Bogotá

13 Jul 2014 - 2:00 a. m.

Relatos de miedo en los puentes peatonales

En el año, según las autoridades, en los puentes se han registrado siete homicidios, 71 lesiones, 288 riñas y 189 atracos. Las víctimas compartieron sus historias con El Espectador.

Redacción Bogotá

El asesinato del subintendente de la Policía Jesús Arango, el pasado martes cuando se resistió a ser atracado en un puente peatonal de Fontibón, revivió el miedo entre los capitalinos.

Homicidios, asaltos, riñas… La principal queja de los ciudadanos es la falta de vigilancia, especialmente en las noches. Por eso, muchos prefieren cruzar por las avenidas.

A diario hay una historia de robos en los puentes peatonales. Sin embargo, de acuerdo con el Centro de Estudio y Análisis en Convivencia y Seguridad Ciudadana, en los 319 puentes peatonales que hay en Bogotá, solo se tienen cifras de 7 homicidios, 71 agresiones físicas, 288 riñas y 189 hurtos ocurridos en lo corrido del año.

Lo cierto es que los ciudadanos se sienten cada vez más inseguros en estas zonas públicas, como lo confirma la última encuesta de percepción y victimización de la Cámara de Comercio, que indica que para los capitalinos los lugares más peligrosos son las calles, con un 30%; los potreros, con un 26%, y los puentes peatonales, con un 22%.

Ante esto, la Policía y el Distrito anunciaron que priorizarán el trabajo de seguridad en los puentes, con más iluminación y vigilancia extendida hasta las 12:00 de la noche. El Espectador pidió a sus lectores que contaran sus historias en los puentes peatonales. Aquí, varias de ellas.

“Si corre, lo chuzo”

Daniel Pérez

Era 30 de junio de 2011. Lo recuerdo, porque ese día me “cuadré” con la que hoy es mi novia. Como normalmente lo hago, luego de llevarla al barrio Catalina II, me dirigí a una parada de alimentador de Transmilenio. Para llegar debía pasar por un puente peatonal sobre la avenida Primero de Mayo. Eran casi las 8:00 p.m. y cuando empecé a subir las escaleras, vi al otro lado a un grupo de personas, pero no me atemoricé. Al llegar a la mitad del puente, me di cuenta de que eran lo que en Bogotá llamamos “ñeros”.

Estaban un poco antes de finalizar el puente. Me armé de valor y decidí pasar rápido, confiando en que no me iba a pasar nada. Sin embargo, cuando me acerqué, efectivamente me acorralaron. Primero fue: “Venga le digo”; luego: “Si corre lo chuzo, gonorrea”, y finalmente: “Déjese hablar, que no le vamos a hacer nada”. Entre cinco decidieron quitarme el celular. Tomé la decisión incorrecta de oponer resistencia.

Entre el afán, la tensión y los nervios que mostraban, uno de ellos, de un puño (creo que el más fuerte que he recibido), me reventó la nariz. Luego, entre todos me golpearon y me mandaron puente abajo. Con la cara ensangrentada llegué a una tienda de minutos. Una amable señora me brindó agua para limpiarme. Tuve por varios días el rostro inflamado. Desde ese día pienso que prefiero arriesgar mi vida pasando por debajo del puente, que volver a vivir un susto igual.

“¿Quiere llegar sano al otro lado del puente?”

Javier Martínez Loaiza

En el puente peatonal de la avenida Boyacá con avenida Esperanza intentaron robarme y apuñalarme, porque no me dejé atracar. Fue un grupo de muchachos que iban en bicicleta. Uno se me acercó y me pidió la hora. Cuando miré el reloj, otro sacó un cuchillo y me amenazó diciendo: “Deme todo, si quiere llegar sano al otro lado del puente”.

El que me pidió la hora me empujó contra el borde del puente. Cerca iba un muchacho al que ya habían atracado, quien pidió ayuda. Los tipos salieron corriendo y gritando: “La próxima sí lo apuñalo”.

“El ladrón sigue ahí”

Laura Hutchinson

El puente de la estación de Banderas, que sale a las Américas (salida oriente-occidente), es altamente peligroso. Una semana atracan y a la siguiente parece que descansan para no despertar sospechas. Los delincuentes eligen a los que salen de las estaciones hablando por celular. En este punto opera una banda, integrada mínimo por tres personas, que se ubican de forma estratégica: uno a la salida de la estación, otro en la parte alta y el último bajando el puente. Ellos se encargan de mirar quién lleva celular o portátil y donde lo guardan. Cuando los ciudadanos caminan hacia los edificios es cuando los abordan los delincuentes.

En mi caso, el delincuente no me alcanzó, pero vi cuando pasó la avenida para esperarme al otro lado. Antes de que yo cruzara, una señora me dijo que tuviera cuidado, porque me estaban esperando para atracarme. Ella me contó como el ladrón, luego de ver cuando yo guardé el celular en el bolsillo, empezó a rondarme. Al día siguiente, antes de salir del puente peatonal, miré desde arriba y vi al mismo sujeto en la parte de abajo, chequeando a las personas que bajaban. Los días siguientes tuve que pedir a mis familiares que fueran a recogerme.

“Se llevó hasta las llaves”

Milena Moreno

Hace dos años me atracaron a las 7:00 p.m. en el puente peatonal de la avenida Primero de Mayo con carrera 50. El ladrón iba en bicicleta y me esperó antes de bajar el puente. Me cerró el paso, me golpeó y me amenazó con un puñal. Me robó el bolso con todo lo que llevaba: documentos, celular, $80.000, maquillaje, gafas; me quedé por fuera de mi casa, porque hasta las llaves se las llevó. En este puente nunca hay presencia de las autoridades y la iluminación en la noche es poca. Ese día no había quien me prestara ayuda. A cuatro cuadras encontré una patrulla de la Policía, que hizo un recorrido breve para ver si de pronto el ladrón había arrojado el bolso. Después me dejaron en la casa. No me llevaron a poner el denuncio, porque esa zona no les correspondía. En este sitio la gente prefiere cruzar la avenida, que utilizar el puente peatonal.

“Atracan por deporte”

Alejandro Martínez Sánchez

En el puente de la calle 123 con carrera 9 atracan por deporte. Es muy fácil hacerlo: no hay luz, el alto tráfico impide que la gente esté pendiente de lo que ocurre en el puente y como alrededor hay casas y edificios, casi nadie camina por ese sector. La mayoría llega por otros lados, pues saben que llegar por este puente es atracada segura. Adicionalmente, hay un parque cerca donde se esconden los ladrones.

Muchas veces uno se ve obligado al escarnio público al cruzar por la avenida. Aunque es una decisión suicida, teniendo en cuenta el tráfico, en muchas ocasiones uno prefiere irse al azar de ser atropellado que al de ser atracado.

“Hasta los aretes”

Karina Rodríguez

Me atracaron en el puente peatonal de la calle 26, frente a la Hemeroteca Nacional. Eran las 7:00 de la noche y tres tipos con arma blanca me robaron el dinero, el celular, un ipod y hasta los aretes. El puente tiene vigilancia hasta las 6:00 de la tarde, pero después se vuelve un lugar de atraco. Es mejor cruzar antes de las 5:00 p.m.”.

“Riesgo de noche”

Paola Andrea Castellanos Cruz

“El puente de la avenida Boyacá con avenida Primero de Mayo, desde que empieza a anochecer, se vuelve un peligro. Ahí me robaron dos veces. La primera me amenazaron con un palo y me robaron el bolso. En la segunda me hicieron la encerrona. Además, recuerdo que hace un año mataron a un muchacho, al que lanzaron desde el puente”.

“Le di un sombrillazo”

Catalina Tarazona

El bus me dejó al frente de Colsubsidio de la calle 26, entre carreras 19 y 24. Eran las 8:00 de la noche y cuando crucé por el puente peatonal fui abordada por un joven que me agarró el brazo y me dijo que le diera todo y si no, me sacaba la puñaleta. A esto respondí con un sombrillazo en la cabeza y una patada. Enseguida salí corriendo, bajé el puente peatonal y advertí a las personas que estaban abajo”.

“Atracado por dos costeños”

Camilo Díaz

Era las 7:00 de la noche de un jueves. En el puente peatonal para ingresar a la estación de Coliseo, me abordaron dos costeños. Mientras uno me dobló el brazo y me puso la punta de un cuchillo en la espalda, el otro me quitaba todas las pertenencias. Después del hecho fui a la estación de Transmilenio y me dirigí a los auxiliares de policía, quienes no le dieron importancia a mi denuncia. Tras mi frustración y el fuerte impacto de la situación, dialogué con el personal de Transmilenio para poder ingresar al sistema, debido a que me dejaron sin un centavo. La única respuesta de ellos y de la Policía fue: “Lo único es que se cuele, pero que la cámara no lo vea, y entra de una al articulado”. Triste realidad.

“Me quitaron la ropa”

Carlos Báez

Hace 3 meses, a las 5:40 a.m. me atracaron en el puente peatonal de la Boyacá con 116, cuando cruzaba para coger el bus. Me abordaron dos sujetos con puñales, que me tiraron al piso y me robaron todo. Luego me hicieron quitar los zapatos y el pantalón, lo amarraron y lo tiraron desde el puente para que no los "persiguiera".

“Banda de travestis”

Andrea Mojica

Era un domingo, a las 4:30 p.m. y yo regresaba de almorzar con mis tíos. Cuando salimos de la estación de Trasmilenio de la Universidad Nacional, un hombre de color, drogado y con una bolsa negra en la cabeza me amenazó con un cuchillo, pidiéndome dinero. Terminó robándome $50.000 y mi celular. También aprovecho para denunciar a una banda de travestis que roban e intimidan a la comunidad universitaria, que transita tanto por el puente de la carrera 30 con calle 45, como por el puente de la calle 26 frente a la Universidad Nacional. Usan agujas, según ellas, infectadas con Sida para robar a los estudiantes. Es mejor alejarse cuando uno ve a esos hombres con pelo largo y tinturado, y vestidos con minifaldas fucsia. La verdad es que los puentes peatonales cercanos a la Universidad Nacional son muy peligrosos últimamente.

Las intersecciones más peligrosas

La Subsecretaría de Convivencia y Seguridad presentó un informe con las intersecciones más peligrosas y en las que más incidentes se han registrado en la capital.

* Calle 80 con Boyacá 815 incidentes

* Carrera 10 con calle 6 753 incidentes

* Calle 170 con Autonorte 703 incidentes

* Calle 13 con carrera 72 436 incidentes

* Calle 13 con carrera 14 395 incidentes

* Calle 19 con carrera 30 391 incidentes

* Calle 80 con carrera 68 386 incidentes

* Calle 100 con carrera 45 382 incidentes

* Calle 20 con carrera 82 380 incidentes

* Calle 13 con carrera 86 376 incidentes

* Calle 19 con carrera 14 373 incidentes

 

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X