Bogotá

27 Apr 2018 - 3:03 a. m.

"No financiaremos la adquisición de buses diésel para Transmilenio": Bancóldex

Tras una reunión, la junta directiva de la entidad optó por apoyar la defensa del medio ambiente y la lucha contra la contaminación, reconociendo que esto puede significar un sacrificio en sus intereses económicos.

Redacción Bogotá - Bogota@elespectador.com

El proceso licitatorio para seleccionar los nuevos proveedores y operadores de los buses de las fases I y II de Transmilenio no ha sido indiferente para ningún sector. La licitación aún no se abre oficialmente, debido a que el Distrito aún debe responder las más de 1.600 observaciones que recibieron los prepliegos; no obstante, hay voces de ciudadanos, políticos, activistas ambientales y entes de control que piden aprovechar la renovación para que Bogotá deje de utilizar buses a diésel, y siga el ejemplo de capitales como Cartagena y Medellín y dé el paso a vehículos que funcionen con energías limpias, como los buses a gas o eléctricos. (LEA: Bogotá les abre la puerta a los buses eléctricos y a gas en Transmilenio)

La última voz en sumarse a esa solicitud fue la del Grupo Bancóldex, que este jueves afirmó que no está dispuesto a financiar la adquisición de buses diésel para Bogotá. Mediante un comunicado, la entidad informó que luego de una reunión de la junta directiva se aprobó el apoyo a la inversión de buses con energías limpias, una directriz que aplicará no solo para Bogotá sino para todas las ciudades del país en que se contemple la renovación de su flota de buses para transporte público.

“La defensa del medio ambiente y la lucha contra la contaminación determinan el comportamiento financiero de Bancóldex.  Por ello, en relación con el trasporte público de pasajeros, nos abstendremos de financiar la adquisición de vehículos que aumenten la contaminación de las ciudades por la utilización de combustibles que mantengan la generación de los gases efecto invernadero y la generación de los contaminantes atmosféricos, principalmente el material particulado asociado a la combustión del diésel”, aseguró el presidente de Bancóldex, Mario Suárez Melo. (LEA: Las alternativas para renovar la flota de Transmilenio)

Según Bancóldex, tras la reunión de la junta directiva se concluyó que la ciudad no puede seguir ignorando las advertencias y recomendaciones de expertos y académicos, y especialmente de la Organización Mundial de la Salud, que ya ha evidenciado los efectos de las emisiones que producen los buses que tienen motores diésel. La entidad también analizó los estudios sobre los impactos de este tipo de vehículos en la calidad del aire, un tema al que Colombia cada vez le presta más atención debido a las alertas en distintas ciudades. (LEA: Nuevos articulados: un revolcón en Transmilenio)

Tomamos partido por una alternativa más limpia a través de esta decisión que puede significar sacrificio de nuestros intereses financieros, pero constituye una reafirmación de una política acorde con el mejoramiento de la calidad de vida de nuestra población”, manifestó la entidad, que sentenció que no participará de ninguna etapa de transición en la que se siga usando buses a diésel, por más que sean de la tecnología menos contaminante.

Ese mensaje va directamente a los prepliegos, donde se fijó la tecnología Euro V, que se empezó a implementar en 2009, como el estándar mínimo que deben manejar los nuevos buses de TM. El sustento para la decisión de Bancóldex es que el diésel disponible en el mercado colombiano ni siquiera alcanza para la tecnología Euro V, que utiliza un combustible que tiene 15 partes de azufre por millón (ppm). No obstante, el combustible que se produce en el país contiene, mínimo, 50 ppm, que apenas es viable para vehículos Euro IV. (LEA: ¿Qué aire se respira en Transmilenio?)

Bancóldex también explicó que su decisión está basada en la promoción de “créditos verdes”, con los que pretende impulsar la financiación de tecnologías con los más altos estándares ambientales, en sintonía con las ciudades líderes del mundo que han establecido una serie de prácticas para mitigar al máximo el impacto del sector de transporte público urbano en el aire y la calidad de vida de los ciudadanos. (LEA: Nuevos buses de Transmilenio: irán siete pasajeros de pie por metro cuadrado)

Bancóldex cuenta con recursos en condiciones diferenciadas para financiar la adquisición de vehículos de servicio público que operen con tecnologías que protejan el medio ambiente y continuará actuando en el desarrollo de estrategias para crear condiciones de mercado en todo el sistema financiero que impulsen la financiación de proyectos que generen valor ambiental”, concluyó la entidad en su decisión.

      *      *      *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X