Publicidad
31 Oct 2020 - 2:43 a. m.

Listo el acuerdo para mejorar la movilidad en la Calle 13, en Bogotá

La Alcaldía de Bogotá y la gobernación de Cundinamarca prometieron revisar el espacio de la berma para ciclistas para optimizar el uso del espacio, así como se comprometieron a incluir a 28 gestores en vía y Policía de Tránsito a lo largo del corredor, para controlar la movilidad.
La manifestación inició en el municipio de Mosquera dirigiéndose a Bogotá.
La manifestación inició en el municipio de Mosquera dirigiéndose a Bogotá.
Foto: Alcaldía de Bogotá

La alcaldía de Bogotá y la gobernación de Cundinamarca definieron la hoja de ruta para mejorar la movilidad por la calle 13, ante el inconformismo por la instalación de un bicicarril de la calle 13, que ha generado mayor congestión por la vía que comunica a la ciudad con los municipios colindantes en el suroccidente.

En la mesa, en la que también participaron los alcaldes de Zipacón, Mosquera, Madrid, Funza, Bojacá, Facatativá, El Rosal y Subachoque, se definió que a corto plazo un equipo de 20 gestores en vía de Bogotá y ocho de Cundinamarca se encargará de regular la movilidad por el corredor, en especial sobre las carreras 135, 128, 120 y 106, al igual que en la Av. Ciudad de Cali y Av. Boyacá.

Asimismo, se aumentará la presencia de policías de Tránsito, que ahora permanentemente estarán pendientes de las novedades en la vía; se hará mantenimiento vial a la vía Floresta – Engativá, mientras que para el próximo 27 noviembre se tiene prevista una nueva reunión para evaluar la efectividad de las medidas, la velocidad, el volúmenes de ciclistas y vehículos automotores y de la siniestralidad del corredor.

“El compromiso principal en el corto plazo es que todos estamos de acuerdo con que lo más importante es la vida de todas las personas que utilizan este corredor, por eso establecimos estos acuerdos que beneficiarán a todos los actores viales", dijo el secretario de Movilidad de Bogotá, Nicolás Estupiñán.

Por su parte, el secretario de Transporte de Cundinamarca, Jorge Godoy, indicó que a mediano plazo se establecieron cinco compromisos: “la revisión de espacios de la berma, zonas para el parqueo ocasional de vehículos, un inventario de predios que puedan ser utilizados para optimizar la vía, el fortalecimiento del proyecto de prolongación de la calle 63, la evaluación de la posibilidad de ingreso por la calle 80 y el plan detallado de cuidado y prevención para todos los actores viales”.

A largo plazo, se tiene prevista la ampliación de la vía así como la entrada en operación del RegioTram de Occidente.

Los principales inconformismos vienen de conductores de servicios intermunicipales, de vehículos de carga y de carros particulares, ante el aumento de los trancones por la calle 13 por la implementación del bicicarril. En respuesta, el Distrito ha indicado que la medida era necesaria para los ciclistas, ante los riesgos por compartir la vía.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias