Bogotá

14 Jun 2019 - 3:00 a. m.

Taxis inteligentes en Bogotá: normas a favor, tiempos en contra

El borrador de decreto que faltaba para destrabar la modernización de taxis quedó a la medida del proceso que adelanta el Distrito. Taxistas consideran necesaria la tecnología, pero reiteran que no quieren trabajar con tabletas.

Felipe García Altamar - @FelipeAltamar

El novelón de la modernización de taxis en Bogotá se alista para un nuevo capítulo. Luego de estar casi un año en suspenso por falta de claridad legal, el Ministerio de Transporte finalmente expidió el borrador del decreto que necesita la Secretaría de Movilidad para seguir adelante con su plan.

La idea del Distrito es lograr que los 52.000 taxis de Bogotá reemplacen los taxímetros con nuevos dispositivos tecnológicos. Sin embargo, la oposición del gremio taxista combinada con el poco tiempo que le queda a la administración llevaría a que todo quede en manos del próximo alcalde.

>>>Lea: Mintransporte publica borrador de decreto que reglamenta taxis inteligentes en Bogotá

La historia es la siguiente. En 2016, tras el boom de las aplicaciones de transporte, el Ministerio emitió un decreto para regular los taxis de lujo en el país. Movilidad la aprovechó para construir el marco jurídico de la modernización de los taxis de la capital. No obstante, en junio de 2018, el Consejo de Estado suspendió el decreto del Ministerio, por vicios de forma.

Según el alto tribunal, no se cumplió el requisito de pedir concepto a la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) y por eso ordenó que se emitiera una nueva reglamentación, corrigiendo el error. Hoy, casi un año después, y teniendo en cuenta (esta vez sí) el concepto de la SIC, el Ministerio expidió el borrador del nuevo decreto, que permitiría la modernización del servicio no solo en Bogotá, sino en todo el país.

Cambios a la medida de Bogotá

El concepto de la SIC fue duro y criticó aspectos puntuales sobre la reglamentación, como que la distinción entre el servicio de taxi de lujo y el básico era ambigua. Esto llevó al Mintransporte a revisar en detalle su decreto y hacer precisiones. Por ejemplo, en la regulación original, una empresa podía prestar tanto el servicio básico y de lujo con una misma habilitación. Ahora, en el nuevo borrador, se precisa que para cada servicio las empresas deben adelantar un trámite diferente.

Las plataformas tecnológicas son el punto clave en la separación de ambos servicios. Los taxis del servicio de lujo deben tener una plataforma tecnológica o aplicación, reconocida por Mintransporte y Mintic, que será la única vía de comunicación con el usuario. Estos vehículos, de gama media o alta, no podrán recoger pasajeros en las calles, tendrán ciertas especificaciones técnicas para garantizar la seguridad vial y sus conductores tendrán que acreditarse ante el SENA. Estas mejoras también significan un aumento en los costos del servicio.

>>>Lea: El uso de tableta no sería obligatorio para implementación del taxi inteligente en Bogotá

Respecto al servicio básico, este se prestará en taxis corrientes, que podrán recoger a sus pasajeros en las calles, por teléfono o por medio de aplicaciones. Sin embargo, el borrador hace una claridad que es vital para los planes del Distrito: “La autoridad de transporte competente en su jurisdicción podrá definir en este nivel de servicio el uso de plataformas tecnológicas para la prestación del servicio y/o el cálculo y cobro de las tarifas”, dice.

Es decir, otorga a cada ente territorial la libertad de adoptar nuevas tecnologías. En caso de ser aprobado el decreto, tal cual está, daría vía libre a los planes de la Secretaría de Movilidad para desarrollar su plan de modernización, el cual ha defendido como una necesidad para contar en la ciudad con un sistema más seguro y con mejor calidad.

Lo que preocupa a los taxistas

Luego de mucha resistencia al proceso, el gremio de taxistas entendió la necesidad de modernizarse. Sin embargo, cree que los taxis inteligentes no están necesariamente ligados a las tabletas (como lo planteó el Distrito), pues hoy en día la gran mayoría de conductores usa celulares con una o varias aplicaciones móviles.

Herminso Bermúdez, presidente del Sindicato Nacional de Taxistas (Sinaltax), manifestó su preocupación frente a una eventual reactivación de la exigencia de las tabletas. “La modernización ya existe. La mayoría de taxistas tienen sus celulares y no es necesario que nos impongan algo así. Parece un tema obsesivo del Distrito, que nos incrementa los costos de operación, haciendo más difícil competir, pues hay un transporte ilegal que está haciendo carreras casi regaladas”.

Su idea la comparte Ernesto Sandoval, gerente de Taxis Teleclub, quien representa a los taxistas de Bogotá ante Fenalco. Dice sentirse preocupado, pues durante todo este tire y afloje han pasado tres años sin que suban las tarifas del servicio. “Ya tenemos conexiones, teléfonos, trazabilidad, pero estamos cansados del escepticismo. Este sector se está cayendo con tantas exigencias, que parecen una cortina de humo para favorecer aplicaciones como Uber. Ahora nos exigen 14 requisitos adicionales para prestar el servicio y hay multas enormes, pero poco se dice de la ilegalidad”.

>>>Lea: Un año sin taxis inteligentes en Bogotá

Hasta el próximo miércoles hay plazo para que los interesados hagan observaciones al borrador del decreto. Luego, el Ministerio de Transporte se reunirá con el gremio, para revisar la viabilidad y conveniencia de los cambios propuestos, algo que debe ocurrir antes de julio, cuando la entidad pretende expedir la nueva norma.

Sin embargo, el tiempo no es algo que le preocupe al gremio. María Botero, gerente de Radio Taxi Autolagos, asegura que ya no habrá “una contrarreloj que nos obligue a hacer la implementación en determinado tiempo, como el proceso con las tabletas. Aún no se sabe qué tipo de dispositivos exigirán. Igual debemos entrar a la era de la tecnología, así que seguro el decreto obligará a hacer algunos cambios a nivel distrital”.

Por el contrario, la principal preocupación para la Secretaria de Movilidad es el tiempo, pues si en algo coinciden con Botero es que seguramente tendrán que hacer ajustes a la modernización del servicio en la capital. “A partir de las observaciones, se realizarán cambios, así que esperamos que haya celeridad, porque se está acabando el tiempo de esta administración y queremos lograr al máximo la implementación de este sistema, con el que seguramente vamos a ser ejemplo de todo el país”, aseguró Juan Pablo Bocarejo, secretario de Movilidad. Respecto al tema de si se insistirá en el sistema de dos tabletas o celulares, la entidad aclara que es algo que solo se decidirá tras la expedición del decreto.

Por ahora, los usuarios deben tener claro que los taxis que no se hayan subido a la modernización deben seguir cobrando con el taxímetro. Los aproximadamente 6.000 que ya tienen el nuevo sistema de cobro, serán los únicos autorizados a trabajar bajo las nuevas tarifas. El proceso para modernizar los taxis continuará en medio de correrías de las autoridades, pero ahora el camino parece mucho más despejado.

 

fgarcia@elespectador.com

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X