13 Jun 2017 - 3:00 a. m.

Estudios sobre subdesarrollo en manos de desarrollados

Solo nueve por ciento de los miembros de los comités editoriales de revistas dedicadas a problemas del desarrollo viven en países del sur.

Redacción ciencia

Académicos del sur fueron identificados como autores en 14 por ciento de 2.112 artículos analizados. / El Espectador
Académicos del sur fueron identificados como autores en 14 por ciento de 2.112 artículos analizados. / El Espectador
Foto: ANDRÉS TORRES

Autores y miembros de comités editoriales de países en desarrollo están subrepresentados en las mejores revistas sobre estudios del desarrollo, según un nuevo estudio.

De acuerdo con sus coautores, a pesar de que algunos estudios han permitido la representación de autores de países en desarrollo en las ciencias sociales, poco se sabe sobre aquellos que se enfocan en el área de los estudios del desarrollo.

La investigación, publicada en la edición de abril del European Journal of Development Research, concluye que como miembros de los comités editoriales y autores, los académicos de países en desarrollo tienen un papel marginal en la producción de conocimiento académico.

Sarah Cummings, investigadora principal de este estudio, dice que de 2.112 artículos identificados, el 43 por ciento de los autores están en Estados Unidos y el Reino Unido; otro 43 por ciento proviene de países desarrollados, mientras que solo un 14 por ciento representa a países en desarrollo. Además, 62 por ciento de los 329 miembros de los comités editoriales proviene de Estados Unidos y Reino Unido, 31 por ciento de otros países desarrollados y apenas nueve por ciento de países en desarrollo.

“Uno de los aspectos más impresionantes que noté es que a los estudios del campo del desarrollo les va mucho peor que a los del campo médico”, dice Cummings a SciDev.Net.

Los investigadores recopilaron datos de diez “reconocidas revistas” en el área de los estudios del desarrollo, utilizando la base de datos Web of Science (WoS) para artículos y los sitios web de las revistas para los miembros de sus comités editoriales. Evaluaron las afiliaciones de los miembros de los comités editoriales para marzo-abril de 2015, y autores de artículos publicados entre el 2012 y el 2014.

“Si aceptamos que el desarrollo es algo que las sociedades requieren para sí mismas, entonces los estudios del desarrollo y las revistas en este campo solo podrán hacer una contribución limitada para el desarrollo si no trabajan incluyendo a colegas de países en desarrollo en sus investigaciones, como compañeros y coautores pares”, explica Cummings, quien es consultora en información y conocimiento del desarrollo.

De acuerdo con el sociólogo experto en bibliometría Yuri Jack Gómez, de la Universidad Nacional de Colombia, el resultado no sorprende: “la participación de autores del mundo en desarrollo en la ciencia mainstream ha sido históricamente baja y si en el período reciente se ha incrementado levemente ha sido como resultado de las políticas de internacionalización del mundo en desarrollo, una de cuyas estrategias ha sido la publicación en coautoría”.

Tampoco sorprende porque el WoS –utilizado como fuente de datos– “tiene serios sesgos que favorecen las revistas anglosajonas, cosa que ha sido ampliamente documentado en la literatura bibliométrica crítica producida desde América Latina”, continuó.

Y se pregunta por la calidad y confiabilidad de las revistas seleccionadas, siendo que sistemáticamente excluyen publicaciones provenientes del mundo en desarrollo. “En los servicios regionales de información como Redalyc, que es un servicio especializado en literatura de América Latina, hay por lo menos diez revistas que se ocupan de los estudios del desarrollo”.

Jemimah Njuki, oficial de programas en Kenia para el Centro Internacional de Investigación para el Desarrollo, agrega: “La subrepresentación del mundo en desarrollo en la investigación significa que estamos perdiendo una perspectiva que incluye las experiencias vividas por los científicos del Sur global”.

Para diversificar la autoría y la representación, Njuki sugiere incrementar la colaboración Sur-Sur en la investigación, y aumentar el financiamiento para los investigadores provenientes de países en desarrollo, como una vía que elimina el sesgo de la representación por el Norte global.

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

Ciencia