Bogotá

13 Jul 2014 - 11:36 p. m.

¿Qué le dejó el Mundial al comercio bogotano?

Pérdidas de hasta el 100% en bares y discotecas, del 40% en tiendas y supermercados y del 70% en parqueaderos.

Redacción Negocios

Ya lo había dicho el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, Guillermo Botero, días antes de que la selección colombiana de fútbol fuera eliminada de la mayor justa deportiva del balompié global: “Como hemos venido denunciando, las medidas restrictivas han tenido un efecto profundamente negativo en este sector, algunos comerciantes que hicieron grandes inversiones para atraer clientes durante el Mundial se han visto afectados”.

Una semana pasó y sólo faltando dos partidos para que finalice el evento en Brasil, fueron los mismos comerciantes agremiados en Fenalco Bogotá-Cundinamarca, quienes hicieron un balance sobre qué les dejó en materia de ganancias certamen que sólo se hace cada cuatro años: “Durante la celebración del mundial de fútbol, se esperaba que el comercio de la ciudad presentara incrementos importantes en sus ventas entre el 8% y el 10% con respecto al mismo periodo del año anterior”. Las expectativas de almacenes deportivos eran de entre el 20 y 40%, las grandes superficies de entre el 25% y 35%, los restaurantes 20% a 30% y los bares y expendios de licor un 45% a 55%.

Pero la realidad fue otra. Durante la primera fase, cuando Colombia le ganó a Grecia, Costa de Marfil y Japón, con Ley seca y para este último el pico y placa, al final dejó, de acuerdo con estadísticas de la Policía, nueve personas muertas, 15 heridas y 3.000 riñas; el comercio no salió victorioso. La ventas bajaron 70% en general, las de bares y discotecas, para el segundo partido, se vieron reducidas hasta en un 100%, la de las tiendas y supermercados un 40%, los restaurantes el 35%y los parqueaderos y establecimientos especializados (tecnología, papelerías, ferreterías, joyerías, calzado y almacenes de calle en general), un 50%.

Ya, en octavos, cuando se dio el paso a segunda ronda, la disminución de las ventas del total de los comerciantes fue del 86%, mientras los bares, discotecas y restaurantes sufrieron con una caída del 80%, los establecimientos especializados un 30% y “durante el horario de rumba extendida el domingo 29 de junio, el 83% de los bares no presentó variaciones en sus ventas en comparación con un día de rumba normal, el 17% restante registró disminuciones entre el 21% y el 30%, esto debido a que el fin de semana fue festivo y mucha gente salió de puente”, dijo el gremio.

Para cuartos de final, que era un hecho histórico para el fútbol colombiano, las cifra no cambiaron su tendencia. “Los establecimientos especializados reportaron una disminución en sus ventas hasta del 50%” y entre 60% y 70% bajaron “los usuarios de parqueaderos debido a que la ley seca se extendió hasta las 10:00 p.m.

Por eso, al final, Fenalco, que no recuperó ninguna de las expectativas que tenía, terminó dándole un par de conclusiones a las autoridades distritales: “el 80% de los comerciantes considera que se deben realizar campañas pedagógicas para mejorar el comportamiento de los ciudadanos y debe existir mayor presencia de la policía en los sitios de concentración de los partidos y diferentes eventos que se desarrollan en la ciudad”. Y, para sumar, dejaron claro que “la Ley seca no debe ser la solución para mitigar el impacto de los problemas de orden público en la ciudad, ya que dicha medida paraliza el comercio organizado de Bogotá”.

 

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X