Publicidad
16 Jun 2022 - 5:55 p. m.

Veterinarios piden cambiar o prohibir la cría de bulldogs ingleses por su mala salud

Un nuevo estudio del Royal Veterinary College sugiere que se requiere una acción urgente para reducir muchos problemas de salud graves de los Bulldogs ingleses asociados con características exageradas.
Una nueva investigación del Royal Veterinary College (RVC) ha revelado que los Bulldogs ingleses en el Reino Unido tienen una salud más baja en general que otras razas. Foto: Pixabay
Una nueva investigación del Royal Veterinary College (RVC) ha revelado que los Bulldogs ingleses en el Reino Unido tienen una salud más baja en general que otras razas. Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Una nueva investigación de la Royal Veterinary College (RVC), una institución de estudios veterinarios británica con más de 200 años de historia, acaba de confirmar que los bulldogs ingleses tienen una salud más baja respeto a otros perros y es más probable que sufran ciertas condiciones de salud, particularmente las relacionadas con su cara chata. “La raza sigue comprometida por importantes problemas de salud que se han reconocido en los bulldogs durante más de un siglo”, señalan los investigadores, que esperan que sus hallazgos desalienten la cría y compra de estos animales con esas características en ese país y en el mundo.

Puede ver: Así es como los perros ayudan a reducir el estrés en los niños

Los científicos compararon la salud de 2.662 bulldogs ingleses con la 22.039 perros que no son bulldogs ingleses para extraer información sobre los trastornos médicos registrados en cada perro durante 2016. Los bulldogs ingleses eran más jóvenes (2,65 años frente a 4,42 años) y más pesados (25,55 kg frente a 13,54 kg). En general, se descubrió que los primeros tenían más del doble de probabilidades de tener uno o más trastornos en un solo año que las otras razas. Entre los principales trastornos con mayor riesgo para los bulldogs ingleses están la dermatitis de pliegues cutáneos y la mandíbula inferior sobresaliente.

“Lamentablemente, muchas de las características problemáticas de la raza, como una cara muy plana, pliegues faciales profundos y respiración ruidosa, todavía son percibidas por muchas personas como novedades “normales” o incluso “deseables” en lugar de problemas importantes de bienestar”, dice la institución. Son estas características, continúan los investigadores, las que han hecho de esta raza una de las más populares de Reino Unido durante la última década. En contraste, hay esfuerzos internacionales para reformar la raza hacia una conformación más moderada o, en ausencia de dicho cambio, prohibir su cría.

Puede ver: La ciencia se acerca al origen de la peste negra, la mayor pandemia de la historia

“Esta nueva investigación proporciona una fuerte evidencia de que los bulldogs modernos siguen afectados por muchas enfermedades relacionadas con la forma de su cuerpo, la mayoría de las cuales han sido reconocidas durante más de un siglo. Confirma la necesidad de seguir el ejemplo de criadores más responsables que dan prioridad a la salud en las decisiones de cría para mejorar el bienestar de esta popular e icónica raza en el futuro””, señaló, para el RVC, la Dra. Alison Skipper, coautora e historiadora veterinaria.

Se necesita un mayor progreso para reducir la alta tasa de problemas de salud en la población de bulldogs ingleses del Reino Unido, concluye el estudio: “Se recomienda encarecidamente la redefinición inmediata de la raza hacia una conformación moderada para evitar que el Reino Unido se una a la creciente lista de países donde la cría de Bulldogs ingleses está prohibida”. En esta lista hoy están países como Noruega.

Puede ver: La Academia Colombiana de Ciencias sigue esperando reunirse con Rodolfo Hernández

En el futuro, esperan los investigadores, “el Bulldog Inglés debería ser reconocido y amado por tener una cara más larga, una cabeza más pequeña y una piel sin arrugas, lo que representa una conformación más moderada y saludable. Se espera que los resultados de esta investigación desalienten la cría y compra de animales con conformaciones extremas y, en cambio, promuevan un cambio hacia la aceptación por parte del público de una conformación más moderada con una salud natural mejorada”.

“Todos los perros merecen nacer con la misma y buena salud innata al tener la capacidad natural de respirar libremente, parpadear completamente, hacer ejercicio con facilidad, tener una piel sana y plana, aparearse y dar a luz”, señaló, citado por el RVC, el dr. Dan O’Neill, autor principal del artículo: “Para razas como los bulldogs ingleses, donde muchos perros todavía tienen conformaciones extremas con mala salud innata, el público tiene un papel muy importante al exigir perros con conformaciones moderadas y saludables. Hasta entonces, los posibles propietarios deberían “detenerse y pensar antes de comprar un perro de cara chata”.

Síguenos en Google Noticias