Publicidad
22 Oct 2020 - 11:27 p. m.

Proyecto de Corredor Verde por la carrera Séptima tendrá un comité de verificación

Ante un juzgado, la Alcaldía Mayor de Bogotá, Transmilenio y el IDU pactaron cumplir los derechos colectivos a la moralidad pública y al ambiente sano, esto después de que se impusiera una acción popular contra la intención de desarrollar una troncal de Transmilenio por la carrera Séptima.
El Corredor Verde de la carrera Séptima fue avalado por el Concejo con la aprobación del Plan de Desarrollo.
El Corredor Verde de la carrera Séptima fue avalado por el Concejo con la aprobación del Plan de Desarrollo.
Foto: Secretaría de Ambiente

Durante su administración, Enrique Peñalosa defendió la idea de construir una troncal de Transmilenio por la carrera Séptima, pues, según él, esto permitiría satisfacer la demanda de movilidad en la ciudad e impedir “que se llene de buses en los próximos años”. Sin embargo, su plan no prosperó, pues en 2019 el senador Rodrigo Lara interpuso una acción popular, la cual fue respaldada por la justicia, “por desconocer los derechos colectivos de moralidad pública y medio ambiente sano”.

Lea también: Transmilenio por la Séptima: crónica de un revés anunciado

No obstante, intervenir la carrera Séptima, así no sea implementando una troncal de Transmilenio, continúa en la mente de la administración, pues en el Plan de Desarrollo de Claudia López se contempla la realización de un Corredor Verde con sistemas sostenibles de movilidad, en el que se incentiva el uso de la bicicleta y se adopta el uso de transporte impulsado por energías limpias.

Pero también sigue vigente la preocupación de que no vulneren los derechos por los que se frenó el proyecto de Enrique Peñalosa, razón por la cual ante el Juzgado 23 Administrativo del Circuito - Sección Segunda, la Alcaldía Mayor de Bogotá, Transmilenio S.A. y el IDU acordaron el pasado 15 de octubre un Pacto de Cumplimiento, el cual fue confirmado con un fallo el 21 de octubre, por la sentencia No. 141.

Según lo explicado por Lara, mediante esa sentencia se crea un comité de verificación “para vigilar y asegurar el cumplimiento de los derechos colectivos a la moralidad pública y al ambiente”. En suma, habrá un equipo que estará pendiente de que el proyecto sustente su idoneidad para responder a la necesidad de movilidad que tiene la ciudad, a la vez de garantizar que sea amigable con el medio ambiente.

“Atendiendo a este mandato, el Sector Movilidad de la Administración Distrital ha dado inicio al proceso de formulación, y estructuración del proyecto, como política pública concebida para dar solución a los problemas de movilidad y transporte por esta vía, desde la calle 26 hasta la calle 200, basado en los principios de diálogo, participación informada, transparencia, inclusión, equidad, búsqueda de consensos, prevalencia del interés general y atención a los condicionantes técnicos, financieros y temporales”, comunicó el Distrito.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias