Bogotá

15 Mar 2012 - 9:42 a. m.

Por ataques a Transmilenio, menores pagarán multas de hasta $42 millones

Los padres de los menores tendrán que asumir esta deuda.

El Espectador

Los menores de edad que participaron en los disturbios del pasado viernes contra el sistema Transmilenio deberán pagar multas que van desde los siete millones (13 salario mínimos) hasta los 42 millones de pesos (75 salarios mínimos).

El anuncio fue hecho por el director de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Luis Eduardo Martínez, quien explicó que los padres deberán responder por la deuda ante las autoridades competentes.

"Teniendo en cuenta el artículo 44 y 45 de la Ley 1453 donde habla de la obstrucción y la perturbación, le estamos solicitando a la Fiscalía que los menores respondan ante la jurisdicción que le compete, pero los padres tendrán que pagar la multa que va de 13.3 salarios mínimos hasta 75. El código establece que los padres son responsables de lo que han hecho sus hijos menores, y la Ley de Infancia y Adolescencia también establece las responsabilidades", dijo Martínez en Caracol Radio.

La legislación colombiana establece duras penas para quienes afecten los sistemas masivos de transporte. Luego de los desmanes del pasado viernes en Transmilenio, desde el Congreso se hizo la claridad en referencia al tema. La ley de Seguridad Ciudadana que fue aprobada en 2011 establece que los responsables de los daños a la infraestructura del sistema podrían pagar de 4 a 8 años de prisión.

La ley fija que esa pena deberían purgarla por haber bloqueado y dañado gran parte de ese sistema de transporte donde se movilizan por día más de 1.5 millones de ciudadanos.

En el mismo sentido, la legislación establece sanciones de cárcel de hasta 7 años, para aquellas personas que un lugar público, emplee, envíe, remita o lance contra un edificio o medio de transporte objetos peligrosos.

Los hechos vandálicos contra el sistema masivo de transporte de Bogotá le costaron a la ciudad más de 1.000 millones de pesos, según los datos entregados por el alcalde Gustavo Petro Urrego.

Fueron al menos cinco estaciones las que terminaron afectadas por los manifestantes, que dejaron los simples bloqueos para pasar a las vías de hecho.

El ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, dijo que la ley de Seguridad Ciudadana contempla que quien obstaculice, destruya y cometa actos de violencia en los sistema de transporte está inmerso en un hecho delictivo.
 

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X