5 Apr 2017 - 10:59 p. m.

Más de 400 animales víctimas del tráfico de fauna silvestre recobrarán la libertad

Los animales, que en Bogotá fueron arrebatados de manos de personas dedicadas al comercio ilegal de especies, serán liberados en la reserva natural ‘MateSanto’, en Casanare.

Redacción Bogotá

Secretaría de Ambiente de Bogotá
Secretaría de Ambiente de Bogotá

Al menos 400 animales silvestres de 21 especies diferentes –que están al cuidado de la Secretaría de Ambiente de Bogotá– recobrarán este jueves la libertad, luego de haber sido víctimas del delito de tráfico ilegal de fauna silvestre.

Se trata de especies que presentaban agotamiento físico, desorden nutricional y estrés. Dolencias que, incluso, se reflejaban en la pérdida de pelaje y alteración de su comportamiento salvaje. Por ello, antes de su liberación y por más de un año, fueron sometidos a un programa de cuidado y rehabilitación.

El escenario será la reserva natural ‘MateSanto’, en el departamento del Casanare, donde tortugas, serpientes, canarios, armadillos, loros, iguanas y guacamayas volverán a su hábitat natural. Las especies fueron rescatadas por la Policía Ambiental y hasta hoy permanecerán en el Centro de Recepción y Rehabilitación de Flora y Fauna del Distrito.

“Estas especies son propias de los hábitats de la Orinoquía colombiana (…) Habían sido extraídas de su entorno natural y colocadas en el comercio ilegal de especies silvestres en Bogotá. Estos animales, después de un proceso de rehabilitación, ya están listos para ser liberados”, explicó el secretario de Ambiente Distrital, Francisco Cruz.

De acuerdo con la Administración, la mayoría de estos animales fueron arrebatados de manos de personas dedicadas al comercio ilegal de especies en las terminales de transportes del centro y sur de Bogotá, así como en el aeropuerto El Dorado. Otro grupo fue entregado por ciudadanos que, de manera voluntaria, acudieron hasta el Centro de Rehabilitación luego de haberlos adquiridos en el mercado ilegal.

El operativo de liberación arrancó este mismo miércoles, con el traslado de los animales desde Bogotá hasta el Casanare. Según el Distrito, los animales van rumbo a su hábitat en una caravana de vehículos acondicionados para el transporte de este tipo de fauna y con acompañamiento de biólogos, veterinarios y zootecnistas, que velaron por su bienestar.

“La Alcaldía de Bogotá, en su compromiso con el medio ambiente, viene intensificando los operativos de control contra el tráfico de fauna silvestre en la ciudad, al mismo tiempo que reitera el llamado a la ciudadanía para que no comercialice ni consuma estas especies, sobre todo en época de Semana Santa”, precisó la Administración.

Síguenos en Google Noticias