Publicidad
12 May 2022 - 10:39 p. m.

Por primera vez en la historia científicos logran cultivar plantas en suelo lunar

Para cultivar las plantas, el equipo utilizó muestras recogidas en las misiones espaciales con solo un gramo de regolito asignado a cada planta. Después añadió agua y semillas. A continuación, dice la agencia, colocaron las bandejas en cajas de terrarios en una sala limpia y añadieron una solución nutritiva diariamente.
​​Rob Ferl, a la izquierda, y Anna-Lisa Paul observando las placas llenas en parte con suelo lunar y en parte con suelo de control, ahora bajo luces de crecimiento LED. En ese momento, los científicos no sabían si las semillas germinarían en el suelo lunar. 
Créditos: Universidad de Florida, Instituto de Ciencias Agrícolas y Alimentarias / foto por Tyler Jones
​​Rob Ferl, a la izquierda, y Anna-Lisa Paul observando las placas llenas en parte con suelo lunar y en parte con suelo de control, ahora bajo luces de crecimiento LED. En ese momento, los científicos no sabían si las semillas germinarían en el suelo lunar. Créditos: Universidad de Florida, Instituto de Ciencias Agrícolas y Alimentarias / foto por Tyler Jones
Foto: Universidad de Florida, Instituto de Ciencias Agrícolas y Alimentarias

Hace más de cincuenta años los astronautas de Apolo se embarcaron en una misión: traer a la Tierra muestras del material de la superficie lunar, conocido como regolito, para que aquí se pudieran adelantar investigaciones que en su momento apenas eran ciencia ficción. Hoy una de ellas ha vuelto la ficción una realidad: la NASA ha anunciado que investigadores han hecho crecer Arabidopsis thaliana (una de las plantas más estudiada del mundo a nivel genético y fisiológico y que se encuentra distribuida por todos los continentes) en regolito lunar.

“Esta investigación es fundamental para los objetivos de exploración humana a largo plazo de la NASA, ya que tendremos que utilizar los recursos encontrados en la Luna y Marte para desarrollar fuentes de alimentos para los futuros astronautas que vivan y operen en el espacio profundo”, dijo, citado por la NASA, su administrador, Bill Nelson. La agencia señaló que este tipo de estudios podrían tener gran utilidad en la Tierra, como por ejemplo para conocer cómo las plantas pueden superar condiciones de estrés en zonas con escasez de alimentos.

Puede ver: Revelan primera imagen del agujero negro supermasivo en el centro de la Vía Láctea

Los científicos tenían dos preguntas: ¿las plantas pueden crecer en el regolito? y ¿cómo podría eso ayudar algún día a los humanos a tener una estancia prolongada en la Luna? La respuesta a la primera es sí. “No son tan robustas como las plantas cultivadas en suelo terrestre, o incluso como las del grupo de control cultivadas en un simulante lunar hecho de ceniza volcánica, pero sí crecen”, dice la NASA. La segunda pregunta se responderá después de observar cuál es el comportamiento de estas plantas en las muestras lunares.

Para cultivar las plantas, el equipo utilizó muestras recogidas en las misiones espaciales con solo un gramo de regolito asignado a cada planta. Después añadió agua y semillas. A continuación se colocaron las bandejas en cajas de terrarios en una sala limpia y añadieron una solución nutritiva diariamente. “A los dos días, ¡empezaron a brotar!”, dijo, citada por la NASA, Anna-Lisa Paul, profesora de Ciencias Hortícolas en la Universidad de Florida: “Todo brotó. No puedo describir lo asombrados que estábamos. Todas las plantas (tanto las de la muestra lunar como las de control) tuvieron el mismo aspecto hasta el sexto día”.

Puede ver: La nueva nave de la Nasa con la que se va a explorar un asteroide de metal

Después del sexto día los científicos notaron que las plantas no eran tan robustas como las del grupo de control que crecían en ceniza volcánica y que crecían de forma diferente según el tipo de muestra en la que se encontraban. Tenían las raíces y algunas hojas atrofiadas, además de una pigmentación rojiza. A los 20 días, antes de que las plantas empezaran a florecer, se estudió el ARN de las plantas, que demostró que las plantas estaban bajo estrés y habían reaccionado de la misma manera que los investigadores han visto que la Arabidopsis responde al crecimiento en otros entornos difíciles, como cuando el suelo tiene demasiada sal.

La NASA señala que la investigación abre otras preguntas: ¿Son los materiales de diferentes zonas de la Luna más propicios para el cultivo de plantas que otros? ¿Podría el estudio del regolito lunar ayudarnos a comprender mejor el regolito de Marte y, potencialmente, a cultivar plantas en ese material también?

Síguenos en Google Noticias