Publicidad
26 Oct 2020 - 6:00 p. m.

Tropiezo en la discusión por el cupo de endeudamiento en Bogotá

Con 37 votos a favor, el Concejo revocó las votaciones que se han hecho hasta el momento en plenaria, para volver a comenzar la discusión en plenaria mañana, ante un posible vicio de forma. Este proyecto es el que falta para completar el Plan Marshall del Distrito. Estos son los detalles.
Concejo de Bogotá -Plan de Ordenamiento Territorial (POT)
Concejo de Bogotá -Plan de Ordenamiento Territorial (POT)
Foto: Cristian Garavito / El Espectador

La plenaria del Concejo de Bogotá estudia el proyecto presentado por la Alcaldía para aumentar el cupo de endeudamiento por $10,79 billones, con los que busca busca impulsar la reactivación económica de la ciudad y aunque, tras las discusiones del fin de semana, se aprobó este lunes el cierre de la deliberación y la unificación de las ponencias, el cabildo revocó, con 37 votos a favor, dichas decisiones ante un posible vicio de forma.

Esto se debería a que las ponencias positivas presentadas por las concejalas Marisol Gómez y María Fernanda Roja y con modificaciones por Sara Castellanos fueron radicadas el pasado miércoles y jueves en el Concejo y el reglamento especifica que deben esperar dos días para comenzar las discusiones, es decir que si solo se tienen en cuenta los días hábiles, el debate se podrá realizar desde el martes 27 de octubre y no desde hoy.

El Plan Marshall, propuesta de la alcaldesa Claudia López para reactivar la economía, tiene la bendición del Concejo. El fin de semana, la mayoría de la plenaria aprobó los 39 artículos que otorgan beneficios tributarios a unos sectores y aumenta el recaudo en otros. Ahora, para complementar la estrategia que acelera la recuperación económica de la ciudad, el siguiente paso es el cupo de endeudamiento.

Vale recordar que, por cuenta de la pandemia del COVID-19, la capital ha experimentado un significativo golpe financiero, tras el cierre de más del 30 % de los comercios formales; un desempleo que en agosto se situó en 20,5 % (Bogotá tiene más de 1’052.000 desocupados); una proyección de reducción de $1 billón en el recaudo tributario (de los $10,2 billones que esperaba recibir en 2020), y la estimación de una lenta recuperación económica.

LEA: El aumento al cupo de endeudamiento de Bogotá tendrá que garantizar un gasto austero

En el caso del Marshall, en total fueron 35 concejales quienes respaldaron la iniciativa. “Tenemos muchos planes que van a ayudar a la economía de Bogotá, para que reactivemos rápidamente todos los sectores. Esperemos que con el cupo de endeudamiento podamos salir rápidamente de esta crisis”, dijo el concejal Samir Abisambra, del Partido Liberal. Por su parte, el concejal Rolando González (Cambio Radical) aseguró que, si bien no hay una “verdadera” reactivación con el plan, hay puntos que ayudarán a los bogotanos. Sin embargo, aseguró que la alcaldesa López había incumplido su promesa de congelar el impuesto predial durante sus cuatro años de gobierno, debido a que este solo se congelará en el 2021.

El proyecto —que pasó a firma de la alcaldesa, además del congelamiento del impuesto predial, los alivios tributarios para unos comerciantes, incrementos para otros, y una serie de incentivos para la formalización empresarial— incluye nuevos artículos. Entre ellos realizar informe semestral del avance de la reactivación económica, mejorar el procedimiento tributario del impuesto de activación urbano y estimular a las empresas que tienen cicloparqueaderos y a los cicloparqueaderos con la disminución en el impuesto del ICA equivalente al 120 % de la inversión que hayan hecho para la adecuación de estos el primer año.

Cupo de endeudamiento

Pero el recién aprobado Plan Marshall no es todo. Para garantizar esta parte de la estrategia, avanza la ampliación del cupo de endeudamiento de la ciudad a $10,79 billones (el más alto de la historia), el cual servirá para reactivar obras, proyectos y suplir el hueco fiscal. Prácticamente, uno sin el otro no tiene sentido. La iniciativa fue aprobada en la Comisión de Hacienda y este lunes avanza la discusión en la plenaria del cabildo. Sin embargo, llegó con algunas modificaciones, entre ellas, que el Distrito tendrá que realizar un informe semestral sobre el uso del dinero y garantizar austeridad.

Lea también: Cupo de endeudamiento: aprobado en primer debate en el Concejo de Bogotá

Todo, para establecer si se requiere usar todo el endeudamiento o si, dependiendo de las condiciones económicas, en determinado punto se pueda empezar a financiar obras con recursos propios. La ponencia en manos de la plenaria, además, exige al Distrito no endeudarse con cualquiera y asumir el crédito con la organización que le brinde las mejores tasas de interés. Finalmente, se obliga al Distrito a que, en los proyectos contratados con este cupo, se priorice la contratación de mujeres y jóvenes, así como en el otorgamiento de créditos y cupos de educación superior.

El plan está casi listo. Un par de debates y el Concejo habrá cumplido la tarea. Tras la firma de la alcaldesa, su administración tendrá las herramientas para empezar la recuperación de la ciudad. El éxito dependerá de su ejecución.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias