Bogotá

7 Oct 2009 - 9:39 a. m.

Taxistas alistan paro ante próximo racionamiento de gas

Alrededor de 20 mil taxis circulan en Bogotá, Sibaté y Soacha con gas vehicular.

Redacción Bogotá/Elespectador.com

No sólo las 148 estaciones de servicio que suministran gas vehicular en la ciudad se han visto afectadas por los racionamientos, los taxistas también han manifestado su descontento con los cortes y algunos han dicho que de presentarse una nueva suspensión bloquearán la capital.

El descontento de los conductores radica en que el Gobierno ha expresado que ante posibles racionamientos los últimos en recibir el servicio serían  los vehículos, quienes argumentan que el Ministerio de Minas y Energía no ha tenido en cuenta que los 120 mil automotores invirtieron hasta más de dos millones de pesos en la instalación del tanque de gas.

Y aunque el jefe de la cartera de Minas, Hernán Martínez, ha indicado que los taxistas no han modificado las tarifas de cobro, pese a que trabajar con gas es mucho más económico, los conductores le critican que en principio se lanzaron cientos de campañas promoviendo el uso de gas y ahora lo último que se tiene en cuenta es lo perjudicial que resulta para la mayoría tanquear con gasolina.

“Estamos mirando la posibilidad de irnos a paro porque no estamos hablando de uno o dos taxis, somos más de 20 mil que tenemos gas, estamos perdiendo mucha plata y el Gobierno siempre piensa en sus intereses y al pueblo lo dejan a un lado. Si vuelven a cortar el gas, en la noche o en la madrugada, Bogotá amanecerá bloqueada”, expresó Juan Carlos Camargo, taxista desde hace 15 años.

El mayor inconformismo lo evidencian quienes no son dueños de los carros, pues dicen que los propietarios no les importa si se cortó o no el gas y que igual les cobran un producido que resulta mucho menor, para ellos, si se trabaja con gasolina.

De otra parte, los propietarios de las estaciones de servicio también se han visto afectados con las suspensiones, pues en cinco días de cortes se dejaron de vender 30 mil metros cúbicos de gas, lo que representa unos 45 millones de pesos. A 1.500 cada metro cúbico.

Cada estación invirtió unos 500 mil dólares para instalar el sistema de suministro de gas. En las reuniones que se han llevado a cabo con Gazel y Gas Natural, entre otras, se ha explicado que el problema radica en que Ecopetrol se comprometió a vender más gas del que podía y su mayor interés está en beneficiarse con la venta a las termoeléctricas.

Rafael López, propietario de una estación Brio, asegura que se está adelantando una reunión con todos los dueños de las estaciones para mirar posibles soluciones y así planteárselas a las distribuidoras minoristas de gas.

 

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X