Bogotá

15 Feb 2012 - 10:55 p. m.

'Sí, soy cercano a Ovidio Claros': Diego Ardila Medina

El nuevo contralor distrital asegura que no le ve problema a recibir hojas de vida de gente cercana a los concejales que lo eligieron.

Laura Ardila Arrieta

La tercera fue la vencida del abogado liberal Diego Ardila Medina, quien luego de haberse postulado dos veces logró por fin llegar al cargo de contralor distrital. Lo hizo, como ya muchos sabrán, en medio del fuerte escándalo alrededor de su relación con el cuestionado magistrado Ovidio Claros, quien fue llamado a versión libre dentro del proceso por el carrusel de las pensiones.

En su primer día como contralor, Ardila recibió a El Espectador en su despacho para reconocer su amistad con el magistrado y con los llamados ‘cacaos’ del Concejo que lo eligió. Advirtió que no hará oposición, pero tampoco “avalará” cualquier “situación” a la administración del alcalde Gustavo Petro.

¿Cómo celebró su elección?

Me tomé dos vasos de agua y celebré con el corazón.

Pero nos dijeron que se fue a celebrar con los concejales que lo eligieron…

Es cierto, no con todos. Me parece que eso no es ilegal. Bueno, caramba, ¿cómo no invitar uno a un coctel a sus electores?

¿Cuál es la verdad de su relación con el magistrado Ovidio Claros?

Puedo decirlo con tranquilidad: soy cercano al doctor Ovidio Claros, no niego a mis amigos.

¿Y Claros lo apoyó en su intención de ser contralor?

No, y no veo cómo desde el Consejo Superior de la Judicatura puede haberme apoyado.

¿Cuál es el negocio que hizo con él con una casa?

En 2007 gerenciaba Arkas Asesores, una empresa de mi familia. Me ofrecieron comprar una casa que estaban rematando. La compre y luego se vendió. Me gusta aclarar que no la vendí regalada. La obtuve por $374 millones y la vendí en $420 millones. Es un negocio que forma parte de la esfera del derecho privado.

Pero usted se la vendió a Ovidio Claros…

La puse en venta y luego él me contó que necesitaba una casa en el norte, pero ésta estuvo en el patrimonio de la empresa más de dos años. No estaba haciendo ningún mandado y él no era entonces magistrado. No la vendí barata, porque estaba casi desvalijada, como me la entregaron y sin uso.

O sea que usted tuvo la casa dos años sin darle uso…

No la usé porque se demoró la entrega.

¿Qué otro negocio ha tenido con Claros?

Ninguno.

¿Y ya él lo felicitó por su elección?

Me estuvo llamando, pero créame que me ha estado llamando tanta gente que no me rinde el tiempo.

¿Usted les puede asegurar a los bogotanos que su Contraloría no va a terminar como con Moralesrussi?

Se los aseguro de manera tranquila. La ciudadanía puede contar con que llegó a la Contraloría un hombre técnico en el control fiscal.

¿Qué negoció con los concejales para lograr 31 votos de los 45 posibles?

No negocié nada, el que persevera alcanza. De dos votos, en 2004, pasé a 31 ahora.

Buena parte de su barra se la hicieron los ‘cacaos’. ¿Cuál es su relación con Jorge Durán y Jorge Ernesto Salamanca?

Trabajé 12 años en esta Contraloría y al hacerlo tuve que tratar con varios de esos concejales que usted menciona. Y sí, tengo el apoyo de ellos y me enorgullece y no creo que eso sea malo.

¿Usted tendría algún problema en recibir hojas de vida de gente cercana a los concejales?

No tengo ningún problema por eso y si llegan algunas hojas de vida las voy a examinar.

Uno de sus principales retos será el carrusel de la salud, ahí hay mencionados varios de los concejales que lo eligieron ayer...

Creo que la Contraloría ya comenzó unos procesos y hay que continuarlos.

¿Y cómo manejar el tema con concejales como Darío Fernando Cepeda, a quien la Corte ordenó investigar y es el presidente del Concejo que votó por usted?

A ver, la Contraloría ejerce la función de vigilancia y control a las finanzas del Distrito, no a los concejales individualmente considerados.

¿Va a desempolvar los expedientes dormidos de la época de Moralesrussi?

Mire, existen 453 procesos de responsabilidad fiscal, en los cuales hay una suma superior a los $352 mil millones que están embolatados. Estos procesos tienen un plazo y la Contraloría no puede decir que no fue capaz de sacarlos adelante, eso sería lamentable.

¿Usted va a hacerle oposición a Petro?

La Contraloría no está para ser un instrumento que persiga una administración, pero tampoco es una entidad para avalar situaciones.

¿El control excepcional de la Contraloría General a la Fase III va a seguir?

Me gustaría pedir estos procesos de vuelta, es un tema de Bogotá. De manera respetuosa, le digo a la doctora Sandra Morelli que, si lo tiene a bien, los devuelva.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X