13 Oct 2015 - 2:00 a. m.

Pacho les responde a Clara, Pardo y Peñalosa

El Espectador les pidió a los cuatro candidatos que puntean en las encuestas que se formularan preguntas entre sí.

Redacción Bogotá

El Centro Democrático mantiene una actitud positiva para las elecciones del 25 de octubre en Bogotá, donde su candidato, Francisco Santos, a la luz de las encuestas, no ha logrado que su candidatura se dispare. La que mejor lo ha ubicado ha sido la más reciente de Datexco, con un tercer lugar (11,4 %), lejos de la punta. Insistirá, en estos 12 días, con recorridos al lado del expresidente Álvaro Uribe y un discurso que pretende meter en la campaña la polarización nacional alrededor del proceso de paz.

Con esta entrevista, Santos es el primero que se le mide a responder preguntas que le formularon los otros tres candidatos que están arriba en las encuestas: Enrique Peñalosa, Rafael Pardo y Clara López. Se trata de una invitación que les hizo El Espectador para que abordaran seis temas: seguridad, salud, educación, movilidad, política y medio ambiente. Durante esta semana, los demás darán sus respuestas.

Clara López: Haré la universidad pública nocturna gratuita para darles a jóvenes y mujeres cabeza de familia nuevas oportunidades de educación. Usted planea crear una universidad digital. ¿Cuánto pagarían los estudiantes para acceder a ese beneficio?

Necesitamos masificar la educación superior, técnica y tecnológica, para que mucha gente se adapte al nuevo entorno económico. A mí no me gusta regalar nada, especialmente en la educación superior, porque la gente no lo aprecia. Queremos que sea a muy bajo costo, entre $100.000 y $300.000 el semestre. Hoy la Distrital cuesta $140.000. Las tabletas y la conectividad las subsidiará la ETB. No necesariamente habrá que pagar el semestre, también se podrá por créditos. Esperamos que el pago sea tan cómodo para los ciudadanos que prácticamente cualquiera acceda a esta educación.

Rafael Pardo: ¿Cómo piensa solucionar el deficiente servicio del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP)?

Primero: liquidar o solucionar muy rápidamente el problema de las dos empresas que están quebradas (Egobús y Coobús). Les han mentido a los transportadores. Segundo: renegociar los contratos del SITP, cuya licitación quedó mal hecha, para buscar, sobre todo, renovar la flota. Tercero: como los que saben de las rutas son los operadores, necesitamos trabajar con ellos para que las rediseñen. Cuarto: con GPS, ponerles horarios a los buses. Quinto: rediseñar el sistema pedagógico para que la gente sepa cómo coger los buses. Sexto: resolver algo que le quedó grande a esta administración (Petro) y a la de Clara y Samuel Moreno: de los 14.000 o 16.000 puntos que debería haber de recarga y compra de tarjetas, hoy solo hay 4.000.

Enrique Peñalosa: ¿Qué haría para rehabilitar a jóvenes delincuentes?

En los últimos tres años, 25.000 jóvenes han pasado en Bogotá por el sistema de responsabilidad penal para adolescentes. El 80 %, por temas de droga. Esos jóvenes no caen en manos del Distrito, sino del ICBF, en unos centros que dejan mucho que desear. Es un problema que el Gobierno Nacional tiene que atender. Proponemos que el hospital San Juan de Dios se convierta en un megacentro de tratamiento de adicciones. Si usted les quita la adicción, saca a muchos de esos jóvenes de la delincuencia. Hay que atender el problema fundamental que genera delincuencia, que es la adicción. Mientras está listo el San Juan hay que buscar otros sitios, pero el Distrito tiene que darles tratamiento a esos menores. La epidemia más grave del Distrito es la drogadicción.

Rafael Pardo: ¿Qué piensa hacer con el relleno sanitario Doña Juana?

Primero hay que medir en las zonas circundantes el impacto del asentamiento de basura ocurrido hace dos semanas. Después, el año entrante, hay dos opciones: primero, renovar la concesión por siete años mientras se busca en una negociación regional qué se va a hacer y dónde se va a poner el relleno; deberá discutirse mucho, porque nadie quiere basura en su patio trasero. Quizás por eso es que las tres últimas administraciones no hicieron nada. Lo segundo es analizar la utilización de nueva tecnología, como biodigestores y sistemas de reciclaje que permiten usar la basura, por ejemplo, en generación de energía. Así podríamos ver si se puede viabilizar Doña Juana a más largo plazo.

Rafael Pardo: ¿Cómo piensa resolver el problema del embarazo adolescente? ¿Promovería el uso del condón en colegios públicos?

Promovería valores tradicionales, que es lo más importante. Obviamente hay que educar en proyecto de vida, porque el embarazo adolescente tiene que ver mucho con la falta de ese proyecto. Si usted les entrega todas las herramientas al hombre y a la mujer para que entiendan lo que es traer un niño al mundo y lo que es la sexualidad, creo que son capaces de tomar la decisión correcta.

Enrique Peñalosa: ¿Cómo mejoraría los hospitales distritales?

Lo más urgente es mejorar la atención primaria. Colsánitas tiene el siguiente modelo: un hospital de primer nivel con médicos muy bien entrenados y gran capacidad resolutiva logra que ocho de cada diez pacientes salgan con su problema resuelto. Mejorando la atención primaria descongestionaremos el sistema. A partir de ahí, volveremos hospitales de primer nivel las UPA, UBA y los CAMI, lo que fortalece el programa Territorios Saludables (de la actual administración), porque se les asigna población, se crea esta red de atención primaria y se descongestionan los otros hospitales. Volveremos algunos hospitales de segundo nivel para descongestionar la cirugía ambulatoria. Crearemos 15 centros de urgencias alrededor de las avenidas Caracas y Boyacá. Especializaremos hospitales en enfermedades de alto costo: pulmonar crónica, cardiovascular, cáncer, renales y diabetes.

Clara López: Mi candidatura está respaldada por diferentes sectores democráticos de la política bogotana. Eso la hace bastante incluyente. En su caso, ¿cómo podría gobernar con una alianza política tan restringida?

La democracia es la confrontación de ideas, la sumatoria de esfuerzos, la participación a través de contradicciones que muchas veces encuentran soluciones comunes. El unanimismo es malo para la democracia, y en ese sentido, tener posiciones muy distintas enriquece la política y las salidas de política pública. En el diálogo con el Concejo esperamos que de la discusión entre distintas visiones salga lo mejor para la ciudad. El unanimismo de hoy en el Congreso, por ejemplo, excluye a las minorías y eso sí que es dañino para generar procesos de concertación.

 

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X