Bogotá

1 Mar 2012 - 3:34 p. m.

Proponen que ALO se convierta en corredor férreo

La idea es evitar más trancones por tractomulas y camiones en Bogotá.

El Espectador

Una nueva idea surgió este jueves alrededor de la construcción de la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO), que tantos choques ha generado entre el ministro de Transporte, Germán Cardona, y el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro.

El senador Carlos Alberto Baena, quien convocó a una audiencia pública para discutir el tema, les propuso a las dos partes que se piense en la construcción de un correo férreo sobre la ALO.

La iniciativa busca que el tren que recorra el occidente de Bogotá quede habilitado para pasajeros en el día y en la noche para carga.

La idea es que por esa línea férrea se llegue directamente al aeropuerto y se puede impulsar la competitividad de la ciudad (…) nos parece que en el tema de carga se debe trabajar”, explicó el senador de MIRA.

Según él, su propuesta también permite descongestionar a la ciudad de todos los vehículos de carga que transitan por todas las calles de la capital.

De no ser realidad esta idea, la ciudad seguiría colapsada. Hay que cambiar la idea de ver tractomulas por toda la ciudad”, indicó.

Frente a los problemas ambientales que suscitaría la construcción de la ALO, Baena consideró que “hay que tomar medidas de mitigación frente al cambio climático porque desde ese punto de vista los humedales son intocables. Esos son sitios de recarga y sitios que absorben cualquier tipo de inundación”.

Ante el nuevo tema, Petro señaló que "la ALO mantendría el criterio de ser una vía en el tramo norte de transporte público masivo pero absolutamente respetuoso de los humedales".

"Hacer un metro ligero de transporte público de pasajeros y el resto de terreno se libera para proteger humedales", agregó.

De hecho, al presentar su revolución urbana el 23 de febrero, enfocada en el cambio climático, Petro había mostrado una idea como esa. Dijo que en el plan de desarrollo están contempladas tres líneas de metro. La primera en el borde oriental, la segunda el metro ligero por la carrera Séptima y la tercera el sistema férreo por la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO).

“El transporte férreo es bueno para conectarlo con el aeropuerto y las vías férreas con los buses del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP). Los buses deben supeditarse al modo férreo”.

Finalmente, dijo que por la ALO no debe pasar el transporte de carga sino que ese transporte se deje en centros logísticos y de ahí la carga se redistribuya a la ciudad en vehículos menos pesados.

El nuevo choque de Mintransporte y Petro

El Gobierno Nacional y el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Urrego, una vez más chocaron por la construcción de la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO).

Primero, el ministro de Transporte, Germán Cardona, dijo que "es mi responsabilidad decirle al alcalde que tiene que hacerse la ALO y en todas las reuniones seguiré diciéndoselo".

En ese sentido, el funcionario dijo que el tema ambiental será tenido en cuenta a la hora de la construcción. "La ALO debe hacerse respetando todo el tema ambiental que se requiera", manifestó.

Para Cardona, caben los dos procesos: una nueva vía para la capital, donde también se respete el medio ambiente.

"Debe hacerse la vía porque Bogotá necesita vías; y respetar el medio ambiente y aquí nadie se opone a eso", sostuvo.

Cardona finalmente insistió en que de no hacerse la ALO se incurriría en un detrimento patrimonial en la ciudad.

"El Gobierno Nacional le ha invertido $80 mil millones de pesos que están demostrados desde Chuzacá hasta la frontera con el río Bogotá", agregó.

De otro lado, el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, dijo que el Gobierno no puede obligarle a la ejecución de esa obra en el occidente de la capital.

"Esta propuesta queda a discusión de ustedes, sé que el Conpes no nos obliga y sé que el ministro no nos puede ordenar", indicó.

El alcalde Petro dijo que para no perder la inversión hecha por el Gobierno Nacional se podría concesionar un tramo de la ALO desde Bosa hasta la calle 13.

En este sentido, explicó que “sería una vía pequeña de uso racional, que no pasaría por Bosa sino entre esa localidad y el río Bogotá. Tendría zonas de agricultura y una vía para transporte mixto y de carga. Al llegar a la calle 13 habría peajes para tractomulas”.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X