Bogotá

23 Feb 2012 - 11:36 a. m.

Organización del Festival de Verano no escapó a malos manejos financieros

Fueron halladas irregularidades en contratación entre el IDRD y Ayuda al Deporte.

Paula Castillo Lenis/Elespectador.com

No sólo los eventos como la Clausura del Mundial Sub 20 y la Media Maratón de Bogotá se han visto envueltos en irregularidades de contratación por parte del Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD), el Festival de Verano tampoco logró escapar de los malos manejos financieros.

Una auditoría realizada por la Contraloría Distrital a los contratos suscritos durante las vigencias 2007 a 2011 entre el IDRD y la fundación sin ánimo de lucro Ayuda al Deporte dejó en evidencia un presunto detrimento patrimonial superior a los 1.350 millones de pesos.

Según el informe de auditoría, la contratación suscrita con la fundación Ayuda al Deporte desconoce los requisitos establecidos y evade el proceso de selección objetiva, impidiendo la libre concurrencia de oferentes y conduciendo a la infracción del principio de transparencia y economía. “Se terceriza la contratación haciéndola más onerosa toda vez que se paga un porcentaje de administración a la fundación para que contrate la adquisición de bienes y se presten servicios que debe realizar el instituto en cumplimiento de su misión y el principio de planeación y con el agravante de que no se efectúan cotizaciones que permitan seleccionar la oferta más favorable”.

De acuerdo con el ente de control, son exorbitantes las facultades en cabeza del subdirector de Recreación y Deporte, “concentrando en él la dirección del área, definición de necesidades de contratación, ordenador del gasto, supervisor de los contratos ordenados y suscritos por él mismo y define y autoriza a la fundación con quién y que contratación debe realizar”.

El IDRD celebró con la fundación Ayuda al Deporte un contrato de aprovechamiento económico del espacio público en un área comprendida de 700 m2 en el parque Metropolitano Simón Bolívar del 6 al 15 de agosto del año 2011. “Las partes acuerdan aunar esfuerzos técnicos y humanos para fortalecer y comercializar el XV Festival de Verano”.

De la valoración efectuada al contrato se desprende presuntamente que el IDRD lo que suscribió no fue un contrato de aprovechamiento económico con la fundación Ayuda al Deporte sino de comercialización del festival de verano.

“El aprovechamiento económico no era para la fundación ya que, quien explotó el espacio público con publicidad, mercadeo y promoción de marcas, productos o servicios fueron los patrocinadores del evento y su actividad contractual consistió en la comercialización del XV Festival de Verano, razón por la que el IDRD no tasó, ni recibió reconocimiento económico alguno en dicho contrato, por el contrario, pactó a favor de la contratista un 6% sobre la comercialización del evento, desvirtuando con ello uno de los elementos del contrato de aprovechamiento”, dice el informe.

En este sentido, la Contraloría señala que la gestión realizada por el IDRD en el presente contrato fue ineficiente, ineficaz y anti económica constituyéndose en un presunto detrimento en cuantía $29’160.000.

El informe de auditoría puntualiza en que el IDRD evade los procesos contractuales en los cuales se pacta comisiones por administrar, legalizan lo contratado con soportes que no guardan causalidad, no son idóneos para avalar los gastos y a precios que no consultan los del mercado y que distan mucho del objeto convenido.

Preocupa a la Contraloría que se presente una concentración de directivos en los organismos deportivos, tales como el comité olímpico, federaciones, ligas y la Fundación sin ánimo de lucro.

“El señor Baltazar Medina es presidente del Comité Olímpico y hace parte de la Junta Directiva de la Fundación Ayuda al Deporte y es miembro del Comité ejecutivo de la Federación Nacional de Ciclismo; Carlos Eduardo Villegas estrada es miembro de la junta directiva de la Fundación Ayuda al Deporte y es el Director de Culturas Recreativas y Deportivas Secretaria de Cultura, Recreación y Deporte; Miriam Leonor Suárez González es vocal del Comité Olímpico, socia y representante legal de la Agencia de Viajes y Turismo Flamingo; Guillermo González López es fiscal suplente del comité Olímpico Colombiano, Representante legal, socio fundador y miembro de la junta directiva de la Fundación Ayuda al Deporte y líder de formación de alto rendimiento de Compensar; Alberto Ferrer Vargas es secretario General del Comité Olímpico Colombiano, Vicepresidente de la Comisión de Árbitros, socio fundador Fundación Ayuda al Deporte, vicepresidente de la federación Nacional de Tenis de Mesa y presidente de la federación Nacional”.

Otros contratos irregulares

La fundación Ayuda al Deporte suscribió nueve contratos de los cuales los documentos que soportan la inversión y la legalización de los recursos obtenidos por la comercialización no son idóneos para ser tenidos en cuenta por la serie de irregularidades de las que adolecen como por ejemplo: no fueron invertidos en actividades recreativas o deportivas, a pesar de la existencia de un comité operativo quien debía definir, hacer seguimiento y control de las actividades del contratista, integrado entre otros por la Directora y el Subdirector de Recreación y Deporte, desconociendo el principio de transparencia, economía y selección objetiva que da lugar a la constitución de un presunto hallazgo administrativo con incidencia fiscal en cuantía de $153’346.600.

El 10 de noviembre de 2009 el IDRD celebra con la fundación sin ánimo de lucro el convenio 071 de 2009 que tiene por objeto aunar recursos económicos, técnicos, administrativos y humanos para fomentar y promover el deporte y la actividad física en los habitantes de Bogotá.

“El anticipo correspondiente al 50% del valor del contrato se gira el 2 de diciembre de 2009 por valor de $750.000 millones. No se entiende por qué se realiza otro giro por valor de $600 millones, es decir, en menos de un mes ya se había legalizado el 90% del valor del convenio $1.350 millones, sin haber cumplido un mes del plazo del mismo y sin advertirse el apoyo de la fundación al programa de medicina deportiva y ciencias aplicadas al deporte en el distrito capital”.

El informe de auditoría indica que de los documentos soportes de la legalización del 50% del anticipo correspondiente a actividades realizadas en el mes de diciembre, la fundación presenta comprobantes por valor de $704’677.994, de los cuales algunos no tienen causalidad con el objeto contratado, ni son idóneos y por tanto constituyen un posible detrimento en cuantía de $609.440.822.

Por concepto de alojamiento y transporte de la Agencia de Viajes Flamingo hay un posible detrimento patrimonial en cuantía de $13.556.992.

El contrato 03-05 -01 de 2009 celebrado el 02-12-2009 por valor de $26’050.000 no presenta documentación que soporte este contrato, como cotizaciones, número entregado de refrigerios y almuerzos y cantidad de personas que recibieron el servicio. “Se constituye un posible detrimento en cuantía de $13’025.000”.

En la contratación del servicio de alojamiento y suministro de alimentación por cuatro noches y 5 días para el señor Carlos Arraiza para la realización de un seminario no se presentaron soportes de pago “constituyéndose en un posible detrimento fiscal en cuantía de $1’350.000”.

En el contrato de prestación de servicios realizado por la empresa Fudesa no aparece listado de asistencia de las 10 personas que recibieron el curso en los ocho días de capacitación que acredite su asistencia al evento. “Constituyéndose en un posible detrimento fiscal en cuantía de $10’500.000”.

Un contrato de manejo de alimentos estaba suscrito por un valor distinto a los $25.000.000 reportado por la Fundación Ayuda al Deporte fue modificado sin justificación alguna sin que se le expidiera una factura sino recibo de caja a pesar de haber consagrado en el contrato como una obligación de la fundación.

Twitter: @PaulaCastilloL
 

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X