5 Aug 2020 - 1:41 p. m.

Policía sorprende a un grupo de personas violando la cuarentena en un motel de Bogotá

Pese a que los infractores se escondieron en la terraza del motel, las autoridades lograron encontrarlos y sancionarlos.
Policía sorprende a un grupo de personas violando la cuarentena en un motel de Bogotá

En las últimas horas, la Policía del CAI Las Ferias, ubicado en la localidad de Engativá, fueron alertados por un ciudadano sobre el funcionamiento ilegal de un motel de la zona. Las autoridades, atendiendo la denuncia, se movilizaron hasta el lugar indicado y comprobaron que sí había uno de estos establecimientos funcionando.

Según Noticias Caracol, los trabajadores del lugar, al ver la llegada de los policías, alertaron a sus clientes y los escondieron en la terraza, sin embargo, los uniformados los encontraron y los sancionaron junto a los funcionarios del motel.

Cabe recordar que Engativá se encuentra en cuarentena estricta desde la semana pasada se encuentra en cuarentena estricta, por lo que está prohibida la circulación en la zona por parte de personas que no hagan parte de las excepciones. Entonces, el funcionamiento de estos establecimientos está prohibido por los efectos de la pandemia.

Y este no ha sido el único motel que ha seguido funcionando pese a las restricciones, pues el pasado 8 de junio, la policía también sorprendió a 12 personas en el sector de Venecia, localidad de Tunjuelito. En este caso, los uniformados también fueron alertados por la comunidad.

>>>Lea: Moteles denuncian una “infidelidad” comercial de varios hoteles de Bogotá

En Bogotá cerca de 150 moteles han cerrado sus puertas, lo que muestra el fuerte golpe que ha recibido este sector por cuenta del COVID-19. Antes de la pandemia, los establecimientos comerciales facturaban en promedio $20.000 millones al mes, lo cual les permitía generar unos 34.000 empleos directos y tener una presencia de más de 500 establecimientos en la ciudad.

Los moteles que todavía están a la espera de una reactivación ya han implementado protocolos de bioseguridad para cuando se les permita volver a funcionar. Se han adquirido máquinas de limpieza que esparcen un químico desinfectante. Además, los colchones y almohadas tendrán que estar hechos con materiales antifluidos y antiácaros para mitigar el riesgo de contagio. Sumado a esto, no podrá haber tapetes sino porcelanatos y cerámicas.

El gremio espera que, en las próximas meses, el Gobierno les permita reactivarse de manera gradual.

Comparte: