11 Dec 2018 - 11:34 p. m.

Ley seca en Corabastos comenzó a regir desde este miércoles

La medida estará vigente por los próximos tres meses, las 24 horas del día, en cercanías de Corabastos y sus alrededores, exceptuando los establecimientos de comercio que se ubican sobre la Avenida Ciudad de Cali.

-Redacción Bogotá - bogota@elespectador.com

A partir de este martes comenzó a regir la controvertida Ley Seca en  la central de Abastos y los barrios María Paz y El Amparo. Con la medida, el Distrito  busca establecer el orden público en la zona y mejorar la seguridad, evitando el consumo y expendio de bebidas embriagantes las 24 horas del día, por los próximos tres meses.

Lea: Ley seca en Corabastos: ¿hay punto de equilibrio? 

La restricción prohíbe la ventra de licor en espacios públicos, sin embargo excluye cinco sectores, entre los que se encuentran los establecimientos de la Avenida Ciudad de Cali, que pr el uso del suelo y por ubicarse en vías arteriales, cuentan con el permiso para la comercialización de las bebidas embriagantes. 

Según explicó la administración al conocerse el proyecto, la zona donde operará los próximos meses la medida está dentro del top 20 de las más violentas de la ciudad, siendo la número 13 en materia de homicidios y la 17 en lesiones personales. “Esta UPZ concentra el 16 % de los homicidios que ocurren en Kennedy, el 11 % de las lesiones, el 9 % de las riñas y allí se imponen el 10 % de los comparendos por porte de armas y sustancias peligrosas, en áreas comunes o lugares abiertos al público”.

De acuerdo con cifras de la Policía, la localidad de Kennedy concentra el 15 % de los homicidios y el 13 % de las leciones personales que se presentan en la ciudad.

Con respecto al cumplimiento del Código de Policía, en esta zona se han impuesto, en promedio, el doble de comparendos que otras zonas de la ciudad, por lo que desde hace un año la Secretaría de Seguridad ha centrado los esfuerzos en recuperar las zonas, en especial el espacio público de los barrios María Paz y el Amparo, a donde se trasladaron parte de las bandas de microtráfico, tras la desarticulación del Bronx. 

La restricción será por 24 horas en las zonas comprendidas entre la Avenida Manuel Cepeda Vargas (Diagonal 3) y la Avenida Villavicencio, mientras que de oriente a occidente, entre la Avenida Agoberto Mejía Cifuentes (Carrera 80G) y la Avenida Ciudad de Cali (Avenida Carrera 86).

En su momento, al conocerse la propuesta del Distrito, los comerciantes de dicho sector consideraron que la medida era demasiado drástica y no se compadece con sus finanzas.Según dijo  Óscar Castelblanco, abogado que representa sus intereses, a este medio en octubre, la restricción afectaría a 10.000 personas, entre dueños de 2.000 establecimientos y empleados, que eventualmente serían despedidos, así como pérdidas por casi $2.000 millones al mes.

Comparte: