22 Dec 2019 - 2:00 a. m.

Últimos contratos de la administración Peñalosa

Hasta el final de su mandato, el alcalde va a adjudicar importantes obras o programas que tendrá que poner en marcha su sucesora. Otros procesos claves quedarán para el próximo año.

-Redacción Bogotá - bogota@elespectador.com

La cuenta regresiva marca nueve días para que expire la segunda administración de Enrique Peñalosa. Y lejos de estar relajados, lo que se ha vivido en el Palacio Liévano en los últimos dos meses han sido arduas jornadas de trabajo, expectativa y una que otra frustración. Varias secretarías y entidades adjudicaron o esperan adjudicar multimillonarias obras, todas en sintonía con la visión de ciudad del saliente alcalde.

Dos colegios, un hospital, un parque, un Centro Felicidad, obras de tránsito y semáforos, la adecuación en el canal Córdoba, los seguros para los bienes del Distrito y hasta obras para mejorar la calidad del agua hacen parte de los trabajos que aspiran a dejar adjudicados antes del 31 de diciembre. Incluso, este martes 24 de diciembre, en el IDU y la Secretaría de Movilidad tienen audiencias para dar a conocer los ganadores de algunos procesos.

(Le recomendamos: Adjudicación de Transmilenio por la Av. 68 quedó para el otro año)

Sin embargo, hay otras licitaciones claves que, a pesar de estar ad portas de ser adjudicadas, quedaron aplazadas para enero por diversos motivos, entre ellas la troncal de Transmilenio de la carrera 68, los hospitales de Usme y Santa Clara y el parque Gilma Jiménez. Esto sin contar las frustraciones con obras como la construcción del Centro Administrativo Distrital (CAD), que costaba $1 billón, pero nadie se postuló; la renovación de San Victorino, por $200.000 millones; la concesión del parqueo en vía, o la compra de 2.471 buses para el SITP.

Todas, tanto las adjudicadas y las aplazadas como las declaradas desiertas, quedarán en manos de Claudia López, alcaldesa electa, que no solo tendrá la tarea de ejecutar y entregar la mayoría de obras, sino decidir el futuro de varios proyectos que se quedaron en el tintero.

Hospital de Bosa

La adjudicación se realizará el próximo 27 de diciembre. Copasa S. A. S. es el único oferente que, por el momento, cumple con todas las condiciones. Los otros proponentes son Inorin Hospital Bosa, IBT LLC Y Prodemex. Es la primera obra que se adjudica por APP y el único hospital nuevo que deja en construcción Peñalosa. Tendrá un área de 30.000 metros cuadrados, y en él se invertirá $1 billón para las obras, dotación y funcionamiento. Este nuevo centro asistencial beneficiará a los habitantes de Bosa, Kennedy, Puente Aranda y Fontibón.

Colegio Palestina

Es uno de los 30 colegios prometidos por Peñalosa y el quinto que se construiría en Bosa. La adjudicación de las obras, que costarán $28.962 millones, se realizó el pasado 17 de diciembre y se escogió al consorcio Alianza A&M. El colegio se hará en el sector Islandia y contará con 10 bloques, en los que habrá aulas, laboratorios y terraza, con la capacidad de atender a 1.560 niños del sector.

(Lea también: La solicitud por la que sería investigada la directora del IDU)

Colegio Santa Teresita

Esta institución, que será la segunda que se hará en San Cristóbal Sur, cuenta con una inversión de $23.722 millones. Tendrá capacidad para 1.040 estudiantes y contará con tres bloques, en los que se harán aulas polivalentes, un ágora y canchas deportivas. El contrato fue adjudicado el 11 de diciembre al consorcio Colegios de Bogotá, que tendrá un año para realizar las obras.

Cefe Las Cometas

Con los siete Centros Felicidad, el Distrito busca mejorar la oferta deportiva y recreativa en determinados puntos de la ciudad. Ya se entregaron las piscinas del centro de El Tunal y se adjudicó el contrato del Cefe de El Retiro, que se pagará con parte de la valorización. El de Cometas estará en el parque conocido como El Indio, en Suba, y para su construcción se invertirán $67.504 millones.

Canal Córdoba

El 30 de diciembre, el IDU firmará el contrato para realizar los diseños y la construcción de obras peatonales y ciclorrutas, en el corredor ambiental del Canal Córdoba, entre las calles 129 y 170. El trabajo estaría listo el primer semestre de 2022 y costará alrededor de $125.000 millones, que recaudarán por valorización. A la licitación se presentaron seis consorcios.

Ampliación de Tibitoc

Aunque antes de finalizar el año el Acueducto tiene pendientes al menos 40 contratos que suman alrededor de $500.000 millones, el más grande de estos es el de la ampliación de la Planta de Tratamiento de Agua Potable Tibitoc, que costará $207,626 millones. La ampliación permitirá que en la PTAP se pase de tratar 7,5 metros cúbicos por segundo de agua a 10,5 metros cúbicos por segundo.

(Le puede interesar: ​Licitaciones de movilidad en Bogotá: ¿poco atractivas?)

Nuevo Salitre Mágico

A través de un contrato de concesión bajo asociación público privada, esta administración dejó el pasado 16 de diciembre la concesión, por 23 años, del nuevo Parque Salitre Mágico. Esta costará $967.973 millones y busca, además de la modernización de las atracciones, hacer un parque abierto, con canchas y espacios públicos, en la zona donde ahora se encuentra el parqueadero del parque privado.

Parqueaderos en sótanos

Hasta el 30 de diciembre estarán abiertos los pliegos de la construcción de parqueaderos subterráneos sobre la carrera 19 con calles 100 y 136. Ambos contratos son por $213.008 millones. Lo que se busca es recuperar espacio público en dichas avenidas. Si no hay nuevos oferentes, quedarán en manos de la promesa de sociedad PSF HUB de movilidad plaza calle 100 y calle 136.

Lo que no se contrató

Cuatro licitaciones claves las declararon desiertas, pero seguro serán revisadas, ajustadas y adaptadas por la nueva administración. Una de ellas fue la compra y operación de 2.471 buses para el SITP, que fracasó por la desconfianza del sector financiero en el sistema de transporte público, el proceso para operar los 13.000 cajones de parqueo en vía, la selección del encargado de la renovación de San Victorino (por $200.000 millones) y la construcción del Centro Administrativo Distrital (CAD), presupuestado en $1 billón. En los cuatro o no hubo oferentes o los que se presentaron no cumplían todos los requisitos.

Lo que queda para el otro año

Para 2020, la administración entrante tendrá que avanzar con cuatro licitaciones, de las cuales una no convence del todo a la alcaldesa electa. Se trata de Transmilenio por la carrera 68, por $3,2 billones, que esperaban adjudicar el 26 de diciembre, pero por la cantidad de observaciones la tuvieron que aplazar hasta el 23 de enero. De esta manera quedaá en manos de la administración López definir su futuro. Otras de las licitaciones pendientes, pero con menos resistencia, son los hospitales Santa Clara y Usme, los cuales se adjudicarán a finales de enero, y las obras complementarias del parque Gilma Jiménez.

 

*        *        *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

Comparte: