Bogotá

10 Nov 2014 - 8:51 p. m.

Precandidatos a la Alcaldía, en desacuerdo con viviendas para desplazados en estrato 6

Proponen vender los predios y construir en zonas menos costosas con el fin de beneficiar a más familias.

Redacción Bogotá

Luego de que la Alcaldía de Bogotá anunciara la construcción de 372 unidades de vivienda para desplazados por la violencia en zonas de estrato 6 y que los habitantes de dichos sectores se opusieran, el alcalde Gustavo Petro anunció que las viviendas que se construirán para esta población vulnerable contarán con todas las condiciones para vivir en estos sectores, a lo que los precandidatos a la Alcaldía de la capital colombiana denominaron como un anuncio populista.

Para el precandidato del uribismo, Francisco Santos, el anuncio del mandatario es populista y busca despertar enfrentamientos y lucha de clases en Bogotá.

“Está buscando una excusa para generar un debate de provocación y convertirse en el gran defensor de aquellos a los que ha victimizado con el gran desorden que tiene la ciudad y lo que plantea es una provocación en la que le pido a la ciudad que no caiga”, expresó Santos en diálogo con Caracol Radio.

A lo anterior, el político agregó que Petro busca “una causa para poder decir que los ricos de Bogotá son unos asesinos que lo único que quieren es que a los pobres les siga yendo mal, y eso no es cierto”.

Respecto a los predios y los costos, el periodista manifestó que con lo que el actual alcalde pretende levantar las viviendas, él podría hacerlo 10 veces más en otros sectores de la ciudad, especificando que “quienes van a vivir allí necesitan sitios en los que les vendan la cucharada de aceite y un transporte público barato”.

Por otro lado, Carlos Vicente de Roux — concejal y precandidato de la Alianza Verde— cree que aunque no puede dejarse a la población desplazada en la periferia, tampoco se le pueden tantos beneficios de estratos altos a unos cuantos, por lo que propone vender los lotes e invertir el capital en locaciones de menor costo, con el fin de hacer más edificaciones, beneficiando a más de 372 familias.

“Vender esos terrenos y comprar en áreas más grandes para darle opción a un mayor número de familias. Es que 372 viviendas es el equivalente a gente que se gana una lotería y es al esquema de rifas, que dan recursos a unos pocos beneficiados por la suerte y el gran conglomerado permanece sin acceso a esos premios”, indicó De Roux a esa emisora radial.
 

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X