Bogotá

29 Feb 2012 - 10:39 p. m.

Menos basuras a Doña Juana

La meta, al finalizar el cuatrienio, es reutilizar un 50% las 6 mil toneladas diarias de residuos que hoy terminan en el relleno.

Viviana Londoño Calle

Con unas metas más claras y más acordes a la realidad de la ciudad, la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) terminó de trazar la ruta a través de la cual buscará lograr que al finalizar el mandato del alcalde Gustavo Petro, Bogotá tenga una completa transformación en el manejo de las basuras.

Impulsar un plan de choque para el manejo de las 300 mil toneladas de escombros que se producen cada año en la ciudad, reducir en un 20% los que terminan en el relleno sanitario Doña Juana, además de implementar una red de compostaje a gran escala, son algunas de las propuestas que ya están en el Plan de Desarrollo.

Así lo reafirmó el miércoles el director de la Uaesp, Guillermo Asprilla, durante el primer Encuentro Internacional Bogotá Basura Cero: Hacia una Cultura del Aprovechamiento, en el que expertos internacionales compartieron su experiencia en pos de un modelo para los planes de la actual administración..

Otra de las prioridades será que el 50% de las 6 mil toneladas de basura que se producen a diario en la capital, y que terminan enterradas en el relleno sin ningún tratamiento, sean nuevamente aprovechadas con tratamientos que se realizarían en el sitio que hoy funciona como botadero. Una de las opciones será convertir los residuos en combustible, tal como explica Luis Micó Fernández, presidente de la Asociación Asplarsem de España y experto en el aprovechamiento de residuos.

“La idea no es sólo que lleguen menos basuras al relleno sino que las que lleguen sean transformadas mediante tecnologías para su aprovechamiento”, asegura Asprilla.

Pero el ambicioso proyecto va más allá de Doña Juana. De acuerdo con Asprilla, ya se han visitado 31 puntos que podrán convertirse en escombreras en menos de un año. Las canteras abandonadas y otras zonas degradadas son las candidatas para empezar a controlar la disposición de estos residuos.

Actualmente, ninguna cifra oficial da cuenta del material reciclado que se recoge cada día en las calles de Bogotá. Se estima que no supera el 5%. Si la Uaesp cumple con sus planes, no sólo saldrán beneficiados los más de 20 mil recicladores que hay en la capital, también los usuarios que tendrían una reducción de cerca del 20% en las tarifas como medida para estimular la separación en la fuente.

Como saben que su tarea no será fácil, desde ya en la Uaesp están estructurando una campaña de sensibilización para involucrar a todos los actores en el proceso. Les espera nada más y nada menos que convencer a los bogotanos de que llegó la hora de producir menos y reciclar más.

Temas relacionados

Relleno de Doña Juana
Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X