Publicidad
19 Aug 2015 - 3:20 a. m.

Tarifa valle de Transmilenio costó $400 mil millones

El Distrito invirtió $447.105 millones entre 2012 y junio de 2015 para sostener el pasaje diferencial de hora valle y hora pico que el alcalde ordenó hace tres años.

Redacción Bogotá

La tarifa de hora valle en Transmilenio estuvo implementada tres años. / El Espectador
La tarifa de hora valle en Transmilenio estuvo implementada tres años. / El Espectador

En agosto de 2012 el alcalde Gustavo Petro ordenó una rebaja en el pasaje de Transmilenio y creó un esquema de tarifa diferencial según hora pico y hora valle. Hace apenas 11 días el mandatario echó para atrás esa decisión y volvió a dejar una tarifa única en el esquema de transporte. ¿Qué les dejó a la ciudad y a sus finanzas el cambio ordenado por el mandatario? ¿Cuánto invirtió el Distrito en esa iniciativa?

Desde que Petro anunció el cambio en las tarifas hubo críticas de concejales como Antonio Sanguino y Juan Carlos Flórez y de la Veeduría, por el descalabro que podían sufrir las finanzas del sistema. Hasta ahora no se sabía en realidad cuánto había invertido el Distrito cada año para sostener la tarifa diferencial que autorizó el alcalde, pero ahora se conoce que la cifra total es de $447.105 millones entre agosto de 2012 y el 21 de junio de 2015. Estos datos recientes hacen parte de un derecho de petición que Transmilenio le respondió al concejal Javier Palacio.

En las respuestas de Transmilenio también queda en evidencia que han bajado las utilidades de la empresa. Mientras en 2012 la utilidad fue de $26.653 millones, en 2014 la cifra cayó a $4.299 millones. Palacio teme que al final de 2015 los números sean mucho más bajos e incluso tengan un saldo en rojo.

Así que, para el concejal, la tarifa diferencial del alcalde afectó fuertemente las finanzas del sistema Transmilenio y de la empresa, por eso cuestiona que la decisión se hubiera tomado sin estudios.

El alcalde Petro justificó su nueva decisión de echar para atrás la tarifa diferencial asegurando que ya no es necesaria en Transmilenio sino solamente en los buses azules del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP). En estos vehículos el pasaje continúa a $1.500 y ahora no se cobran los trasbordos, pues, según dice Petro, es en ellos donde se necesita que más gente se suba. Esto con la idea de que al sistema le llegue más dinero y pueda disminuir el déficit del sistema Transmilenio, que en 2014 fue de $644.000 millones.

Lo que Petro buscó al crear la hora valle fue atraer más gente en este horario al sistema Transmilenio. Esto no resultó como él lo quería, pues aunque al principio hubo un aumento de la demanda de la población en esta franja horaria, luego se mantuvo estable. Así lo indicaron los estudios internos que hizo la subgerencia económica de la empresa de transporte masivo a finales de 2013.

De hecho, como lo ha contado en varias oportunidades El Espectador (y lo hizo con el artículo “El reversazo de Petro con el pasaje de Transmilenio”), esos mismos análisis le han recomendado a la Alcaldía aumentar el pasaje y el pago por transbordos. Uno de los más recientes informes de la subgerencia económica sugirió que el pasaje comience a subir $100 en Transmilenio, el SITP y los trasbordos a partir de noviembre de 2015. El alcalde ha dicho que no lo hará y con los anuncios de hace 11 días queda claro que no asumirá el costo político de incrementar la tarifa a sólo meses de dejar la administración.

Con este panorama, puede decirse que la famosa tarifa diferencial le salió más cara al alcalde de lo que imaginaba y lo ha obligado a echarse para atrás de alguna manera, aunque no lo reconozca. En gran parte, el déficit de $644.000 millones de 2014 tiene que ver con esa decisión. Y aunque el bolsillo de los ciudadanos tuvo alivio por un momento, ahora el pasaje de los buses rojos articulados vuelve a una tarifa plena. Lo más seguro es que la próxima Alcaldía tenga que asumir la tarea de aumentar el pasaje siguiendo las recomendaciones de la subgerencia económica de Transmilenio.

El logro del alcalde, como él mismo lo ha dicho, es el subsidio para el pasaje del SITP a la población con Sisbén, que Petro determinó en 2013 siguiendo, ahí sí, un análisis del Banco Mundial para enfocar el benefitcio.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.