Publicidad
12 Feb 2021 - 1:58 p. m.

Un nuevo humedal fue descubierto en Bogotá

Se trata de “El Conejito”, ubicado dentro de la reserva Thomas Van Der Hammen. Aunque las comunidades del sector habían alertado su existencia desde el 2011, hasta ahora se pudo establecer con precisión su ubicación.
Aunque se había alertado de su existencia desde hace 10 años, fue hasta octubre del 2020 que se tuvo información contundente.
Aunque se había alertado de su existencia desde hace 10 años, fue hasta octubre del 2020 que se tuvo información contundente.
Foto: CAR

El pasado jueves, la CAR notificó el hallazgo de un nuevo humedal en la capital del país. Situado dentro del límite de la reserva Thomas Van Der Hammen, en el norte de la ciudad. El ecosistema parece estar en óptimas condiciones, mientras tanto, la entidad continúa estudiándolo para formular un Plan de Manejo Ambiental que esté acorde a sus necesidades y cuidados.

“A través de ejercicios sociales siempre estuvo en la agenda, sabíamos que estaba en el sector y realizamos varias búsquedas infructuosas, hasta que en octubre de 2020, mediante la revisión cartográfica visualizamos una mancha en medio de un sector industrial y luego de varios ejercicios catastrales y de índole legal se obtuvieron los permisos necesarios para ingresar al predio donde finalmente encontramos este tesoro”, informó Felipe Garzón, profesional en Sistemas de Información Geográfica de la CAR, quien participó en el hallazgo.

Lea: Migrar y no morir en el intento: el reto de la tingua azul

El humedal está ubicado en predios donde hasta hace poco operaba una empresa de construcción. Afortunadamente, quienes eran sus propietarios realizaron diversas labores que permiten que, hasta el momento, esté en buenas condiciones, entre ellas la restauración del ecosistema, la plantación de árboles y el aislamiento del lugar.

“Podemos decir que es un tesoro escondido dentro de un espacio lleno de actividades productivas y que se encuentra en excelentes condiciones”, afirmó Garzón.

Según la autoridad ambiental, haber descubierto este humedal permitirá ejecutar acciones de diagnóstico y realizar un planeamiento para mantenerlo en buenas condiciones. Identificarlo plenamente permitirá su integración con la estructura ecológica regional para que pueda ser parte de los corredores biológicos y servir como soporte, descanso y resguardo a diversas aves y otro tipo de especies.

Mientras tanto, se está adelantando la gestión predial y ambiental para hacer todos los estudios para comprender su dinámica, sus condiciones hídricas y el inventario de fauna y flora del lugar con el fin de poder establecer conexiones con otros elementos del territorio como la quebrada Salitrosa, el humedal La Conejera y el río Bogotá.

Le puede interesar: A punto de desaparecer: denuncian la agonía de la laguna de Suesca

Así las cosas, este humedal se sumaría a los otros 15 ya identificados en la ciudad. Por ahora, según la CAR, el paso a seguir es realizar la declaratoria de humedal y continuar con los estudios para formular posteriormente su Plan de Manejo Ambiental además de incorporarlo con el Plan de Manejo de la Reserva Forestal Regional Productora del Norte de Bogotá D.C. Thomas Van Der Hammen.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias