Publicidad
29 Jul 2022 - 10:39 p. m.

Opinión: ¿Está Bogotá preparada para la próxima pandemia?

Si se comparan los resultados en el manejo del Covid con Antioquia y Colombia, a Bogotá le ha ido mal y le fue peor en el último (quinto) pico. Diferentes razones podrían explicarlo, siendo los más plausibles la indisciplina social y el débil liderazgo y coordinación entre autoridades y actores sociales. Las soluciones no dan espera con la viruela del mono con varios casos comprobados en la ciudad.

Luis Gonzalo Morales Sánchez

Hay varios factores a analizar como la cantidad de pruebas realizadas, la vacunación, la movilidad de la población, la disciplina social y finalmente el control epidemiológico.
Hay varios factores a analizar como la cantidad de pruebas realizadas, la vacunación, la movilidad de la población, la disciplina social y finalmente el control epidemiológico.
Foto: Gustavo Torrijos

Si se miran los casos y los fallecidos por COVID durante la pandemia, a Bogotá le ha ido mal. Esto si se compara con Colombia y Antioquia, región del país que le sigue en casos y fallecidos. Y le ha ido peor, si se mira de igual forma lo sucedido entre el 22 de junio y el 28 de julio de 2022, que es la parte más alta del quinto pico.

En cuanto a los casos acumulados por COVID desde el inicio de la pandemia, Bogotá ha registrado un 62% de más casos por habitante comparado con Antioquia y un 79% más comparado con Colombia. En los fallecidos, las cifras señalan un exceso del 33% y el 28% respectivamente.

En el quinto pico de la pandemia, la situación empeora en Bogotá. Se registran el 208% y el 127% de más en casos comparativamente con Antioquia y Colombia; y en los fallecidos una mayor cantidad del 55% y el 41% respectivamente.

Lea también: Anuncian cortes de agua en Soacha: conozca los horarios y los barrios afectados.

¿Qué podría explicar esta situación en Bogotá? Hay varios factores a analizar como la cantidad de pruebas realizadas, la vacunación, la movilidad de la población, la disciplina social y finalmente el control epidemiológico. Brevemente, se analizan enseguida cada uno de ellos.

En la cantidad de pruebas, Bogotá realiza más del doble por habitante que Antioquia y Colombia, pero con una positividad muy similar, porque posiblemente se busca donde no es. En la vacunación no hay mayores diferencias, analizadas como el total de dosis aplicadas por habitante y los porcentajes de población cubierta (76%).

Es posible que Bogotá presente una mayor movilidad poblacional que cualquier otro lugar del país, que facilite el contagio y explique en algo el exceso de casos y fallecidos. Pero la mayor parte del aumento en Bogotá comparado con el resto del país se da seguramente por la indisciplina social y la debilidad en el control epidemiológico de autoridades y actores de salud.

Podría interesarle: ¿Qué le piden los bicitaxistas de Kennedy a la alcaldesa Claudia López?

La indisciplina social, asociada a la débil autoridad, se ve reflejada en la menor adherencia a las medidas de protección como el lavado de manos, el distanciamiento físico, el aislamiento en caso de síntomas y el uso del tapabocas. Por el lado del control epidemiológico, se requiere un mayor y más estricto seguimiento de casos y contactos, una identificación, acompañamiento y protección de las poblaciones más vulnerables como los mayores de 70 años, que siguen siendo los que más mueren.

Resolver estas falencias requiere un gran liderazgo de las autoridades de salud, que lleve a una mejor y más efectiva coordinación de todos los actores, tanto locales, regionales y nacionales, habida cuenta de que en su mayoría son entidades privadas y del orden nacional, incluidas las organizaciones sociales y los medios de comunicación.

Es una tarea pendiente y urgente de realizar. Hay que revisar el enfoque de lo solo público y local que el Covid no reconoce. La próxima pandemia puede llegar en cualquier momento, como ya se avizora con la viruela del mono, declarada por la OMS como de máxima alerta mundial, con varios casos ya diagnosticados en Bogotá.

Para conocer más noticias de la capital y Cundinamarca, visite la sección Bogotá de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias