Publicidad
16 Jul 2022 - 7:30 p. m.

Reversazo en la licitación de Planta de Termovalorización de Bogotá

La Alcaldía de Bogotá anunció el cierre definitivo del proceso de la construcción de la planta que buscaba convertir la basura en energía. De acuerdo con la UAESP, las razones para echar atrás el proceso están relacionadas con la subida del dólar y el incremento del costo de los materiales de construcción.
La planta estaba planeaba para hacerse en la “Eterna Cantera”, dentro del relleno Doña Juana, y hubiese tenido la capacidad de generar 105 megavatios (MW), suficientes para brindar energía a 40.000 viviendas o suplir la demanda de todo el alumbrado público, que en 2020 requería 40 MW.
La planta estaba planeaba para hacerse en la “Eterna Cantera”, dentro del relleno Doña Juana, y hubiese tenido la capacidad de generar 105 megavatios (MW), suficientes para brindar energía a 40.000 viviendas o suplir la demanda de todo el alumbrado público, que en 2020 requería 40 MW.
Foto: Archivo El Espectador

El pasado 10 de la Alcaldía Mayor de Bogotá anuncio, con grandes pompas, la apertura de la licitación para una Planta de Termovalorización para el tratamiento y aprovechamiento de los residuos orgánicos que producen los ciudadanos y que llegan al relleno sanitario Doña Juana, al sur de Bogotá. Este sería el segundo proyecto de este tipo en desarrollarse en Latinoamérica y busca revolucionar el manejo de residuos mediante un proceso que convierte, por medio del calor, la basura en energía.

En contexto: Los peros de convertir la basura de Bogotá en energía

Sin embargo, 35 días después del anuncio, la directora de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP), Luz Amanda Camacho; dio a conocer el cierre definitivo del proceso, debido a la situación económica mundial que, asegura, afectó el desarrollo del proyecto.

“Dimos cierre definitivo al proceso atendiendo las condiciones nuevas en el mundo, relacionadas con la subida del dólar y el incremento del valor del acero, otros materiales y equipos necesarios para instalar esta nueva tecnología en Colombia. Es un modelo con el que no podemos seguir insistiendo”, aseguró la directora de la UAESP.

Cabe señalar que, según la licitación pública del proyecto (LP-01-2022), la planta estaba planeaba para hacerse en la “Cantera ”, dentro del relleno Doña Juana, y hubiese tenido la capacidad de generar 105 megavatios (MW), suficientes para brindar energía a 40.000 viviendas o suplir la demanda de todo el alumbrado público, que en 2020 requería 40 MW.

Podría interesarle: Planta de termovalorización: apuesta del manejo de basuras en Bogotá, ¿qué es?

En ese sentido Camacho, indicó que debido a la naturaleza del proceso se esperaba que las empresas que se presentarán fueran extranjeras, con capacidad técnica y financiera para que la licitación tuviera garantías suficientes.

La planta, a pesar de ser mejor que el actual sistema de enterrar las basuras, generó dudas y críticas desde el inicio. Una característica de las plantas de termovalorización es su alto costo. De hecho, un proyecto similar en Ciudad de México, denominado “El Sarape”, está en el limbo por su costo (US$600 millones) y por las preocupaciones ambientales. En su momento, el proyecto se presentó similar a como se hizo en Bogotá: con la promesa de reducir la basura que termina en los rellenos y las emisiones de dióxido de carbono (CO₂). Sin embargo, tras un cambio de gobierno y disputas políticas, este se suspendió.

Así, el valor de la misma era una gran preocupación. Sin conocer las diferencias con la planta que pretendían hacer en México, tal parece que la de Bogotá costaría el triple (US$1.725 millones). De esta manera, este es el segundo proyecto de esta índole en caerse en países latinoamericanos.

Lea también: Suba: menor es hospitalizada tras golpiza a las afueras del Colegio Tibabuyes

Por su parte, el Distrito aseguró que continuará con otras alternativas para el manejo de basuras en la ciudad, con el desarrollo de una planta de separación de residuos, como el Centro Especializado de Aprovechamiento de Plástico; el tratamiento de los mismos con los recicladores y el desarrollo de Bioceldas complementarias a la Planta de Biogás para generar energía a partir de gas metano generado en el relleno sanitario.

Cabe señalar que este hecho suma otro nuevo interrogante sobre la situación del relleno Doña Juana, con cuyo operador, CGR, el Distrito se encuentra en una batalla legal por el manejo del sitio y por la construcción de la Planta de Tratamiento de Lixiviados.

Nota relacionada: Pleito por el relleno Doña Juana, ahora a la justicia penal

Para conocer más noticias de la capital y Cundinamarca, visite la sección Bogotá de El Espectador.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias