27 Aug 2020 - 5:03 p. m.

Preparan política pública para reducir la carga contaminante de los vehículos en Bogotá

El objetivo es que la ciudad alcance estándares de tecnologías vehiculares de cero emisiones como eléctricos, hidrógeno y otras tecnologías que no generen emisiones contaminantes.
Dicha política aplicaría para todo tipo vehículos: carros, motos, buses y transporte público.
Dicha política aplicaría para todo tipo vehículos: carros, motos, buses y transporte público.

La Secretaría de Movilidad prepara una política pública de “Movilidad Motorizada de Cero y Bajas Emisiones”, con la que busca reducir la carga contaminante que generan tanto el transporte público como los carros particulares y motos.

La idea es lograr que en la ciudad haya “un periodo de transición con vehículos híbridos y estándares de tecnologías de bajas emisiones, que serían vehículos con motores de combustión de tecnología euro V y VI”, según indicó Movilidad. A esto le seguirá la aplicación de estándares de tecnologías vehiculares de cero emisiones como eléctricos, hidrógeno y otras tecnologías que no generen emisiones contaminantes al aire ni gases de efecto invernadero.

Según datos entregados por la entidad, el 65 % de los viajes diarios en la ciudad se hacen en medio de transporte motorizados, que generan el 79% del material particulado producido por combustión y el 28% de los gases invernaderos en Bogotá.

>>>Lea: Distrito y Gobierno nacional se reúnen para discutir proyectos de movilidad de Bogotá

La política, que se encuentra en fase de agenda pública, ya completó la conceptualización de la problemática ambiental e identificación de los actores, por lo que adelanta reuniones virtuales con las entidades institucionales, gremios, organizaciones y asociaciones.

Posterior a ello, vendrá la formulación en la que se dejará en firme el plan de acción que se presentará a la Secretaría de Planeación, para su aprobación expedición e implementación, que finalmente se complementará con una fase de seguimiento a los avances.

La Política va dirigida a carros, motos, buses, transporte público y todo tipo de vehículos con motores de combustión. La estrategia va dirigida a las acciones que adelanta la ciudad para mejorar la calidad del aire, dado que en los últimos dos años se ha declarado en dos ocasiones la alerta amarilla en toda la ciudad y naranja en las zonas más críticas por alta concentración del material particulado PM2.5.

Comparte: