Bogotá

25 Jan 2011 - 11:59 p. m.

Seis mil árboles en riesgo de volcarse

Édgar Garzón asumió la dirección del Jardín Botánico el pasado 14 de enero.

Daniel Salgar

Estaba vinculado a la entidad desde julio de 2010, como subdirector educativo y cultural. En esta entrevista habla sobre los programas para 2011 y su principal reto: la educación ambiental intercultural.

¿Cómo recibe el Jardín, después del impacto invernal de 2010?

El Jardín nunca estuvo inundado como en su momento se dijo a los medios. En la temporada invernal sufre lo que sufre la sabana de Bogotá en este punto geográfico. Las veinte hectáreas que tiene están diseñadas para servir de colchón. En un momento hubo mucha agua, pero ahí actuaron las motobombas.

¿Cuál es la verdad con respecto a la salida de su antecesor, Germán Martínez? Se rumora que salió por falta de respaldo del Polo y del concejal Roberto Sáenz y que usted entra con el respaldo de la concejal Ati Quigua...

 El Alcalde me llama para mirar la situación de metas de la entidad. Por ejemplo, la meta del Plan de Desarrollo, donde él incorporó 100.000 árboles para su cuatrienio. Hasta ahora van 53.000 árboles sembrados, es decir, que nos falta casi el 50%, entonces él decidió hacer cambios para mejorar la situación. Y sobre el asunto político, son rumores que sacan otros medios periodísticos.

¿Qué espera Bogotá en materia de arborización y reforestación ?

Primero atender la ola invernal, que dejó muy débiles los árboles, por la cuestión de remoción en masa que representa la caída de agua. En cuanto a arborización, este primer semestre debemos evitar el volcamiento de seis mil árboles.

¿Qué proyectos hay en materia de educación ambiental?

El programa bandera es de educación ambiental intercultural, vamos a atender este año veinte proyectos ciudadanos de este tipo. En la ciudad hay comunidades indígenas, afrocolombianas y raizales que están metidas en dinámicas ambientales. Es interesante ver cómo el pensamiento indígena permea lo ambiental y cómo los bogotanos pueden ver desde esta perspectiva. Según las estadísticas de la última ola invernal nacional, las comunidades indígenas son las que menos sufren, esto sugiere que debemos aprender a interactuar con el ambiente como ellos.

¿Cuál es su reto como director?

Llegó un punto en que el Jardín Botánico se volvió muy técnico, sembrábamos y atendíamos los árboles, pero la gente aún no se apropia de ellos. Debe hacerse un proceso educativo y cultural en este punto. Quiero trabajar por la educación ambiental cultural con los ambientalistas, los indígenas y los negros. Ese es mi gran reto aquí.

Temas relacionados

Jardín Botánico
Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X