18 Sep 2018 - 5:01 p. m.

Francia admite que torturó y mató a matemático durante la guerra contra Algeria

El presidente francés Emmanuel Macron reconoció, por primera vez, que el Ejército de su país capturó, torturó y asesino al matemático Maurice Audin en la guerra de Algeria, ocurrida en la década de los 50.

Redacción Vivir

Maurice junto a su esposa, Josette Audin. Josette, hoy de 87 años, lleva luchando casi seis décadas para esclarecer la muerte de su marido.  / Pixabay
Maurice junto a su esposa, Josette Audin. Josette, hoy de 87 años, lleva luchando casi seis décadas para esclarecer la muerte de su marido. / Pixabay

Hace 56 años, en medio de la guerra que Francia emprendió para evitar la independencia de Algeria, el joven matemático Maurice Audin fue asesinado presuntamente por paracaidistas franceses, en 1957. Al igual que miles de personas desaparecidas en la batalla de Argel, no se encontró su cuerpo.

Hoy, el presidente galo Emmanuel Macron reconoció de manera oficial que el Ejército francés estuvo detrás de la tortura y posterior muerte de Audin. El reconocimiento, que el presidente Marcon hizo en la casa de la viuda del tunisiano, vino acompañado además de la admisión de que, durante esa guerra, el estado francés usó la tortura como “una institución legal y sistemática”. 

Es la primera vez que Francia reconoce oficialmente que usó este tipo de tácticas, que violan los derechos humanos, en esa guerra, que culminó con la independencia de Algeria del poder francés.

¿Quién era Maurice Audin?

Audin fue un brillante estudiante y desde febrero de 1953, con tan solo 22 años, comenzó a trabajar como profesor asistente en la Universidad de Argelia, mientras se codeaba con las grandes mentes matemáticas de su tiempo, como el francés Laurent Schwartz.

Además de sus actividades de investigación, Maurice Audin fue miembro del Partido Comunista de Argelia desde 1951 y estaba presenta en todas las luchas sindicales. De hecho, fue su cercanía con estos movimientos lo que le llevó a abogar por la independencia del pueblo de Algeria, entonces una colonia francesa.

Fue precisamente en medio de esa lucha cuando Audin desapareció. Más puntualmente, la última vez que se le vio con vida fue en la Batalla de Algeria, el 11 de junio de 1957, cuando cayó prisionero del ejército francés.

Su cuerpo nunca apareció, y solo hasta 1966 se hizo oficial su muerte. Sin embargo, la posición oficial de Francia respecto a él y a otros desaparecidos de la guerra, era que tras su detención se había fugado, por lo que no conocían las causa de su muerte. 

En 2001, el general Paul Aussaresses reconoció dar la orden de capturar e interrogar al matemático, pero no nada más. En 2012, el entonces presidente François Hollande ordenó al ministerio de Defensa investigar la muerte, pero nada sucedió.

Luego, en 2014, el general Paul Aussaresses –el mismo que reconoció haberlo capturado e “interrogado"– admitió haber dado la orden para asesinarlo. Tras semejante noticia, el presidente Hollande admitió, por primera vez, que Audin había muerto cuando aún estaba en manos francesas. 

Ahora, Macron fue incluso más allá. “Este es un momento histórico para un caso tan sensible como éste”, le dijo a Nature Cédric Villani, matemático y miembro del Parlamento francés.  “Les tomó seis meses terminar de redactar lo que hoy han leído. Ha sido un proceso sumamente riguroso”, añadió.

En su declaración, el presidente Macron dijo además que desde ahora, todos los registros de los desaparecidos durante ese conflicto estarán abiertos al público en general que desee consultarlos. 

Síguenos en Google Noticias