Publicidad
5 Sep 2020 - 2:00 a. m.

Las tecnologías de la nueva realidad

En la nueva realidad, la capital apoyará su reactivación económica en tecnologías útiles para el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad. Estos son algunos artefactos y aplicaciones que harán parte, de ahora en adelante,  de la cotidianidad de los bogotanos.

Diego Ojeda

Periodista

Felipe García Altamar

Periodista Político.
Estos módulos todo en uno agilizan el proceso del protocolo de bioseguridad en establecimientos públicos en Bogotá
Estos módulos todo en uno agilizan el proceso del protocolo de bioseguridad en establecimientos públicos en Bogotá
Foto: El Espectador - Mobiit

El COVID-19 sigue siendo una amenaza y la vieja normalidad parece distante. Es por eso que líderes políticos se refieren a este tiempo como “la nueva realidad”, es decir, un esfuerzo por continuar con la cotidianidad, pero adoptando medidas que mitiguen la propagación del virus y el riesgo. A diferencia de otras pandemias, la del coronavirus se ha caracterizado por el protagonismo que ha tenido la tecnología de consumo masivo para reducir su impacto.

Como ejemplo están las aplicaciones de mensajería instantánea y videollamadas, que hacen posible el trabajo y la educación en casa. Sin embargo, la lista de emprendimientos nacidos en la pandemia es amplia y abarca desde equipos para el sistema de salud hasta herramientas para empresas y restaurantes. Aquí un breve panorama de las tecnologías que serán parte de “la nueva realidad” en Bogotá.

Prototipo de ventilador

Para comenzar la lista de esfuerzos, hay uno que se destaca y, si bien sigue en prueba, es un ejemplo de cómo los retos que planeó la emergencia motivaron la investigación. Según la OMS, el 14 % de las personas con COVID-19 presentan cuadros graves que demandan oxigenoterapia y cerca del 5 % requieren ser tratados en UCI. Fue en sintonía con esa necesidad que la Universidad de La Sabana empezó a trabajar en la fabricación de ventiladores mecánicos, equipo clave para atender la enfermedad.

Este se pensó como una alternativa local ante la posible escasez de estos aparatos por cuenta de la pandemia. Aunque no alcanzaron a estar listos en el primer pico de la pandemia, ya que siguen en pruebas clínicas, de concretarse a futuro llenaría un vacío que persiste en el sistema de salud del país.

Todo en uno en bioseguridad

Johana Chaparro y su esposo forman parte del gremio de los bares, uno de los más afectados por la cuarentena. Pensando en la reactivación de su negocio y, al mejor estilo de Microsoft y Google, se ingeniaron en el garaje de su casa un módulo que cualquier negocio puede poner en la entrada para cumplir los protocolos. Este es un “Todo en uno”, similar a los detectores de metales, que se encuentran en los aeropuertos, capaz de hacer mediciones de temperatura, llevar el control del aforo en el establecimiento, suministrar gel antibacterial, desinfectar la suela de los zapatos y escanear las cédulas o los pasaportes de las personas.

Sin embargo, según Chaparro, el fuerte está en su interior, ya que integra un software desarrollado por ingenieros colombianos, capaz de suministrar información para la realización del cerco epidemiológico, por si acaso se cuela un paciente asintomático y se requiera identificar a las personas con quien tuvo contacto cercano. Estos emprendedores esperan comercializar su producto bajo la marca Mobiit. El módulo, explican, puede ser modificado según las necesidades de los usuarios, lo que hace que su valor varíe entre $2 y $9 millones.

Plataformas de reservas

Bogotá avanza en la implementación del piloto “A cielo abierto”, que busca la reactivación de restaurantes, gastrobares y demás actividades que puedan realizarse al aire libre. El Distrito ha dispuesto la medida de que los comensales hagan una reserva antes de acudir al establecimiento, para tener controlado el aforo y llevar un registro de datos, que ayuden a las autoridades por si se necesita realizar un cerco epidemiológico.

