Bogotá

28 Sep 2020 - 12:28 p. m.

Monumento al proceso de paz con el M-19 sale del cupo de endeudamiento de Bogotá

Desde el Concejo consideran que la construcción de este homenaje no es urgente y sugieren que los recursos que se pensaban utilizar para este fin, sean destinados a una prima básica para familias vulnerables.

La afectación económica por el COVID-19 ha cambiado la prioridad de Bogotá en diferentes aspectos. Algunos de ellos, las inversiones, que ahora están relacionadas con el manejo de la pandemia y las acciones institucionales para beneficiar a los ciudadanos. Ahora se piensa en el constante incremento de asistencia a la población vulnerable de la ciudad, y a los desempleados que dejó la emergencia sanitaria (se estima que la capital tiene 1′151.000 personas sin trabajo).

Lea: Los reparos al aumento del cupo de endeudamiento

Estas fueron unas las razones que hicieron que el rumbo de algunos recursos que entraban en el proyecto del cupo de endeudamiento de la ciudad fueran modificados y destinados para otros proyectos más sociales. Es el caso de la controversial construcción de un monumento que rindiera homenaje al acuerdo de paz firmado con la guerrilla del M-19 hace 30 años, para el cual se iban a destinar $5.000 millones.

La concejal Marisol Gómez (Bogotá Para la Gente), una de las ponentes del proyecto y que ha tenido algunas objeciones con el proyecto original, aseguró que se puede dar como un hecho que queda excluido del proyecto el monumento. “Obviamente yo no estoy en contra de un monumento a la paz, pero sí creo que no es urgente como para pagar con la plata del cupo de endeudamiento”, expresó.

Su propuesta entonces, es que ese recurso pase a completar “los $180.000 millones de pesos que le costaría al Distrito entregar una prima básica, por una única vez, a familias pobres y vulnerables”.

Vea: M-19: ¿Qué pasó con las armas que dejaron hace 30 años tras el acuerdo de paz?

Respecto a esa prima básica, se refiere a su solicitud de que, a través del programa de Renta Básica que desarrolla el Distrito, , se establezca una Prima Básica de Emergencia (PBE), para transferir por una única vez un valor de $350.000 a 400.000 hogares pobres y $200.000 a 200.000 hogares vulnerables de la ciudad. Esto implicaría un desembolso único por $180.000 millones.

“La naturaleza de la PBE sería temporal, de emergencia, como lo indica  su nombre, pero contribuiría a incentivar la demanda a través del aumento del consumo de los hogares, lo que a su vez estimularía la recuperación económica. Por eso, pienso que los recursos para este programa podrían salir de obras que no son urgentes, como el monumento a la paz”, reiteró Gómez.

Con todo y la aprobación de esta iniciativa, el Distrito deberá jugar otras cartas para la recuperación económica de la ciudad, pues gran parte de los proyectos de infraestructura, que generarían empleos, comenzaría solo hasta 2022, y la necesidad de muchos capitalinos ya empieza a pesar en el bolsillo.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X