Bogotá

11 Nov 2014 - 10:46 p. m.

Otro homicidio sacude a Soacha

Se trata de una pareja de esposos, que encontraron incinerados en su casa, el pasado sábado. Las autoridades están preocupadas, pues a julio la cifra de asesinatos era de 122 personas.

Redacción Bogotá

Apuñalados e incinerados, así murieron Luis Valderrama, de 38 años, y su esposa Mireya Ramírez, de 40. Ellos se convirtieron en las nuevas víctimas de la violencia que azota al municipio de Soacha (Cundinamarca). El crimen ocurrió en la noche del sábado, cuando dos asesinos irrumpieron en la vivienda de la pareja, ubicada en el barrio El Arroyo. Según la Policía, los hombres los sacaron de su casa, los apuñalaron, luego les rociaron gasolina. Finalmente los incineraron. Según algunos vecinos, los agresores le gritaban a la mujer que ella era una bruja.

Fueron momentos de terror, cuentan los habitantes del sector. Uno de los testigos contó cómo Luis intentó evitar que los criminales golpearan a uno de sus hijos y por eso lo apuñalaron. Aunque Mireya intentó pedir auxilio a los que viven en las casas contiguas, nada pudieron hacer, porque también fueron amenazados por los delincuentes. Según versiones preliminares, detrás de este doble asesinato hay un posible caso pasional. Sin embargo, se analizan otras versiones para dar con las verdaderas razones detrás del crimen.

Aunque este caso hoy tiene consternada a la población de Soacha, este no es el único caso que se ha presentado este año. Henry Sosa, personero de Soacha, ya había hecho un llamado a las autoridades por los 20 homicidios que en promedio ocurren cada mes en el municipio. Lo más preocupante, según Sosa, es que solo cuentan con un uniformado por cada 4.000 habitantes. “Eso es solo una parte de la problemática. Seis de cada 10 homicidios los cometen menores de edad. Y en Soacha solo contamos con cuatro policías de infancia y adolescencia. Así que más de la mitad de esos delitos quedan impunes”, agregó el Personero.

A pesar de esto, resaltó que las autoridades intentan mejorar las estrategias y que con el sistema de los cuadrantes, la seguridad ha mejorado: “pasamos de tener 24 a 45 cuadrantes. Aunque no es suficiente. En Bogotá, en las localidades de Ciudad Bolívar y Bosa, pueden tener hasta 104 cuadrantes, con menos población que la nuestra”, indicó Sosa.

Gustavo Barreto, edil de Altos de Cazucá, dijo que esta problemática no es nueva y que los delincuentes han quemado hasta el CAI de Policía, como ocurrió hace algunos años. “Este tipo de casos, nos duele decirlo, pero pasan casi a diario. Los lugares donde ocurren la mayoría de muertes violentas son los barrios que colindan con la capital: Compartir, León XIII, Altos de Cazucá y La María”, afirmó Barreto. Además, reiteró la importancia de que el Gobierno Nacional tome cartas sobre este asunto, pues este es el lugar que más desplazados recibe en todo el país.

Giovanny Ramírez, secretario de Gobierno de Soacha, es consciente de que la situación está complicada. Sin embargo, manifestó que hay que tener en cuenta que la tasa de muertes violentas a la fecha disminuyó a 23 homicidios por cada 100.000 habitantes, en comparación con 2013 la tasa fue de casi 37.

Agregó que la Alcaldía está trabajando en el fortalecimiento de la comunicación con la comunidad y las autoridades. “Estamos dotando a la comunidad con cámaras y radios para que estén conectados directamente con la Policía y así poder responder más rápido a sus necesidades. A las Juntas de Acción Comunal se les entregaron este año 120 radios y se les instalaron 181 cámaras y 139 alarmas comunitario por todo el municipio”, dijo el secretario.

También, el municipio está intentando vincular a los jóvenes a las instituciones educativas, para que de esta manera se alejen de las bandas delincuenciales. Hoy se lanzó la campaña “Juega por la vida” con el Ministerio de Defensa, para alertar a los menores acerca del reclutamiento forzado.

Por ahora, la Policía ya tiene identificado a uno de los hombres que asesinó a esta pareja de esposos. Se trata de alias “El Calvo”, quien habría sido identificado por uno de los vecinos. Sin embargo, la investigación continúa para encontrarlo a él y su cómplice.

En 2013, de acuerdo con las estadísticas de Medicina Legal, Soacha fue el municipio más violento del departamento. De 504 asesinatos que se registraron en Cundinamarca, esta población aportó 216 asesinatos.
 

Temas relacionados

SoachaHomicidios
Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X