Bogotá

17 Feb 2012 - 7:15 p. m.

Mi nombramiento no es por Visionarios: Adriana Córdoba

Tras aceptar el cargo de veedora distrital, la politóloga y esposa del exalcalde Antanas Mockus habla de su designación.

Redacción Bogotá

El escándalo que se desató la semana pasada, después de que el exalcalde, Paul Bromberg, anunciara su retiro del equipo del alcalde Gustavo Petro, terminó hoy tras el nombramiento de Adriana Córdoba para estar al frente de la Veeduría Distrital. Tal como lo había anunciado Bromberg, Petro echó reversa en su idea de nombrarlo a él para esta oficina y, en su lugar, la ficha clave sería la esposa de Antanas Mockus.

Sin embargo, la nueva veedora asegura que su nombramiento no tiene nada que ver con su cercanía al Movimiento Visionarios y, por el contrario, se debe a su capacidad para prevenir corrupción y hacer que la administración sea mucho más responsable. Córdoba buscará llevar a debate temas tan cruciales para la ciudad como la Avendia Longitudinal de Occidente (ALO), el futuro de la carrera séptima y la protección de los humedales. Para lograrlo propone continuar con los principios que la han caracterizado de su época de colegiala: ‘no todo vale’ y ‘los recursos públicos son sagrados’.

¿Su llegada a la Veeduría es el arribo de una visión ‘mockusiana’ a la administración de Gustavo Petro?

Este nombramiento es a título personal, por mi hoja de vida, por mis capacidades, por lo que puedo contribuirle a la ciudad. Compromete exclusivamente mi nombre y mi responsabilidad con los ciudadanos al asumir este cargo. La Veeduría es un ente independiente de la administración que, si bien nombra el alcalde, tiene la autonomía y la libertad para tomar las decisiones necesarias para prevenir corrupción y hacer que la administración sea mucho más responsable. Es un órgano de control preventivo del Distrito para hacer recomendaciones y con esa autonomía y libertad es que lo estoy asumiendo.

¿Qué implicaciones puede tener para este cargo el hecho de su cercanía con el movimiento Visionarios y con la campaña de Gina Parody?

La decisión me compromete a mí como persona independiente y libre. Desde mi época de estudiante he tenido una responsabilidad y una preocupación por lo público, por los principios de no todo vale, la vida es sagrada, de los recursos públicos como sagrados y estas inquietudes han estado acompañándome durante mucho tiempo. Lo que siento es que en otro escenario puedo hacer reales los mismos principios. Tomo esta decisión con absoluta independencia de cualquier persona y organización.

Paul Bromberg ha dicho que uno de los detonantes para que hubiera decidido romper relaciones con el gobierno del alcalde Gustavo Petro fue el hecho de que éste le hubiera propuesto hacer ciertos nombramientos en la Veeduría. ¿Qué puede decir respecto a este tema?

El alcalde me hizo la propuesta con absoluto respeto y con total autonomía, de manera que yo pueda armar los equipos y tome las decisiones necesarias para llevar a la Veeduría a lograr su objetivo de transparencia, que la administración sea responsable y haga una gestión sin clientelismos.

¿Cuáles serán sus primeros pasos y prioridades en la Veeduría?

La Veeduría es un órgano de control preventivo que busca controlar problemas de corrupción, legalidad e ineficiencia en todas las cuestiones que generen detrimento y mal uso de los recursos públicos. Con ese fin vamos a trabajar en tres frentes: aumentar la conciencia de los ciudadanos frente a lo público, atacar las fuentes de corrupción y hacer frente a temas cruciales como la ALO, el modelo de movilidad de ciudad, el futuro de la séptima, la protección de los humedales y la expansión de la frontera urbana. Además, buscaremos fortalecer la capacidad de los funcionarios públicos del Distrito para que sea más eficiente el servicio.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X