28 Jul 2020 - 12:10 a. m.

Policía de Bogotá respondió a denuncias sobre presunto caso de abuso en Kennedy

La entidad aseguró que la reacción en su contra se dio porque el hombre había golpeado a uno de sus uniformados, aunque la esposa del implicado dice que no es cierta dicha versión.

En un video compartido por redes sociales se denunció un presunto nuevo caso de abuso policial durante la cuarentena en Bogotá. El hecho se presentó el pasado domingo, en horas de la tarde en la localidad de Kennedy, en el suroccidente de Bogotá. En la grabación se puede ver a un hombre que es contenido por dos uniformados de la Policía, mientras su esposa y sus dos hijas, menores de edad, gritan y piden que sea liberado. La Policía respondió por el hecho y aseguró que se trató de un procedimiento que en todo momento estuvo bajo control.

Andrea Escobar es la esposa de Óscar Sarmiento, de 33 años, quien fue retenido por las autoridades en el video. La mujer relató a El Espectador su versión de los hechos. “Nosotros salimos a comprarles a las niñas unas fresas con chocolate. Cuando estábamos afuera nos encontramos con unos policías, ellos me pidieron la cédula y yo se las di. Una vez verificaron mis datos, me dijeron que harían una ruta con ICBF, pues no estaba permitido sacar a menores de edad en medio de la cuarentena”, dijo.

Según la mujer, su esposo estaba más adelante y no se había percatado de la situación, pero su hija mayor, de 9 años, sí estaba con ella y escuchó las palabras del uniformado, por lo que fue a contarle a su papá. “Eso no pasa nada, más bien vamos”, fue la respuesta de Sarmiento a su hija.

>>>>Lea: Periodista de El Espectador relata excesos de la Policía por no cargar la cédula

Sin embargo, fue en ese momento en el que uno de los policías habría retenido al hombre. “El policía se le fue detrás, lo comenzó a jalonear y mi esposo se defendió”. Fue en ese momento en el que el uniformado lo habría agarrado por el cuello. “A el lo estaban ahorcando, tanto que estaba quedándose sin aire”, agregó Escobar.

Durante ese momento, tanto ella como su hija mayor comenzaron a pedirle a los policías que lo soltarán. “Obviamente mis hijas comenzaron a gritar. Fue su reacción al ver a su papá así. Creo que cualquier persona respondería de esa forma si ve a un ser querido en esas condiciones. Finalmente, los policías lo soltaron, cuando el ya estaba muy morado”, explicó.

“A el le pusieron las esposas y le dijeron que se lo llevarían por haberlos agredido. Los policías también dijeron que yo rasguñé a uno, y yo nunca hice eso. A mi esposo lo subieron a la patrulla y se lo llevaron”. Escobar contó que a inicialmente le dijeron que a su esposo se lo llevarían para el CAI de Roma, en Kennedy, pero cuando llegó allá él no estaba.

Después llegó hasta la URI de Kennedy, donde piensa que está. “Yo estoy aquí y he preguntado por el, pero me dicen que está en audiencia. No sé audiencia de qué, porque ni abogado tiene. La abogada aún no ha llegado”, dijo la mujer quien asegura estar preocupada por su esposo, pues no sabe nada de él desde que se comunicaron a las 12 p.m. de este lunes.

>>>Lea: Policía incautó 143 kilos de marihuana en una bodega de la localidad de Bosa

Sin embargo, la Policía se pronunció sobre el hecho y aseguró que las cosas no sucedieron así. Según la entidad, los uniformados le pidieron la cédula a Sarmiento, quien no estaba utilizando tapabocas, pero ante la petición el hombre se habría negado y golpeado en el rostro a uno de los policías. Dicen que incluso el uniformado fue examinado y tiene una excusa médica de cinco días a causa de las lesiones que le causó el golpe.

Por otro lado, también aclararon que el hombre no estaba siendo ahorcado, sino que se trató de una técnica policial básica que se aplica en casos que lo requieran. El hombre fue esposado y trasladado a la URI por “ataque a servidor público”.

Comparte: