Publicidad
23 Sep 2022 - 10:31 p. m.

Protesta por desalojo en casa en el centro de Bogotá, que usaban para delinquir

De acuerdo con las autoridades, en este inmueble se presentaba venta de estupefacientes, ocultamiento de elementos hurtados y trata de personas. Además, habría sido usada por bandas delincuenciales para retener a sus víctimas. No obstante, quien gestión el desalojo fue la Empresa Metro, que la tiene bajo su administración.
El inmueble ha sido intervenido cuatro veces por las autoridades al hallarse  estupefacientes  y elementos aparentemente hurtados.
El inmueble ha sido intervenido cuatro veces por las autoridades al hallarse estupefacientes y elementos aparentemente hurtados.
Foto: screen de panta

En el barrio Santa Fe, ubicado en la localidad de Los Mártires, se registró una manifestación en contra de la medida de desalojo de un inmueble que, de acuerdo con las autoridades, al parecer lo estaban usando miembros de bandas delincuenciales, para actividades delictivas, entre ellas, el microtráfico y el secuestro.

Independiente de las razones que esgrimieron las autoridades, vale resaltar que quien gestionó la operación fue la empresa Metro, que actualmente tiene el dominio del inmueble, luego de recibirlo de manos de la Sociedad de Activos Especiales.

Lea: Encuentran el primer cuerpo, tras siniestro en el Salto del Tequendama.

Debido a las protestas, la Policía Metropolitana y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) hicieron presencia en la zona, debido a una serie de altercados entre los manifestantes y los uniformados.

Según las autoridades, en esta casa, que ha sido intervenida cuatro veces en lo corrido del año, se presentaba venta de estupefacientes, ocultamiento de elementos hurtados y trata de personas, bajo la modalidad de explotación sexual.

Lea también: Asaltan a grupo de extranjeros en los Cerros Orientales de Bogotá.

Adicionalmente, uno de los miembros de la banda ‘Los Maracuchos’ habría sido capturado en este lugar y una víctima de trata de personas sostuvo ante Fiscalía haber estado secuestrada en este edificio durante dos años.

Por otro lado, a la casa se le aplicó extinción de dominio el 29 de marzo de 2017, por orden de la Fiscalía 23. Sin embargo, posteriormente pasó a cargo de la Sociedad de Activos Especiales (SAE), entidad que entregó la responsabilidad del inmueble a la empresa Metro.

La empresa encargada del proyecto férreo, entabló un procedimiento policivo ante la Inspección Distrital 23, la cual ordenó desalojo del inmueble para este 23 de septiembre. Hoy, la mayoría de inconformes con la medida son ciudadanos que, ajenos a dichas actividades delincuenciales, vivían en el lugar y ahora tendrán que buscar dónde vivir.

Para conocer más noticias de la capital y Cundinamarca, visite la sección Bogotá de El Espectador.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias