2 Oct 2020 - 2:54 a. m.

Se han atendido 1.200 habitantes de calle en Bogotá durante la pandemia

La Secretaría de Integración Social ya reactivó los servicios en los hogares de paso, que tienen todos los protocolos de bioseguridad por la emergencia sanitaria.
Los habitantes de calle que tienen animales también cuentan con atención del Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal.
Los habitantes de calle que tienen animales también cuentan con atención del Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal.

La pandemia generó grandes estragos y una de las poblaciones que más resultó afectada por la emergencia sanitaria fueron los habitantes de calles, que, si antes de la crisis la pasaban mal, durante este periodo viven una auténtica tragedia. Por ello el Distrito ha procurado seguir atendiendo a esta población durante la emergencia, y ahora que la reactivación comenzó la Secretaría de Integración Social asegura que seguirá garantizando la atención de los sintecho.

Hasta el momento, 1.200 habitantes de calle han sido atendidos en la capital durante la pandemia y ahora, con la reapertura, los hogares de paso han vuelto a abrir sus puertas para seguir atendiendo a esta población. “En los hogares de paso, dependiendo de la capacidad que tengan, se empezaron a reactivar los ingresos a los habitantes de calle que eligen hacer parte de un proceso de apoyo psicosocial e inclusión. Al momento de ingresar tendrán un aislamiento de 15 días dentro del servicio para prevenir cualquier tipo de contagio”, dijo Xinia Navarro, secretaría de Integración Social.

>>>Lea: 71 habitantes de calle del Centro Bakatá de Bogotá le ganaron la batalla al COVID-19

En conjunto con el servicio de refugio temporal, la entidad ha adelantado 138 jornadas de desarrollo personal en calle, en las que han participado al menos 3.019 personas de esta población. La última de estas se realizó en el barrio San Bernardo, en la localidad de Santa Fe, en esta participaron 350 sintecho.

“En nuestra estrategia territorial tenemos equipos locales, los Ángeles de Calle, que hacen acercamiento a los diferentes cambuches que están ubicados en puntos críticos de la ciudad como los canales de agua, corredores principales, algunos parques de Bogotá. Allí empezamos a hacerles la invitación para que acudan a los servicios y también les enseñamos cómo debe ser los procesos de bioseguridad, les damos alimento, ropa y tapabocas”, explicó Daniel Andrés Mora, subdirector de Adultez de la secretaría.

La Secretaría de Integración Social junto a las alcaldías locales también atiende a migrantes y carreteros, brindándoles comida, ropa, baños para asearse y servicio de peluquería. Los habitantes de calle que tienen animales también cuentan con atención del Instituto de Protección y Bienestar Animal.

Comparte: