y Tres Quebradas (al sur, en Usme), entre otros, López le apunta una ciudad “compacta”. 

Así la describe en su plan de gobierno: “Nuestro modelo de ordenamiento territorial primero protege el agua y la estructura ecológica principal de Bogotá, desarrolla sistemas de transporte público masivo multimodal, limpio con la red de metro como eje estructurante y construye ciudades compactas y sostenibles, con vivienda y equipamientos dignos”.

López también promete que fortalecerá la institucionalidad asociada al proceso de licenciamiento y construcción urbana. En suma, atacará la tramitomanía para que así se mejoren los tiempos para la gestión de los proyectos.

El abanico de propuestas en materia de vivienda, también incluye alternativas para quienes actualmente disponen de una casa propia pero tienen la intención de mejorarla o ampliarla. Para ello López propone modalidades de financiación, pero no detalla cuáles serían. 

Lo que sí detalla es el acompañamiento que recibirán estos propietarios por parte de profesionales de la curaduría urbana pública, ellos también atenderán, de forma gratuita, las solicitudes de licencia.

 

Más datos de contexto

 

Según la encuesta Nacional de Calidad de Vida adelanta por el DANE, en Bogotá, para el año 2018, solo el 40,1% de los hogares aseguraron tener vivienda propia. El resto se concentra en casa propia que se está pagando (9,2%), que vive en arriendo (43,5%), que vive en el inmueble con el permiso del propietario y este no le cobra (6,2%) y que vive en posesión sin título de propiedad o es una propiedad colectiva 1,1%.

En Bogotá, los hogares con jefatura femenina son el 36,9%. De otra parte, en la capital el 13,6% de las cabezas en los hogares, o su cónyuge, se considera pobre. 

Comparte: