22 Feb 2021 - 2:03 a. m.

Los líos para ampliar las estaciones de Transmilenio

Hoy se entregan dos obras, de las 15 que se plantearon por la urgencia manifiesta y que debían estar listas a finales de marzo de 2021. El IDU tuvo problemas, como diseños errados y oposición por temas ambientales, por lo que el Concejo ha pedido revisar los contratos.
Felipe García Altamar

Felipe García Altamar

Periodista Política
Los retrasos han llamado la atención de la oposición en el Concejo, que ha criticado los contratos y pide que sean revisados por los entes de control.
Los retrasos han llamado la atención de la oposición en el Concejo, que ha criticado los contratos y pide que sean revisados por los entes de control.

Completar la ampliación de quince estaciones de Transmilenio (TM) tardará más de lo previsto. La obra, que se contrató en el marco de la urgencia manifiesta por la pandemia, debía finalizar en marzo de este año, pero se presentaron líos que el Distrito reconoce y trata de revertir. Ahora, de la ampliación que se proyectó para garantizar el distanciamiento entre los usuarios del sistema, tan solo han terminado seis y el resto lo harán entre julio y septiembre. La situación ha llevado a que aumenten los cuestionamientos de los opositores de la administración sobre si se abusó de la figura de emergencia, en este caso, para contratar de forma directa las obras y piden una investigación a los entes de control.

La historia del proceso se inició con la declaratoria de emergencia sanitaria que hizo el Gobierno nacional, en marzo del año pasado. En ese marco, la Secretaría de Salud fijó la necesidad de generar espacios con más distanciamiento en el transporte. Era eso o reducir la capacidad del sistema, por lo que TM pidió al Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) priorizar la ampliación de quince estaciones que, a su juicio, estaban congestionadas y eran riesgo de contagio.

>LEA: Desde noviembre se entregarán las primeras ampliaciones de estaciones de Transmilenio

Los puntos seleccionados, pertenecientes a seis troncales, tenían estudios y diseños contratados entre 2018 y 2019. Con la urgencia manifiesta, aunque se siguió una ruta igual a las licitaciones tradicionales, se contrataron de forma directa las obras. Primero, se identificaron las empresas que habían hecho estructuras metálicas para TM, y al final se escogieron tres. El monto de los contratos y la interventoría sumó $49.219 millones.

Los problemas empezaron cuando, en la fase preliminar de las obras, los contratistas tomaron los diseños que dejó la pasada administración, para aterrizarlos a lo que se debía construir. El director del IDU, Diego Sánchez Fonseca, aseguró que cuando los diseños están bien se puede construir sin lío, pero este no fue el caso. “Cuando empezaron a replantear los diseños hubo problemas con la calidad de los planos aprobados, en su momento, por la interventoría, pues no cumplían muchas características. Se ve que fueron laxos y lo diseñado no se podía implementar”.

Así empezaron los retrasos y, ante la necesidad de seguir adelante, el IDU les propuso a los contratistas reajustar los diseños, adicionando a los tres contratos $1.877 millones. En paralelo, comenzó un proceso de sanción y reclamación contra el diseñador anterior. “Primero se reclaman los perjuicios económicos. Si no los acepta, está la póliza que cubre un monto cercano al 20 % del contrato. Y si los perjuicios son superiores debemos ir a una instancia judicial. Aún no sabemos el porcentaje, porque no hemos terminado de valorar el perjuicio, que debe asociarse a cuánto nos cuestan los retrasos”, explica Sánchez.

>LEA: Habilitar bicicarriles y contratar estudios para obras en Bogotá, los hitos del IDU en 2020

En los rediseños se fueron varias semanas, pues no fue solo volver a plantear la obra, sino realizar de nuevo trámites como aprobaciones de traslados de redes ante la Empresa de Acueducto y Codensa, así como los planes de manejo de tráfico ante la Secretaría de Movilidad. Esto, sin contar con el caso de la ampliación de la estación Transversal 91 (troncal Suba), que está en veremos, pues un colectivo ambiental se opone a la tala de unos árboles, labor necesaria para incrustar la estructura metálica del nuevo vagón que se requiere.

“Tenemos el permiso de la Secretaría de Ambiente, pero el colectivo ha sido un poco radical. Estamos en reuniones con ellos y esperamos que entiendan que está aprobado y que los árboles están en mal estado. No se pueden trasladar, pero se van a compensar con tres siembras por cada tala”, agrega el director del IDU.

Así las cosas, hoy se entregarán dos de las quince estaciones priorizadas al comienzo del proyecto, con lo que se completarán seis que ya están listas. Para el resto toca esperar hasta julio, cuando se proyecta la entrega de otras cuatro, y las cinco restantes se entregarán entre agosto y septiembre.

>LEA: Finalizan obras de ampliación del Portal Tunal de Transmilenio

Las críticas

Los retrasos han llamado la atención de la oposición en el Concejo, que ha criticado los contratos. El cabildante Jorge Colmenares (Centro Democrático), quien calificó el proceso de “improvisado”, señaló que el Distrito “abusó de la figura de urgencia manifiesta para contratar cosas que no tenían nada que ver con la pandemia. Ahora tampoco tendrán efecto entre los usuarios de TM, que ven cómo las obras se van a retrasar”.

El concejal Emel Rojas (Justa Libres), quien, desde los debates de control sobre la gestión de la pandemia, viene asegurando que el afán con las obras no era el distanciamiento sino ejecutar recursos, llamó la atención por el porcentaje de ejecución de las últimas estaciones por entregar: menos del 15 %. “Hay estaciones que no tienen avance y esto nos lleva a pensar si la figura de urgencia manifiesta fue usada de forma legal, pero eso lo definirán los organismos de control. La ciudadanía debe estar atenta a esta millonaria contratación”.

Y aunque en efecto la Contraloría indagó y trasladó material a la Procuraduría, a la fecha no existen pronunciamientos. Entre tanto, el IDU asegura que los vagones ya están construidos y están listos para instalar, pero falta la complementación de estudios y diseños. Hoy se entregan las estaciones Fucha y Humedal Córdoba y, si todo sale como estiman los contratistas, el proceso finalizaría en septiembre para dar paso a las otras obras de ampliación que no se incluyeron en la urgencia.

Comparte: