Ad
15 Aug 2020 - 4:32 p. m.

“Plan Marshall” para la reactivación económica de Bogotá, ¿con panorama difícil en el Concejo?

Se definieron los 3 ponentes, que analizarán el plan que propuso Claudia López, para brindar incentivos tributarios tras los efectos de la cuarentena y la pandemia. Rolando González (Cambio Radical), Julián Espinosa (Alianza Verde) y Susana Muhamad (Colombia Humana) serán los encargados de analizar en detalle la propuesta y tendrán 10 días hábiles para presentar sus ponencias.
Alexánder Marín Correa

Alexánder Marín Correa

Periodismo de datos, judicial, investigación y periodismo local.
Después de que los cabildantes emitan sus conceptos, los 45 concejales comenzaran a estudiar el proyecto, para posteriormente debatirlo y aprobarlo o no.
Después de que los cabildantes emitan sus conceptos, los 45 concejales comenzaran a estudiar el proyecto, para posteriormente debatirlo y aprobarlo o no.
Foto: Gustavo Torrijos Zuluaga

Justo cuando se alista la última cuarentena sectorizada en Bogotá, previa a la “nueva normalidad”, en el Concejo avanza el trámite para discutir una de las principales propuestas de la alcaldesa Claudia López, que ofrece alivios a la ciudadanía y a los comerciantes, para tratar de recuperar la economía de los efectos de la pandemia: el denominado “Plan Marshall”.

Y como parte de los rituales propios del cabildo para empezar la discusión, este viernes se definieron los tres concejales que se encargarán de analizar en detalle la iniciativa. Se trata de Rolando González (Cambio Radical), Susana Muhamad (Colombia Humana) y Julián Espinosa (Alianza Verde), quienes tendrán 10 días hábiles (hasta el 28 de agosto) para presentar sus ponencias, las cuales se someterán a discusión en la comisión de Hacienda, para definir la propuesta definitiva que pasará a discusión de la plenaria.

>>>Lea: ¿Qué es el plan Marshall, la propuesta para reactivar la economía en Bogotá?

El “Plan Marshall” de Bogotá, que presentó Claudia López el pasado 12 de agosto, en resumen, contempla congelar el Impuesto Predial en 2021 a predios residenciales y no residenciales, exceptuando los lotes; otorgar descuentos para empresas en el impuesto de Industria y Comercio, dependiendo de sus pérdidas durante la emergencia, y ayudas para la formalización empresarial. Todo esto, se respaldará con otra iniciativa: la solicitud para ampliar el cupo de endeudamiento de Bogotá a $11 billones.

Aunque la estrategia se presentó como el mejor camino para acompañar la recuperación de la ciudad, no todos los concejales están convencidos y la mayoría considera que necesita varios ajustes. Por esta razón, a pesar de que el Distrito es optimista sobre el tránsito de la iniciativa, a primera vista todo apunta que será un largo y candente debate, en el que seguramente será difícil convencer al cabildo de aprobar el plan tal y como lo presentó la administración.

Y por varias razones, para comenzar, los ponentes: si bien uno es de la bancada de gobierno, los otros dos están más cercanos a la oposición y sus críticas son duras. Ambos no solo cuestionan la propuesta por excesos, como el aumento de impuestos para algunos sectores, sino por defecto, como la ausencia de propuestas para salvar a los comercios que tuvieron que cerrar.

>>>Lea: Última cuarentena sectorizada antes de la “nueva normalidad” en Bogotá

El panorama lo completa un echo irrefutable: la bancada de gobierno tampoco tiene un grupo fuerte en la Comisión de Hacienda. Allí tienen asiento 15 concejales, de los cuales cinco hacen parte de la bancada de gobierno, uno de la oposición y el resto, aunque se declararon independientes, en varias oportunidades han mostrado su descontento con la mandataria distrital.

Por ahora, el respaldo al denominado “Plan Marshall” de Bogotá, estaría asegurado con Álvaro Argote (Polo) y Diego Laserna, Maria Clara Name, María Fernanda Rojas y Julián Espinosa, de la Alianza Verde. No obstante, el resto es incierto, ya que la comisión la completan Rolando González (Cambio Radical); Samir Abisambra, Sara Castellanos y Armando Gutiérrez (Liberal); Jorge Colmenares y Humberto Amín (Centro Democrático); Susana Muhamad (Colombia Humana); Marisol Gómez (Bogotá para la Gente); Fabián Puentes (Mira), y Nelson Cubides (Conservador).

La posición de los ponentes

Sobre la propuesta, Susana Muhamad fue clara en señalar que, como ponente, estaba analizando a fondo el proyecto, aunque de entrada planteó una serie de dudas. “La principal medida de reactivación es cumplir con una de dos condiciones: O se tiene un rastreo epidemiológico detallado en el territorio que permita que el contagio deje de crecer o una vacuna. Pero ninguna está en el gran paquete y esa es la medida más importante para la actual crisis de salud”.

Y agregó: “Frente a lo que radicó el Distrito, es un plan de dos partes, del cual solo conocemos la primera que es el programa de alivios. Todos los alivios del predial son importantes, pero la pregunta es ¿son suficientes para la capacidad de pago actual de la ciudadanía en la actual crisis? Queremos ver si la administración tiene análisis más profundos y concretos al respecto”.

Sobre el ICA expresó otras dudas. Si bien le parece justo que los más beneficiados de la pandemia aporten más, le preocupa el aumento del impuesto al sector del comercio electrónico. “Muchas empresas pequeñas y medianas han dado ese salto, están tratando de sobrevivir y no podemos perder de vista que en ese intento el 30% del sector productivo de Bogotá está a punto de cerrar. Nos quedan los siguientes interrogantes: ¿va a ayudar esto al mantenimiento y a la generación de empleo? ¿Son estos alivios suficientes frente a la actual capacidad de pago de la población?”.

>>>Lea: Los peros de Fenalco al Plan Marshall de Claudia López

Finalmente, sobre el anunciado proyecto para aumentar el cupo de endeudamiento, expresó su preocupación por el hecho de que la apuesta principal de la reactivación sean las obras de infraestructura y civiles, que la mayoría están en estudios y diseños, “por lo tanto, no empezarán sino hasta 2022 y 2023. En este caso nos queda la duda ¿esa es la mejor estrategia de reactivación económica? Nosotros pensamos que había que ir a procesos más simplificados donde se le diera empleo directo a la población en los territorios. En ese testado vemos el debate y estamos dispuestos a escuchar a los sectores económicos de la ciudad”.

Por su parte, Rolando González, considera que el proyecto de acuerdo no se compadece con la crisis social y económica generada por la pandemia. “Si no existiera el COVID-19, la alcaldesa igualmente debía presentar una reforma al predial y al ICA. Adicionalmente el proyecto solo trae alivios por el orden de los $254 mil, pero incrementa el recaudo de ICA en $2,3 billones y del predial en $300.000 millones, cuando lo que deberíamos es estar pensando en generar alivios tributarios y no en más impuestos”.

Y concluye: “La única propuesta valida es la congelación del predial, que fue una promesa de campaña y no es una respuesta a la crisis. En cuanto a las medidas plateadas de formalización, no están pensadas para que los pequeños comerciantes informales logren beneficios tributarios de la legalidad, sino para que paguen impuestos, donde solo busca recaudar $157 mil millones adicionales”.

Aunque este medio estableció contacto con el equipo de prensa del tercer ponente, Julián Espinosa (Verde), la respuesta fue que apenas se estaba analizando el proyecto y que le parecía prematuro dar una declaración. Agregó que hasta tanto no termine de analizar con todo su equipo la propuesta y radicada la ponencia, no estaría disponible para dar declaraciones.

A las dudas de los concejales, se suman las críticas de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) de Bogotá y Cundinamarca, que dio a conocer su concepto sobre el plan y entregó algunas recomendaciones para ser tenidas en cuenta por el cabildo. Entre ellas está que la opción de pago por cuotas para predios no residenciales se mantenga por más de un año y que la congelación del predial contemple más sectores, fuera de teatros y museos, como: cinemas, bares, discotecas y todas las actividades de relacionamiento social que se encuentran restringidas desde el inicio de la pandemia.

A pesar de este panorama, el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, se muestra confiado. “Hay un buen ambiente para el trámite. El concejo está muy comprometido con la reactivación económica. Habrá algunos temas de diálogo y negociación, pero sin duda sale adelante”. Frente al hecho de que Muhamad y González han sido críticos frente a la iniciativa, para Gómez eso no impedirá que la gran mayoría del concejo apoye la iniciativa. “Estamos tranquilos con el trámite. Armonización la aprobamos con 39 votos, por ejemplo. Afortunadamente hemos tenido un Concejo muy comprometido con Bogotá y la crisis que vivimos”.

Recibe alertas desde Google News