La secretaria de Desarrollo Económico, Carolina Durán, explicó a El Espectador que para esto no existe una única plataforma, sino que el comercio tiene la libertad de adoptar la tecnología que más le convenga.

Sin embargo, la oferta es amplia, pues puede ir desde aplicaciones como The Fork y Atrápalo, pasando por sistemas como Pre Crompo, Even Site, Eve y Cover Manager, y llegando a simples sistemas como bases de datos manejadas en Excel o Google Docs. Para evitar enredos, la recomendación es hacer las reservas por redes sociales de los comercios o por teléfono.

Control de los empleados

La reactivación económica fue la inspiración para que una empresa familiar colombiana inventara Preventic, una plataforma de creación, montaje y lanzamiento automatizado de campañas de prevención y seguimiento del estado de salud de los trabajadores. El objetivo con este tipo de desarrollos es que las compañías, cuya fuerza laboral no pueda hacer trabajo en casa, eviten convertirse en foco de contagio. Incluso después de la pandemia, estos emprendedores esperan que su desarrollo siga siendo útil, pues podría ser utilizado para el cuidado de la salud emocional de los trabajadores.

Control de aforo vía wifi

Hace cuatro años, desarrolladores bogotanos de las universidades Distrital, Piloto y Uniagustiniana crearon una tecnología para recopilar información a través de zonas wifi. La herramienta se ajustó como solución para la reactivación económica, pues mide aspectos que ayudan a controlar el aforo de lugares cerrados, como restaurantes, centros comerciales, bancos, entre otros.

Edwin Pardo, cofundador de DataWifi, empresa que desarrolló la herramienta, explica que hay dos niveles de medición: el básico, que es anónimo y funciona con cualquier dispositivo que tenga wifi, y el avanzado, que funciona cuando el usuario se conecta a la zona wifi. “Es una tecnología de control de afluencia que puede hacer conteo de personas en un espacio, y cuando un número determinado de personas se encuentra cerca lanza una alarma”, comentó.

Un nivel más avanzado, en el que el usuario debe aceptar los términos y las condiciones que le informan que su actividad wifi está siendo monitoreada, permite medir el distanciamiento entre cada persona o el tiempo de permanencia en el lugar. La empresa trabaja en una unidad de datos para analizar históricos y crear modelos predictivos para saber cómo y por dónde se mueve la gente. “Así sabemos en qué zonas de un determinado espacio se acumula la gente y otros datos con los que se pueden anticipar acciones”, agregó Pardo.

Antes de la pandemia el desarrollo funcionaba en más de mil sedes bancarias. Ahora funciona en 20 centros comerciales de Bogotá, Tunja, Barranquilla y Villavicencio, y está en planes de llegar a otros países de la región. Han recibido críticas, como la mayoría de desarrollos de esta época, por el manejo de datos, pero sus promotores aseguran que el usuario sabe cómo manejan la información y deben ceñirse a las políticas de seguridad digital del lugar que los contrata.

Transformar las ventas del sector construcción

Como la construcción es una de las impulsoras de la reactivación, muchas de las soluciones tecnológicas se esperan aplicar en este sector. En ese sentido, según expertos, más que nuevas tecnologías el sector necesita agrupar herramientas para que se mantenga activo y vigente con su modelo de ventas. De acuerdo con James Hernández, presidente de la consultora colombiana Trust Corporate, la innovación debe ser el eje para que el sector no vea afectadas sus metas debido a la emergencia sanitaria.

Modelaje de información para anticipar posibles errores y controlar costos, impresión 3D de proyectos a escala, realidad virtual para promover proyectos, realidad aumentada para revisar los detalles de los espacios y drones para controlar la ejecución de las obras son, según Hernández, las claves para que “los clientes se involucren con las obras, que las sientan vivas y las puedan interpretar”.

Felipe García Altamar

Bogotano. Periodista de Uninpahu. Vinculado a El Espectador desde 2014. fgarcia@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias