Publicidad
27 Jan 2022 - 1:11 p. m.

Astrónomos descubren objeto que podría ser una nueva clase de estrella

El objeto está a unos 4.000 años luz de distancia de la Vía Láctea y envía ondas de radio cada 18 minutos, convirtiéndolo en una de las fuentes más brillantes del cielo. Los resultados fueron publicados en la revista Nature.
Para los expertos, este objeto podría ser una nueva clase de estrella de neutrones, porque gira lentamente con un campo magnético ultrapotente.
Para los expertos, este objeto podría ser una nueva clase de estrella de neutrones, porque gira lentamente con un campo magnético ultrapotente.
Foto: Natasha Hurley-Walker - Nature

Un grupo de astrónomos encontró un objeto misterioso que emite ondas de radio cada 18 minutos. Este objeto pulsa con tanta energía que, aunque es más pequeño que el Sol, podría ser una de las fuentes más brillantes del cielo. Además, está ubicado a unos 4.000 años luz de distancia de la Vía Láctea. (Lea: Científicos observaron en tiempo real la explosión de una estrella)

Natasha Hurley-Walker, de la Universidad Curtin del Centro Internacional para la Investigación de Radioastronomía y líder del equipo que hizo el descubrimiento, señaló a The Guardian que “fue un poco espeluznante para un astrónomo (la aparición de este objeto) porque no hay nada conocido en el cielo que haga eso”.

Para los expertos, este objeto podría ser una nueva clase de estrella de neutrones, porque gira lentamente con un campo magnético ultrapotente. Aunque los expertos llegaron a considerar en un momento que se trataban de extraterrestres, descartaron esta hipótesis luego de determinar que la señal, una de las fuentes de radio más brillantes del cielo, era detectable en un amplio espectro de frecuencias.

Hurley-Walker explicó que las señales repetitivas primero se detectaron durante los primeros tres meses de 2018 y luego desaparecieron. “Creemos que esto podría deberse a eventos como un terremoto estelar”, apuntó la experta. Los resultados de las observaciones del equipo de expertos están publicados en la revista Nature.

Para la experta, el objeto “es un tipo de estrella de neutrones que gira lentamente y que se ha predicho teóricamente. Pero nadie esperaba detectar directamente uno como este porque no esperábamos que fueran tan brillantes”. (Puede leer: La Tierra está rodeada por una burbuja galáctica de 1.000 años luz de ancho)

Pero, ¿por qué podría considerarse que sea una estrella de neutrones? De acuerdo con la experta, porque estas estrellas se caracterizan “por ser el excedente oscuro y denso que queda después de que una estrella supermasiva arroja su material exterior en una supernova y sufre un colapso gravitatorio”.

Luego, al quedar de un menor tamaño, estas estrellas giran increíblemente rápido. Aquellas que tienen un giro rápido son detectables como púlsares que se encienden y apagan en milisegundos o segundos. Así como la encontrada por el grupo de astrónomos.

Las principales incógnitas que ahora tienen los astrónomos por resolver es “por qué el objeto recién descubierto, si es un magnetar, todavía emitía suficiente energía para ser detectable cuando se observó entre enero y marzo de 2018. De alguna manera, está convirtiendo la energía magnética en ondas de radio de manera mucho más efectiva que cualquier visto antes”, apuntó Hurley-Walker. (Lea también: Portada de revista “Nature”, a cargo de un astrofísico colombiano)

Síguenos en Google Noticias