27 May 2019 - 2:42 p. m.

Personería de Bogotá advirtió que consultas con especialistas son realizadas por médicos generales

De acuerdo con un informe de la entidad, en los puntos de atención de las subredes norte y suroccidente se están realizando consultas por parte de profesionales en medicina que no cuentan con los títulos en las diferentes especialidades.

Redacción Bogotá - Bogota@elespectador.com

Dos subredes del esquema de salud de Bogotá estarían exponiendo a los usuarios a riesgos innecesarios, debido a posibles faltas en las que estarían incurriendo los médicos de esos centros de atención. Así lo advirtió un reciente informe de la Personería de Bogotá, que este lunes alertó sobre la prestación del servicio de consulta médica especializada, que se está realizando bajo la modalidad de “asistida” en las subredes suroccidente y norte.

En estos puntos de atención, las consultas especializadas son realizadas por médicos generales, procedimiento que, para la Personería, podría ir en contra de la salud de los pacientes e infringe las normas del Sistema General de Seguridad Social en Salud.

De acuerdo con el informe del Ministerio Público distrital, los médicos de estas subredes podrían estar incurriendo en faltas de orden ético, debido a que las consultas que llevan a cabo ameritan la intervención de un profesional con el título en la especialidad. Los médicos, aunque son profesionales, no cuentan dicho certificado, por lo que no se garantiza que tengan la capacidad de resolver los problemas que necesitan los usuarios.

La situación que denuncia la Personería está ocurriendo en las consultas denominadas “espejo”, “multiconsulta” o “especializada asistida”, y estarían incumpliendo con las normas de las instituciones prestadoras de servicios de salud.

"Estas consultas las están realizando médicos generales que no cuentan los certificados o acreditaciones de especialista. Esto pone en grave riesgo la vida y la integridad de los pacientes de forma injustificada, desconociéndose con ello la normatividad que rige el sistema nacional de salud", manifestó la personera distrital, Carmen Teresa Castañeda.

Para la Personería, dichas normas no prevén este tipo de figuras en las que el especialista es una especie de “supervisor”. Según el informe, en las consultas asistidas hay un especialista que no atiende, ni revisa, ni diagnóstica a los pacientes, sino que verifica las actuaciones de los médicos generales.

Este procedimiento es opuesto a lo que se entiende como “consulta médica especializada”, de acuerdo con la definición de la normatividad nacional en salud, que indica que esas consultas deben ser adelantadas solo por médico especialista. No contempla opciones.

Además de esta alerta, la Personería también indicó que la situación podría derivar en temas éticos e incluso legales, debido a que los contratos suscritos por los profesionales de las dos subredes no especifican que los médicos generales prestar el servicio en áreas que requieren especialidad, y tampoco que tengan que brindar atención a usuarios en este tipo de consultas.

“Las normas de talento humano en salud vigente prohíben llevar a cabo actividades en atención en salud o ejercer competencias por profesionales que no estén autorizados, lo cual vendría presentándose en la práctica, al ser los médicos generales los que atienden consultas médicas especializadas”, explica el informe de la Personería.

El informe señala a las subredes y dice que estarían incurriendo en irregularidades, debido a que son las encargadas de determinar las necesidades de personal, y pueden referir cuántos especialistas y profesionales requieren de acuerdo con su capacidad y la relación de oferta y demanda.

Frente a este panorama, la Personería solicitó a la Secretaría de Salud que habilite todos los servicios especializados, e indicó que la alerta es una oportunidad para que, junto con el Ministerio de Salud, se implementen programas de estímulos e incentivos para que los profesionales se formen en alguna especialidad. A la solicitud, la Secretaría de Salud respondió que conformará dos comisiones, para enviar a cada una de las redes cuestionadas, que investigarán la situación que denuncia la Personería para consolidar un pronunciamiento al respecto.

Los centros médicos que hacen parte de estas subredes son los hospitales Pablo VI Bosa, del Sur, Bosa, Fontibón y Occidente (suroccidente) y los hospitales de Usaquén, Chapinero, Suba, Engativá y Simón Bolívar (norte).

Comparte: